Métodos para inducir el parto

Mervis Romero · 17 febrero, 2019
Ante la expectativa de cómo vas a dar a luz, surgen muchas inquietudes e interrogantes: si es cesárea o parto normal o inducido. En este último caso, debes conocer los métodos para ello.

¿Necesitas acelerar el proceso de nacimiento de tu hijo? Entonces debes conocer los diferentes métodos para inducir el parto. Sin embargo, es tu especialista quien decide cuál es el más conveniente para ti según sea tu caso.

Por lo general, el método que se utiliza para inducir el parto se determina por la condición en que se encuentre el cérvix o cuello del útero. Para ello, se emplea el test de Bishop, que consiste en palpar el cuello uterino para conocer si está en buen estado para el parto.

¿Qué significa inducir el parto y cuándo se requiere?

Inducir o provocar es el proceso de parir si este no comienza por si solo. También, puede realizarse para aumentar o acelerar las contracciones si se han detenido. Por otro lado, se recomienda inducir el parto si existe más riesgo en prolongar el embarazo que en dar a luz.

También se requiere la inducción cuando la placenta no suministra los nutrientes necesarios al feto. Otra razón importante es si se te ha pasado la fecha prevista para el parto y no tienes los síntomas para dar a luz. Esto es para evitar el riesgo de complicaciones para tu bebé. No obstante, es el médico quien decide cual es la mejor opción.

Características del cuello del útero para el parto

El tocólogo o especialista establece 4 características que debe reunir el cérvix para inducir el proceso de parto. Lo primero es verificar el borramiento del útero, pues debe estar delgado y fino para que estimule el parto. Si la consistencia es blanda, el nacimiento evoluciona muy bien. Además, la posición del cérvix debe estar centrada con respecto a la vagina.

Otro detalle importante es la distancia de la cabeza del bebé a la salida del canal de parto. Por lo que esta sucede con la dilatación del cuello uterino, que debe ir de 0 a 10 centímetros.Existen diversos métodos para inducir el parto.

4 efectivos métodos para inducir el parto

Estos son los métodos para inducir el parto que puede utilizar tu especialista si necesitas que se adelante el momento de dar a luz.

Administración de prostaglandinas

Tu especialista puede decidir administrarte prostaglandinas si tu cuello del útero no está muy preparado para el parto. La función de este medicamento es madurar el cérvix y lo prepara para la dilatación; además, produce contracciones. Este se inyecta directamente en el útero a través de un gel intracervical.

El método más utilizado actualmente es en una especie de tampón o en dosis oral de misoprostol. Esta hormona sintética a veces estimula las contracciones y no hay necesidad de administrar oxitocina.

Inducción con oxitocina

La oxitocina se administra por vía intravenosa diluida en suero en pequeñas cantidades. De esta manera, se evita una sobredosificación y un aumento excesivo de contracciones que pueden afectar la vida del bebé. La madre debe estar bien monitoreada para observar la respuesta del útero y del feto. Este método se utiliza cuando el cérvix no se ha ablandado, no está delgado ni ha comenzado a dilatar. O, por el contrario, cuando ya el útero está bien dilatado.

Este medicamento se conoce en el mercado como Pitocina. Es una hormona sintética que hace las veces de la oxitocina que produce la mujer y que actúa en el procedimiento del parto.

Sonda de Foley

Otro método para inducir el parto es la sonda de Foley. Consiste en introducir en el cérvix una sonda de uno o dos globos sin inflar en su extremo.  Luego se inflan con agua para ejercer presión en el cuello del útero. Esto logra estimular la liberación de prostaglandinas para permitir que el cérvix se abra, ablande y se produzcan las contracciones.Médicos a punto de inducir el parto.

Rotura de la bolsa amniótica

Este método es también es llamado amniorrexis artificial. Se utiliza para reforzar los efectos de las hormonas sintéticas. El ginecólogo o tu matrona introducen en el cuello uterino un instrumento largo con un gancho llamado lanceta. Es un procedimiento sin dolor y sin riesgo para el bebé y la madre.

En resumen, los métodos para inducir el parto son una forma eficaz de ayudarte a que nazca tu bebé de manera segura y sin complicaciones. Es por ello que, al conocerlos, puedes confiar en tu matrona o ginecólogo que es la mejor decisión si lo necesitas.