¿Qué es el borramiento del cuello uterino?

Cuando somos primerizas cualquier cosa nos asusta, en especial al llegar el momento del parto. Por ejemplo, escuchar frases como borramiento del cuello uterino, puede ser realmente intrigante. ¿Pasa algo malo? ¿Por qué se ha borrado el cuello del útero? A continuación te contamos de qué se trata.

A medida que se acerca el nacimiento del bebé, el cuerpo de la mujer se va adaptando para ello. Como es de suponerse, durante los meses de gestación, el útero materno fue una cápsula protectora del feto. El propósito es conservar el embarazo sin dejar escapar nada. Sin embargo, el desenlace es contrario, pues debe comenzar a dejar salir al bebé.

Ante la inminente llegada del parto, el cuello uterino pasa por un proceso de dilatación paulatino. Una mujer comienza a acortar la cérvix y dilatar lentamente, en una adaptación que puede demorar horas. Entonces, los especialistas suelen llamar borramiento a aquella situación que hace desaparecer el cuello del útero antes del parto.

¿Cómo se produce el borramiento del cuello uterino?

borramiento uterino

El borramiento del cuello uterino es un proceso normal que ocurre como preparación para que el bebé nazca. El parto vaginal requiere una dilatación gradual que garantice una expulsión correcta y segura. Sin embargo, el cuello del útero también comienza a borrarse al final del embarazo, aun cuando el parto se haya planificado por cesárea.

Es decir, a medida que se acerca el momento del nacimiento, el cuello uterino se ablanda, puede acortarse e incluso volverse más delgado hasta desaparecer perceptiblemente. Para conocer cómo se va produciendo el borramiento, los especialistas lo miden en porcentajes.

La madre para el hijo es joya, el hijo para la madre es gloria

-Proverbio chino-

Dependiendo de la proporción en el adelgazamiento del cuello, el médico podrá decir que se ha borrado el 30% o el 50%, hasta llegar al 100%. Cuando se ha producido un borramiento del 50%, por ejemplo, estamos más cerca del alumbramiento. Con el 100% borrado se puede decir que el parto está a punto de producirse.

Durante las últimas semanas de embarazo, el médico te examinará para saber cuánto del cuello uterino ha sido borrado. Cuando finalmente llegue el momento del parto, el examen se realizará más seguido. En la mujer primeriza la dilatación no ocurre antes del borramiento, pero es al revés en las mujeres con hijos.

Para saber si una mujer ya se encuentra en proceso de parto, los especialistas realizan la palpación vaginal que les permite valorar el porcentaje de borrado. Que la cérvix haya comenzado a borrarse indica que ha habido contracciones uterinas de consideración.

Por lo general el cuello uterino está compuesto por una banda muscular que conecta a la vagina con el útero. Es bastante gruesa y firme, que mide unos tres centímetros de largo. Va a cortándose hasta que se confunde con el útero, por lo que la forma de pera desaparece.

Fases de borramiento y dilatación

Se sabe que las mujeres primerizas pueden tardar más tiempo en dar a luz porque la fase de dilatación no ocurre hasta que no se ha borrado la cérvix. Este proceso puede ser muy lento, al punto de demorar días. No obstante, cuando ya ha habido un parto anterior, dilatación y borramiento suceden al mismo tiempo.

borramiento uterino 2

 

Aunque todas las mujeres son diferentes, la manera natural en que se producen estas fases, es dilatación, borramiento y expulsión. El cuello del útero puede borrarse a la par de la dilatación como ya hemos dicho. El propósito es que se produzca una dilatación desde 0 hasta un aproximado de 10 centímetros.

El borrado

El borramiento del cuello uterino comienza a ocurrir cuando faltan unas 72 horas para el parto. Un mínimo de tiempo puede ser el borrado de 48 horas, pero cada mujer es diferente.

En esta fase el cuello del útero debe acortarse hasta que quede menos de un centímetro. Es decir, debe acortarse al menos 2,5 centímetros aproximadamente.

La dilatación

Una vez que el borrado ha ocurrido, comienza la dilatación (en el caso de las primerizas). El pequeño orificio que quedó, debe comenzar a ensancharse para que quepa el bebé, a esto es a lo que se le llamada dilatación.

En cada mujer puede variar el tiempo que demora este proceso, pero siempre tardan más las primerizas. Las mujeres que ya han dado a luz antes, dilatan 1,2 centímetros por hora, mientras que las nuevas madres, solo 1 cm.

 

 

Categorías: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar