Síntomas del primer trimestre de embarazo

Francisco María García 26 febrero, 2018
Se producido la fecundación y comienza en la futura mamá el proceso de gestación. Hay que estar muy atentos a los síntomas del primer trimestre del embarazo. ¿En qué consisten?

Planificado o no, un embarazo suele traer ilusión a la madre, quien se prepara para dar amor a un nuevo ser. Los síntomas del primer trimestre de embarazo son bastante intensos, y pueden restarle felicidad al momento.

Durante ese período se producen alteraciones hormonales que preparan al cuerpo para albergar una vida. De hecho, el especialista constantemente hará referencia a los niveles de estrógeno y de progesterona, presentes en el organismo.

Cada cuerpo es distinto, pero todas las mujeres enfrentan las mismas secuelas: molestia en los pechos, náuseas, cansancio, sueño excesivo, cambios de humor repentinos, intensificación del sentido del olfato, acidez estomacal y disminución o aumento del apetito; no obstante, uno de los indicios claves es la falta de sangrado menstrual.

Dolor en los ovarios: cuidado con la causa

Antes de confirmar el embarazo, es común sentir un leve dolor en los ovarios (similar al que se presenta justo antes del inicio del periodo menstrual). La incomodidad suele venir acompañada de un sangrado rosáceo o marrón, que se debe a la implantación del óvulo fecundado en el útero.

Los síntomas del embarazo pueden confundirse con los de la menstruación.

Se debe prestar atención a la apariencia del líquido, pues su consistencia y coloración indicarán de qué se trata. Con frecuencia se presenta una o dos semanas después de la concepción. Un sangrado profuso tras la comprobación del embarazo es motivo para visitar al ginecólogo de inmediato.

Aunque lo ideal es acudir al doctor para confirmar el estado, se puede aplicar una prueba de embarazo casera cuando exista un retraso del periodo menstrual de al menos un día.

Síntomas del primer trimestre de embarazo, ¿qué cosas ocurren?

Algunos de los síntomas del primer trimestre de embarazo son la sensibilidad en las mamas, náuseas, cansancio exagerado y agotamiento. Estos malestares pueden reflejarse en el primer mes, pero se agudizan en el segundo.

Algunas mujeres prefieren cambiar de sujetador por uno más cómodo, sin aros, que se adapte al nuevo tamaño de los senos, que continuarán creciendo.

Adicionalmente, es posible notar un color más oscuro en las aureolas, alrededor del pezón, las cuales estarán un poco más grandes. La aparición de pequeñas erupciones que guardan parecido con las espinillas también es habitual.

En ocasiones las náuseas se manifiestan con leves mareos. Pueden presentarse en cualquier momento del día, pero las horas de la mañana son las más difíciles. No siempre provocarán vómitos, pero muchas madres las comparan con una sensación de “asco en el estómago”.

Se acerca el tercer mes: ¿qué le espera a la madre?

No es frecuente que durante el tercer mes se note a simple vista la barriga, pero algunas mujeres pueden tener cierto abultamiento. Para este tiempo, los senos lucirán más grandes, sensibles y con venas marcadas, mientras que la aureola estará más oscura.

Los cambios de temperamento sí son una constante. Estos sobresaltos serán drásticos y la madre podría experimentar angustia o temor de que su embarazo no culmine exitosamente.

Hay que recordar que, superado este periodo, las posibilidades de atravesar un aborto disminuyen considerablemente. El apoyo de la pareja y de los seres queridos será determinante.

El aumento de peso podría producir daños en la piel. De allí que conviene iniciar lo más pronto posible con la aplicación de cremas que prevengan las temidas estrías. Es oportuno hidratar la barriga, caderas y pechos.

Aunque no todo es malo: el cabello lucirá estupendo y las náuseas habrán desaparecido casi por completo cuando finalice este primer trimestre.

Los síntomas del primer trimestre de embarazo normalmente pasan desapercibidos.

Cuidados específicos

A veces la madre requiere un nutriente en particular o le hace falta energía para continuar la jornada. La elección del “antojo” es encabezada por los carbohidratos de fácil digestión, pero su estado de ánimo puede influir, así que el chocolate suele calificase como el favorito.

Además, el segundo mes de embarazo es el momento oportuno para la realización de la primera ecografía. No obstante, una consulta antes ofrecerá mayor seguridad. Cuanto antes se inicie el acompañamiento clínico, mucho mejor.

Es emocionante saber que en la octava semana de gestación ya se puede escuchar latir el corazón del bebé y se pueden descartar problemas relacionados con la mala ubicación del feto en el útero.

Pese a todo lo que se pueda decir, no hay nada certero cuando se habla de los síntomas del primer trimestre de embarazo. Cada mujer los experimentará de una manera diferente. Lo que sí está claro es que la alimentación y un estilo de vida saludable ayudarán a prevenir cualquier mal signo.

Te puede gustar