Semana 22 del embarazo

En la semana 22 tu bebé empieza a experimentar cambios de humor: se ríe, llora y se enfada. ¿Lo sabías? Es momento de ponerle música, leerle y hablarle para que conecte con el mundo exterior.
Semana 22 del embarazo

Escrito por Amanda Sánchez Peralta, 04 Noviembre, 2017

Última actualización: 17 Mayo, 2021

Al inicio de la semana 22 ya seguro tienes la certeza del sexo de tu bebé. ¡Felicitaciones por esta gran noticia! Si aún no tienes el nombre, es adecuado empezar a buscarlo.

Sus movimientos son más vigorosos; incluso puedes notar cómo se exacerban con ciertas cuestiones particulares. Sin duda, tu voz, tus caricias en la barriga, las música que le pones o los textos que le lees influyen en ello. Recuerda que este tipo de actividades lo ayudan a comprender el mundo que lo está rodeando y que conocerá muy pronto.

En esta semana pueden presentarse algunas dificultades que son detectables con los controles prenatales y con la ayuda de las ecografías. Aunque no es necesario que te alarmes, si hasta el momento tu embarazo ha transcurrido de forma saludable, es muy probable que continúe así.

Desarrollo del bebé en la semana 22

En la semana 22 del embarazo el crecimiento del útero hace que ya sobrepase el ombligo. El bebé alcanza unos 27,5 centímetros de pies a cabeza y pesa alrededor de 430 gramos. Tiene el tamaño de una papaya y su cerebro empezará a aumentar de peso unos 90 gramos al mes.

En esta etapa se forman los párpados y las cejas; sólo faltan las pestañas, que pronto harán su aparición. Los párpados aún están fusionados, por lo que no podrá abrir los ojos, pero se asomarán en la semana 28. La forma de los labios ya está bien delimitada y los dientes comienzan a formarse dentro de las encías.

Todos sus pequeños huesos contienen médula ósea, cuya función es generar glóbulos rojos. Su piel ahora almacena finas capas de grasa que lo ayudan a regular la temperatura corporal. A medida que se almacena este tejido lipídico, las venas se hacen menos visibles.

En la semana 22 el sistema límbico del bebé está en pleno desarrollo. Este es el encargado de regular los sentimientos y las emociones, por lo que el bebé podría empezar a reír, llorar e incluso enfadarse dentro del útero. Son cambios de humor reactivos a lo que percibe. ¿No es esto increíble?

Entre sus sentidos, el del tacto se destaca. Durante el descubrimiento del mismo el bebé toca su cara, se chupa el dedo pulgar y acaricia otras partes del cuerpo que están a su alcance. Son movimientos reflejos que le permiten a sus neuronas comenzar a percibir su identidad.

Al verlo a través de las ecografías ya tiene el aspecto de un bebé a término. Lo cierto es que todavía requiere ganar peso, pues su grasa corporal apenas representa el 1 % del total. Necesita también completar el desarrollo del corazón, el cerebro y los pulmones.

En la semana 22 ya aparecen las emociones.

Tu cuerpo en la semana 22 de embarazo

En la semana 22 de gestación el cansancio será mucho más acusado. La respiración se hace más profunda y el ritmo cardíaco se acelera.

También son muy frecuentes en esta etapa los dolores de espalda. Las estrías en las zonas del abdomen, los muslos, las caderas y los pechos se hacen evidentes porque la tensión de la piel es mayor.

Entre otros síntomas comunes encontramos los siguientes:

  • Tobillos y muñecas hinchadas, en especial al final del día, ya que el útero comprime ligeramente las venas que van desde el abdomen a los miembros inferiores. Esto puede ocasionar pesadez al caminar e incluso sensación de hormigueo en los pies. Es importante descartar causas graves de este síntoma si la hinchazón es severa.
  • Aumento de peso que se empieza a hacer más notorio. Recuerda que la medida de referencia para un incremento saludable ronda el kilogramo y medio por mes.
  • Molestias en el pubis y el abdomen bajo. También es frecuente sentir que la barriga se pone dura. Esto se debe a que el útero se contrae y relaja de forma esporádica a lo largo del día. Estas contracciones, llamadas de Braxton-Hicks, te preparan para el futuro parto. No todas las madres las siente tan temprano, sino más cerca de la semana 30, pero es una posibilidad si este no es tu primera gesta.
  • Despistes a menudo. Esto se conoce como cerebro de embarazada o pregnancy brain (por su concepto en inglés). Por una parte, esta pérdida de concentración se debe al efecto hormonal, pero también hay un gran componente de ansiedad y estrés por las nuevas circunstancias.
  • Falta de sueño. El insomnio del embarazo hace que te sientas cansada e irritada. Tumbarte sobre el lado izquierdo y con una almohada entre las piernas puede ayudarte a dormir mejor, pues el principal desencadenante físico de este trastorno es lo incómodo de la barriga al recostarte.

Consejos y recomendaciones en la semana 22 del embarazo

En esta semana la mayor incomodidad estará causada por la hinchazón de piernas, generalmente al final del día. Puedes paliarla estimulando el retorno venoso. Para ello estira los miembros inferiores mientras estás sentada, realizando pequeños movimientos circulares con los pies.

Al menos una vez cada hora, levántate y estírate. Meter pies y manos en agua fría con sal gruesa ayudará a combatir la sensación de pesadez en las extremidades. Adicionalmente, para facilitar la circulación sanguínea camina al menos una hora diaria a paso ligero.

Doctora examinando los latidos del bebé con un estetoscopio.

Control del embarazo: los latidos

A partir de la semana 22 se puede escuchar el latido cardíaco del feto sin necesidad de recurrir a la ecografía doppler. Se puede oír en casa con un estetoscopio, aunque no siempre es posible, debido los movimientos y posturas del bebé. En cualquier caso, el mejor signo de vitalidad fetal es sentir que se mueve.

Resulta curioso oír el latido del corazón del bebé, ya que lo hace muy rápido. Comparado con el adulto, el feto duplica la marca, latiendo entre 120 y 160 veces por minuto.

Por otro lado, debes saber que es importante hacerse un análisis de orina y de sangre al menos una vez cada trimestre. Además, en las visitas prenatales se te medirá la barriga para comprobar que tiene un tamaño normal y saludable, creciendo al ritmo esperado.

Las panzas de embarazadas tienen diversos tamaños y formas, aún estando en la misma semana de gestación. Por ello hay un margen de 2 centímetros por encima o debajo de la medida establecida. En la semana 22 de embarazo una barriga saludable deberá medir entre 20 y 24 centímetros. De todas formas, los últimos estudios nos dicen que no es algo determinante, así que tómalo solo como referencia.

Posibles riesgos en esta etapa

En la semana 22 es posible que se presenten algunos problemas. Si bien es necesario conocerlos, lo ideal no es caer en la preocupación. De hecho, algunos de los trastornos más comunes suelen abordarse con la indicación de reposo. Entre los más preocupantes tenemos los siguientes:

  • Placenta previa: hace referencia a una ubicación más baja de lo normal de la placenta en el útero. El síntoma común es el sangrado sin dolor, que suele presentarse en el primer trimestre del embarazo como aviso, aunque en condiciones particulares recién se manifiesta en la segunda mitad de gestación.
  • Parto pretérmino o parto prematuro: como su nombre lo indica, es aquel parto que sucede antes de la semana 37 de embarazo. Los mayores riesgos se vinculan al inadecuado desarrollo de los órganos y estructuras del bebé.
  • Retraso del crecimiento intrauterino o RCIU: indica que el bebé no está cumpliendo con el peso y la talla correspondientes a su edad gestacional. Por ello es crucial la ecografía en tiempo y forma que mide al feto y permite relacionarlo con las medidas esperables para cada semana.

Preguntas frecuentes en la semana 22 de embarazo

¡Son tantas las dudas que surgen en esta etapa! Eso lo sabemos. Por ello tratamos de orientarte para brindarte información útil que disminuya tus preocupaciones.

1. ¿Qué medicamentos puedo consumir?

Si el dolor de espalda agrava o es severo, es normal que pienses en apoyarte en algún fármaco. Sin embargo, no puedes automedicarte ni mucho menos consumir medicamentos que afecten al bebé. El primer paso es acudir al médico o conversarlo durante los controles.

El paracetamol es el analgésico y antipirético más usado en el embarazo. Aún así, hay efectos secundarios que deben ser reportados. Siempre debe ingerirse la dosis recomendada.

2. ¿Qué infusiones puedo tomar?

Si te gusta consumir infusiones, el embarazo no debe alejarte de ellas. Solo debes identificar las que mejor te sientan a ti y a tu bebé en este momento. Algunas de ellas son el jazmín (con antioxidantes), el limón, el tomillo (para los cuadros de resfríos) y el jengibre (con efecto digestivo).

Semana 22: el inicio de una nueva etapa

Como pudiste darte cuenta, desde la semana 20 a esta hay cambios considerables en tu bebé y en ti. Hablamos de una nueva etapa porque ya pasamos la mitad de la gestación y se acelera el crecimiento. Es crucial que estimules a tu bebé, quien ya se encuentra con los sentidos alerta.

Empieza a llamarlo por su propio nombre, léele libros y ponle música. Junto a tu pareja dediquen todo el tiempo que puedan a estimularlo y mantenerlo alegre.

Te podría interesar...
Semana 23 del embarazo
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Semana 23 del embarazo

En la semana 23 del embarazo el bebé tiene el tamaño de un mango grande. Descubre otros detalles sobre tu pequeño en este periodo.



  • Herring, Sharon J., and Emily Oken. "Ganancia de peso durante el embarazo: Su importancia para el estado de salud materno-infantil." Annales Nestlé (Ed. española) 68.1 (2010): 17-28.
  • Zonana-Nacach, Abraham, Rogelio Baldenebro-Preciado, and Marco Antonio Ruiz-Dorado. "Efecto de la ganancia de peso gestacional en la madre y el neonato." Salud pública de México 52.3 (2010): 220-225.
  • Neilson JP. Symphysis-fundal height measurement in pregnancy. Cochrane Database of Systematic Reviews 1998, Issue 2. Art. No.: CD000944. DOI: 10.1002/14651858.CD000944