Semana 37 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones

En esta etapa es fundamental cumplir con las indicaciones médicas y prepararte lo mejor posible para el futuro parto. ¡Falta poco! Ahora resta esperar en paz y calma.
Semana 37 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones
Diego Pereira

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 16 julio, 2021.

Última actualización: 16 julio, 2021

¡Felicidades! Si te encuentras en la semana 37 tu bebé debería estar listo para nacer. Es curioso saber cómo pasó de ser del tamaño de una semilla hasta convertirse en un niño de 3 kilogramos en pocos meses. Todo este proceso se desarrolló en tu interior.

Por ahora, es posible que tengas algunas dudas sobre estos últimos días. Por eso hemos desarrollado las siguientes líneas, en las que encontrarás la respuesta a varias de esas interrogantes.

¿Cómo está mi bebé en la semana 37?

Sí, llegó el momento. Por fin tu bebé se encuentra a término. Llegar a la semana 37 representa un auténtico logro, porque lo que queda es esperar a que tu bebé salga al exterior. Su crecimiento es menos acelerado, pero no por eso deja de ganar peso y de aumentar de talla.

Es posible que mida 48 centímetros y pese unos 2900 gramos, aproximadamente. Es equiparable al tamaño de un atado de acelga.

Su sistema nervioso (y en particular su habilidad de mover los músculos) debería estar bien desarrollado. De hecho, ya tiene un montón de reflejos activos. Si pudieses agarrar la mano de tu hijo dentro del útero, este cerraría sus dedos de forma inmediata. ¡Inténtalo cuando nazca!

La circunferencia de su cabeza alcanza su punto más grande y seguro que te estás preguntando cómo podrá salir por la vía natural. Lo cierto es que tu cuerpo está preparado para ese evento y los huesos de su cráneo pueden superponerse uno sobre otro para amoldarse al canal de parto.

¿Cómo puedo sentirme durante la semana 37?

Mujer embarazada con contracciones durante la semana 37.

Es probable que los síntomas físicos que ya experimentaste durante las últimas semanas se mantengan, pero el nerviosismo y la ansiedad podrían destacar por encima de todo. Te entendemos. ¡Tu vida está a punto de cambiar por completo en cuestión de días u horas!

Debes estar prevenida en caso de presentar síntomas que te alarmen, como fiebre, dolor al orinar, secreciones vaginales o incluso diarrea. En cualquier caso, es recomendable acudir al médico lo antes posible.

Si comienzan las contracciones reales del trabajo de parto debes aprender a reconocerlas. Por eso, considera las siguientes características para determinar si ha llegado el momento:

  • Regularidad: las contracciones del parto son regulares, es decir, se repiten con una cierta frecuencia y cadencia que se mantiene. Luego de un tiempo, acortan el intervalo son dolor cada vez más.
  • Duración: una contracción real es sostenida en el tiempo y tiene una intensidad notoria. Entre 30 segundos y 1 minuto es el tiempo esperable para cada una.
  • Dolor: a diferencia de las contracciones de Braxton Hicks, las reales duelen.

Consejos para ti en la semana 37 de embarazo

Cada semana puede que necesites una recomendación nueva. Por ello tenemos algunas preparadas para ti.

Una vez alcanzada esta última etapa del embarazo, los médicos suelen plantear consultas semanales para evaluar tu estado de salud y el del bebé. Es probable que te realicen un tacto vaginal para verificar el estado del cuello uterino. En algunos casos, dicha estimulación podría acelerar un poco el proceso de parto.

Si todavía no llevaste al médico tus estudios correspondientes al último trimestre del embarazo, es momento de hacerlo. Esto incluye los exámenes básicos de sangre, orina y algunas serologías para enfermedades infecciosas.

Prepárate para el parto

¡Ya casi llega el momento! A pesar de que el bebé puede nacer de un momento a otro, también es posible que tarde un par de semanas en iniciar el trabajo de parto.

Mientras esperas, es recomendable que vayas preparando lo siguiente:

  • El hospital o la clínica donde te corresponde tener el parto. Pregunta si es posible recibir visitas durante tu  hospitalización.
  • No te olvides del bolso: coloca almohadas, ropa para el nuevo miembro de la familia y algunos productos de higiene personal.
  • Notifica a todos tus familiares y seres queridos que el día está próximo. ¡No queremos que agarre a alguien por sorpresa y esté lejos!
  • El lugar en el que dormirá el bebé ya debe estar bien establecido, tanto si es dentro como fuera de tu habitación.

Toma el molde de tu barriga

Es una etapa única en tu vida y debes procurar dejar cosas para recordar. Está en tendencia hacer un molde de yeso de la barriga, ¡así que no esperes más!

Incluso cuando nazca tu bebé puedes hacer unas sesiones fotográficas con ese molde y tu pequeño. Generará la ilusión de cómo se veía cuando estaba en ese lugar tan cómodo.

Buen momento para que te consientan

Es hora que te den el control remoto y coloques la programación que desees. También que te sorprendan llevándote la comida a la cama o al sofá. Lee un buen libro y escucha la música de tu agrado. Las técnicas de relajación contribuyen a reducir el estrés y, si lo tienes como hábito, seguramente reducirás el dolor al momento del parto.

Preguntas frecuentes sobre la semana 37

¿Todavía te quedan algunas dudas sobre esta etapa? Vamos a responderte algunas de las más frecuentes a continuación.

1. ¿Mi bebé debería nacer sin ningún problema por estar a término?

Mujer embarazada en la consulta médica durante la semana 37.

Si tu embarazo ha estado en orden, lo más probable es que tu bebé nazca sin ningún problema. Ya sus órganos están bien desarrollados y listos para adaptarse al mundo exterior.

En una pequeña proporción de los casos hay problemas de salud que no se detectan en las evaluaciones prenatales, pero no es momento de pensar en eso. Un control prenatal adecuado es fundamental para evitar complicaciones en el futuro.

2. ¿Hay posibilidad de tener gemelos, a pesar de que no me lo hayan dicho en las consultas?

Hoy en día los ecosonogramas suelen ser bastante precisos. Por lo tanto, es casi imposible que el médico no haya visto uno de los bebés durante las consultas. Sin embargo, al igual que en el caso anterior, existe una muy pequeña probabilidad de tener un embarazo gemelar indetectable.

3. ¿Cuántos días estaré en el hospital?

Depende de cómo haya sido el nacimiento del bebé y el estado de salud de ambos. Para esto te solicitarán algunos estudios de laboratorio que, en caso de salir alterados, podrían hacer que pasen varios días más hospitalizados.

En condiciones normales, uno o dos días suelen ser suficientes tras un parto natural. Si llegas a una cesárea, este tiempo podría prolongarse un poco, además de que requerirás cuidados especiales en tu hogar, como sucede con cualquier intervención quirúrgica.

Tranquila… ¡el momento se acerca!

Si todas tus evaluaciones médicas se encuentran en orden, no falta nada más que esperar y prepararte. Aprovecha estos días en familia y olvídate del trabajo.

Puedes planificar excelentes experiencias con tus seres queridos dentro y fuera del hogar. ¡Todos estarán a la expectativa del nuevo miembro!

Te podría interesar...
Semana 38 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Semana 38 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones

En la semana 38 del embarazo, el bebé puede nacer en cualquier momento, por lo que es importante prepararse para cualquier eventualidad.



  • Fleischman, A. R., Oinuma, M., & Clark, S. L. (2010). Rethinking the definition of "term pregnancy". Obstetrics and gynecology, 116(1), 136–139. https://doi.org/10.1097/AOG.0b013e3181e24f28
  • Elshazzly, M., Lopez, M. J., Reddy, V., & Caban, O. (2021). Embryology, Central Nervous System. In StatPearls. StatPearls Publishing.
  • Maldonado-Durán, M., Sauceda-García, J. M., Lartigue, T. (2008). Cambios fisiológicos y emocionales durante el embarazo normal y la conducta del feto. Perinatología y reproducción humana, 22, 5–14.
  • Schapira, I. (2004). Características del desarrollo humano perinatal. Un método para la evaluación del sistema nervioso joven. Revista del Hospital Materno Infantil Ramón Sardá, 23(2), 59–69.
  • López, Begoña Sanz, et al. "Alternativas no farmacológicas en el dolor del parto." Salud y cuidados durante el desarrollo (2017): 225.