3 frutas ideales para la embarazada

La mujer que se encuentra en período de gestación debe llevar una dieta balanceada, pero, sobre todo, comer muchas frutas pues estas la ayudan a regular su peso, hidratarse y nutrirse bien. Para que conozcas cuáles son las tres mejores frutas que debes consumir ahora que te encuentras esperando a un bebé, quédate con nosotras, porque en el presente post te lo vamos a decir.

La fruta bomba o papaya

La papaya es una fruta rica en papaína (de ahí su nombre), una enzima con altas propiedades digestivas y analgésicas que se usa mucho para las digestiones lentas de las embarazadas y el buen funcionamiento del aparato digestivo en general.

Es recomendable contra los parásitos intestinales. También sirve como laxante y ayuda a evitar las tan molestas constipaciones durante los meses de gestación.

El consumo de la fruta bomba se sugiere además para contrarrestar los problemas asociados a la arterioesclerosis.

La fruta bomba es rica en minerales y vitaminas como la E, tan importante para:

  • Alivia la acidez estomacal común durante el embarazo
  • Evitar la degradación de los glóbulos rojos y combatir la anemia hemolítica
  • Aumentar la energía y la actividad física
  • Prevenir el aborto espontáneo
  • Combatir las infecciones pulmonares
  • Regular el nivel de azúcar en sangre y controlar la diabetes
  • Evitar los edemas tan frecuentes en el embarazo y la aparición de inflamaciones en las manos, las piernas y los pies
  • Contrarrestar los efectos del Síndrome de túnel carpiano que no pocas veces se presenta durante el embarazo
  • Mejorar la salud de la piel
  • Aumentar las defensas inmunitarias del cuerpo para combatir enfermedades.

La ingestión de la papaya es recomendable también para prevenir el cáncer de mama y el que aparece en el cuello del útero.

Algunos expertos consideran que aumenta la producción de leche materna luego del parto.

La mandarina

La mandarina posee mucha vitamina C como los restantes cítricos, por lo que resulta ideal para fortalecer el sistema inmunológico y producir más defensas que ayuden al organismo a combatir los gérmenes de manera natural.

Por si fuera poco, es apreciable por su alto contenido en vitaminas del grupo B tan importantes para:

  • La prevención de las fatigas: comunes sobre todo en el primer trimestre del embarazo
  • El buen funcionamiento del sistema nervioso central y la producción de neurotransmisores
  • La producción de energía que tanto se necesita para llevar a cabo las funciones del cuerpo y mantener una mejor calidad de vida
  • El metabolismo del hierro (mineral imprescindible durante la gestación tanto para la madre como para su futuro hijo)
  • La estabilidad de los niveles de azúcar en sangre y la producción de insulina, sobre todo para aquellas féminas que padecen de diabetes gestacional
  • El alivio de las migrañas que aquejan a algunas féminas
  • La regeneración y protección de la epidermis. El embarazo es una etapa que puede verse aquejada por la aparición de estrías, celulitis y manchas en la piel
  • Reducir la presión arterial. El control de la presión arterial suele ser tema recurrente en las embarazadas por el peligro que representa la preclamsia y eclampsia durante el mismo: difíciles cuadros clínicos que pueden provocar la muerte de la mujer y su hijo.

La manzana

La manzana es sumamente agradable, pero, sobre todo, nutritiva e ideal si estás esperando a un bebé. Por ello, no debes dejar de incluirla en tu dieta.

Entre las principales propiedades de esta fruta, que la hacen recomendables, podemos citar:

  • Sus propiedades antiinflamatorias
  • Sus efectos como antiácido natural. Reduce los problemas de la acidez estomacal y la gastroenteritis, uno de los malestares que se presentan en la gestación
  • Controla la presión arterial
  • Es antidiarreica. Previene también el estreñimiento: una dificultad en algunas embarazadas
  • Combate los edemas favoreciendo la eliminación de líquidos y preniviendo la aparición de inflamaciones
  • Reduce el colesterol
  • Es depurativa. Elimina las sustancias tóxicas que pueden almacenarse en el organismo
  • Sirve como sedante
  • Se recomienda contra los problemas del sistema urinario como la infección de los riñones: dificultad que atenta contra la salud de algunas embarazadas
  • Aumenta las defensas del sistema inmunitario. Es antigripal y tiene amplias propiedades expectorantes
  • Sirve para prevenir la diabetes
  • Se usa para reducir los calambres, tan frecuentes durante el embarazo.
Categorías: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar