Semana 18 del embarazo

Francisco María García 5 noviembre, 2017

Semana a semana madre y bebé van cambiando en la llamada ”dulce espera”. Durante la semana 18 del embarazo, el bebé alcanza el tamaño de una fruta mediana. En este tiempo, la conexión madre – hijo se estrecha, en parte a los movimientos del bebé en el vientre. La mujer puede sentirlo más activo durante las noches.

Con suerte, en esta semana ya se podrá saber el sexo del bebé. En caso de que sea niña, sus órganos de reproducción ya estarán formados. Mientras que, en los varones, se les pueden ver sus genitales.

El bebé en la semana 18 del embarazo

En la semana 18 del embarazo, el bebé mide 14 centímetros o 5,5 pulgadas. Su peso es de 190 gramos aproximadamente. Cada vez son más vigorosos sus movimientos. En una ecografía se le podrá ver estirar y contraer sus extremidades. Así como abrir y cerrar la boca en su aprendizaje de tragar.

Desde la semana 17, el bebé ha comenzado a practicar ejercicios de respiración. Sin embargo, sus pulmones no se formarán en totalidad hasta la semana 35. Sus huesos cada vez se solidifican más. Los huesos de sus oídos y algunas terminaciones nerviosas del cerebro están casi formadas. Por lo que el bebé podrá escuchar ciertos sonidos.

Algunos especialistas recomiendan colocar música para estimular al bebé. Hay madres que optan por conversar con sus hijos. Aunque no lo parezca, esto puede ir aportando tranquilidad al niño.

Se pueden ver los vasos sanguíneos por la transparencia de su piel. Las pestañas y las cejas comienzan a aparecer. También sus orejas y ojos asumen la posición de una fisonomía normal. En una ecografía se puede observar al bebé introducir sus dedos a la boca.

Bostezar o hacer muecas. Incluso algunos bebés sufren de hipo durante el embarazado. A través de estas pruebas, se les verá incluso saltar en su cubículo natural.

Ultrasonido de la semana 18 del embarazo.

El cuerpo de mamá en la semana 18 del embarazo

Ha llegado el momento de utilizar la ropa de maternidad. Ya el vientre abultado no se podrá esconder. En la semana 18 del embarazo, la mujer podrá sentir dolor a nivel lumbar o en la espalda. Esto se debe a que el útero ha crecido más y el vientre comienza a pesar.

Las molestias pueden extenderse durante la noche, momento en el cual será difícil encontrar una posición para dormir. Lo recomendable es que la embarazada duerma recostada del lado izquierdo. De esta forma, evitará hacer presión sobre la vena cava. Esta posición contribuye a la oxigenación del bebé.

Colocar una almohada entre las piernas o debajo de la cadera, puede ayudar aliviar la espalda. El tamaño del útero también hará presión sobre la vejiga. Por esta razón, la mamá necesitaría orinar con frecuencia, sobre todo en la noche.

Otro síntoma de la semana 18 del embarazo es la perdida de concentración. Es posible que la madre se sienta desorientada y olvidadiza. La sensación se asemeja a tener la cabeza llena de agua. Esto se debe a todos los cambios hormonales que vive su cuerpo. Algunas mujeres sufren de pesadillas o trastornos del sueño. Otras pueden tener cambios radicales de humor, con mayor tendencia a la sensibilidad.

Para minimizar los efectos de este síntoma, es muy positivo que la embarazada se mantenga activa. Los ejercicios ayudan a oxigenar el cerebro y disminuyen la ansiedad y el estrés.

Por distintos motivos algunas mujeres deben coger el avión durante el embarazo.

Los cuidados de la mamá en la semana 18

Generalmente, el apetito se acrecienta durante esta semana. Además, se sienten más los llamados “antojos de maternidad”. Es importante que la embarazada cuide su alimentación a partir de esta fase de la gestación. No solo por el bien del bebé. Sino también para evitar un incremento exagerado de peso.

Para evitar una anemia, la mujer deberá aumentar su ingesta de carnes rojas, frutos secos y legumbres. De esta manera, incrementará sus niveles de hierro. Como en las semanas anteriores, el agua no puede faltar. Es importante beber un mínimo de 8 vasos al día. Tampoco pueden faltar los complementos vitamínicos y refuerzos de calcio, recetados por su médico.

El embarazo paternal

Muchos hombres se quejan de que sufren algunos de los síntomas de sus parejas durante el embarazo. Este tipo de síntomas pueden ser variados. Desde físicos como náuseas, hasta emocionales como cambios de humor o hipersensiblidad.

Te puede gustar