6 alimentos que no deben faltar en la dieta de una embarazada

19 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
Elegir bien los alimentos durante el embarazo puede determinar la salud del bebé y la de la madre. Por ello te presentamos los que no pueden faltar en la dieta.

Lo que elijas para comer cuando estás embarazada afectará tu salud y la de tu bebé ahora y en el futuro. El embarazo es un buen momento para mejorar tu dieta, así que puedes agregando algunos de estos alimentos prenatales a tus comidas. Porque la dieta de una embarazada es importante para ella y para el bebé.

¿Sabes cuáles son los mejores alimentos para ti? ¿Es importante comer pescado o será peligroso porque contiene mercurio? ¿Necesitas comer carne? Y los huevos, ¿tendrán demasiado colesterol?

Los alimentos en la dieta de una embarazada

Incluye los siguientes alimentos en las rutinas dietéticas para evitar déficits.

Avena

La avena es un grano integral con un alto contenido en fibra. Es conocida por ser una excepcional fuente de energía y por ser rica en vitamina B1, magnesio, proteína y fósforo.

Pruébala como cereal de desayuno con leche o úsala molida en la preparación de galletas, pastelitos integrales y bollos. La avena es el ingrediente principal de la granola, la cual combina muy bien con el yogurt natural.

avena

Comer cereales integrales durante el embarazo es importante porque éstos contienen mucha fibra y nutrientes, incluyendo vitamina E que protegen las células del cuerpo.

Además de la avena, puedes incluir arroz integral, panes y tortillas hechas con harinas integrales, la quinoa e incluso las palomitas de maíz. Estas últimas son mejores sin mantequilla o aceite y procura no agregarles sal.

Espinacas

Son bien conocidas por ser ricas en hierro. También una gran fuente no láctea de calcio y vitamina D, dos elementos esenciales para los huesos en desarrollo del bebé. La espinaca fresca es deliciosa en ensaladas y las espinacas congeladas se pueden poner en sus platos cocinados, como los fideos.

Son una gran fuente de ácido fólico, una vitamina que es esencial para el embarazo y que ayuda a proteger al bebé contra las malformaciones congénitas, según un estudio publicado en Annales D’endocrinologie. El ácido fólico contribuye además a la formación de nuevos tejidos tanto de la madre como del bebé, por lo que mejora la curación y la reparación de la piel. Un alimento que no debe faltar en la dieta de una embarazada.

Huevos

Además de contener más de 12 vitaminas y minerales, los huevos tienen mucha proteína, la cual es esencial para tu embarazo. Las células del cuerpo de tu bebé, que ahora crecen y se multiplican, están hechas de proteínas.

huevos. Esenciales para la dieta de una embarazada

Además, el propio organismo necesita proteínas para el crecimiento y la reparación de los órganos que también se desarrollan en tu cuerpo, como la placenta, el útero y los senos.

¿No contienen demasiado colesterol? En realidad, el consumo de grasas saturadas es mucho más perjudicial que el colesterol presente en los huevos de forma natural.

Carnes magras

Comer carne magra te aporta hierro, vitamina B y proteínas. El hierro se ausenta frecuentemente en la dieta de las mujeres embarazadas y su carencia incrementa el riesgo de parto prematuro. Recuerda que el consumo de hierro es muy importante pues puede determinar el futuro de tu bebé.

Al comprar carne de res, elige los cortes sin grasa. Evita, sin embargo, las mortadelas y las salchichas a no ser que las vayas a consumir cocinadas sin aceite. Además de que son menos sanos, hay un pequeño riesgo de que al consumirlos puedas transmitirle algunas bacterias o parásitos dañinos al bebé.

Hígado

Esto puede que no sea del gusto de todas las mujeres, pero el consumo de hígado fresco asegura que obtengas suficiente vitaminas. Cuando se come durante el embarazo, sus vitaminas pueden mejorar el desarrollo cerebral del feto y resultar en un bebé más inteligente.

Trate de incluir hígados en un simple sofrito. No comas productos del hígado tales como salchichas o paté, ya que contienen una gran cantidad de conservantes.

Pimientos

Estos vegetales de colores son ricos en vitaminas A y C, por lo que aumentan tu inmunidad, según una investigación publicada en Nutrients. Disfrútalos como un bocadillo crujiente o cortarlos en ellos en platos salteados. Ásalos o cómelos a la parrilla con un poco de aceite de oliva y ajo, es propicio añadirlo a la dieta de una embarazada.

Vigila la dieta durante el embarazo

Cuidar la dieta es fundamental durante el embarazo. Por este motivo te recomendamos que incluyas los alimentos mencionados en las rutinas diarias. De este modo asegurarás un adecuado aporte de nutrientes.

  • Valentin M., Mazeau PC., Zerah M., Ceccaldi PF., et al., Acid folic and pregnancy: a mandatory supplementation. Ann Endocrinol, 2018. 79 (2): 91-94.
  • Carr AC., Maggini S., Vitamin C and immune function. Nutrients, 2017.