Semana 35 del embarazo

¿Sabes qué esperar de estos días? Estos se consideran vitales para el adecuado desarrollo del bebé y para tu salud, por lo que conocer los detalles más a fondo puede ser beneficioso para tu tranquilidad.
Semana 35 del embarazo
Diego Pereira

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 23 Febrero, 2021.

Última actualización: 23 Febrero, 2021

La semana 35 del embarazo se caracteriza por el crecimiento acelerado tanto del peso como de la talla del bebé. Esto se debe, en parte, al aumento de grasa debajo de la piel, que lo ayudará a regular su temperatura.

En estos días debes estar más atenta a tus controles médicos y preparar todo en caso de tener una fecha de parto antes de lo esperado. En esos casos, hay algunos detalles sobre los partos prematuros que es conveniente conocer.

¿Cómo está mi bebé en la semana 35?

En la semana 35 puede que te realicen un ecosonograma.

En esta etapa el bebé entra en un proceso de rápido crecimiento en cuanto al peso y la talla se refiere. Es probable que mida unos 35 centímetros y pese alrededor de 2400 gramos. Si mantienes un estilo de vida saludable, las probabilidades de que esto se mantenga creciendo de forma estable son muy altas.

¿Recuerdas la grasa subcutánea? Esta es necesaria para que todos los humanos tengan una buena regulación de la temperatura corporal, y para tu bebé será muy importante después de llegar al mundo exterior (un poco frío a veces). A estas alturas, ya tendrá más de este tejido, lo que explica en parte el aumento de peso.

Como el espacio dentro de tu útero se hace cada vez más pequeño para tu hijo, es probable que los movimientos fetales sean más bruscos y fuertes. No te preocupes, es algo normal en estas últimas semanas y siempre es increíble sentir a tu bebé moviéndose.

El desarrollo pulmonar va de la mano con la producción de una sustancia llamada surfactante, que se encuentra dispersa en unas estructuras diminutas llamadas alvéolos.

Su producción ha aumentado durante las últimas semanas, a pesar de que algunos bebés podrían experimentar dificultad para respirar en caso de un parto prematuro. Más adelante comentaremos un poco más este evento y qué puedes esperar al respecto.

¿Cómo puedo llegar a sentirme?

Los síntomas típicos que experimentaste en las últimas semanas pueden repetirse e incluso empeorar un poco en intensidad. Estos incluyen las náuseas, los vómitos, el insomnio y la lumbalgia (dolor en la parte baja de la espalda).

Estamos seguros de que la ansiedad está haciendo de las suyas en varios aspectos de tu vida. Esto puede empeorar algunos de los síntomas físicos más comunes del último trimestre. En caso de que sean excesivos y dificulten de forma considerable tu desenvolvimiento diario, acude a tu médico de confianza.

¿Es necesario acudir al médico en la semana 35?

Si estás llevando un control prenatal adecuado, es probable que el médico haya agendado una consulta para esta semana. Asegúrate de llevar todos los estudios que te haya solicitado, como serologías para algunas enfermedades infecciosas o exámenes de orina, para aprovechar la visita.

¿Tienes alguna situación particular que requiera una cesárea? Estas son variadas e incluyen haber tenido una cesárea previa, que el bebé tenga una posición poco apropiada para el parto o algunas enfermedades tuyas o del bebé. En todo caso, discute con tu médico la fecha más apropiada para el procedimiento y ve preparando todos los trámites.

¿Qué es una amenaza de parto prematuro?

Si el parto sucede en la semana 35, es prematuro.

Cuando existen contracciones regulares dolorosas entre la semana 20 y la 37, es probable que el bebé vaya a nacer antes de tiempo. Esto representa un riesgo, sin embargo, no siempre es sinónimo de que vayan a existir problemas en el futuro.

Los síntomas más frecuentes, además de las contracciones, son la expulsión de una sustancia mucosa acompañada de sangrado a través de los genitales, la expulsión de líquido amniótico debido a una rotura prematura de membranas y el dolor abdominal o en la parte baja de la espalda.

A veces ocurre sin una causa específica, pero puede desencadenarse en las siguientes situaciones:

  • Infecciones (como una pielonefritis o apendicitis).
  • Gestación múltiple.
  • Aumento en la cantidad de líquido amniótico (polihidramnios).
  • Presencia de defectos congénitos en el bebé.

El hecho de haber sufrido infecciones de forma repetida durante el embarazo, consumir drogas o tener algunas alteraciones anatómicas en el cuello uterino puede favorecer un parto pretérmino, según esta información de la Clínica Mayo.

¿Qué esperar de un parto pretérmino?

A pesar de que es poco frecuente, te damos algunos datos sobre este evento para que sepas qué esperar en estos casos:

  • Los bebés suelen requerir hospitalización en una terapia intensiva neonatal, pero en una buena proporción de los casos los niños no presentan problemas.
  • Dependiendo de la causa, es probable que se realice una cesárea.
  • El médico podría indicarte algunos medicamentos durante la semana 35 para preparar los pulmones del bebé para un parto de este tipo.

En caso de presentar los síntomas, debes acudir de forma inmediata a un servicio de urgencias que cuenta con servicio de obstetricia. Es preferible que sea el mismo en donde planificaste tener tu parto.

Preguntas frecuentes sobre la semana 35

¿Tienes algunas dudas por resolver? Responderemos algunas de las más frecuentes a continuación:

1. Estoy perdiendo un poco de orina al toser o reir, ¿es normal?

Sí. Recuerda que el bebé está creciendo a un ritmo acelerado y el útero presionará de forma constante tu pequeña vejiga. Los esfuerzos físicos pueden hacer que salga un poco de orina sin que represente un problema.

2. ¿Cómo diferenciar las contracciones reales de las falsas?

Las contracciones de Braxton-Hicks (falsas) se caracterizan por presentarse de forma esporádica y ser indoloras. Es probable que ya las hayas experimentado en las últimas semanas.

Por otro lado, las contracciones reales son dolorosas, regulares y suelen durar entre 1 y 2 minutos, existiendo un periodo de tiempo similar entre cada contracción.

¡Estás en la recta final!

Seguro que tu emoción ya está desbordando los límites, por lo que es una excelente idea disfrutar de estos días en compañía de tu pareja, familiares y amigos.

Puedes documentar estas experiencias a través de la escritura, la fotografía o incluso con vídeos para rememorarlos en el futuro. ¡Recuerda no descuidar tus visitas al médico y tener una alimentación saludable!

Te podría interesar...
¿Cómo controlar las contracciones?
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
¿Cómo controlar las contracciones?

Aprender a controlar las contracciones es un objetivo de la mayoría de mujeres embarazadas. En este artículo aprenderás más sobre ellas y cómo controlarlas.



  • Maldonado-Durán M, et al. Cambios fisiológicos y emocionales durante el embarazo normal y la conducta del feto. Perinatol Reprod Hum 2008;22:5-14.
  • Schapira I. Características del desarrollo humano perinatal. Un método para la evaluación del sistema nervioso joven. Rev Hosp Mat Inf Ramón Sardá 2004;23(2):59-69.