¿Es bueno comer pescado durante el embarazo?

Agetna · 28 julio, 2016

Hubo un tiempo que comer pescado durante el embarazo no era muy recomendado. Ante la pregunta de: ¿puedo comer pescado? no pocos expertos preferían la respuesta de: mejor no. Sin embargo, hoy día los platillos a base de pescados están volviendo a ser populares en las dietas de las embarazadas por el alto valor nutricional que tienen estos habitantes del mar, las presas, los lagos y los ríos.


¿Es bueno comer pescado durante el embarazo? Sí, es bueno, sobre todo algunos de ellos. En el presente artículo pretendemos informarte sobre los aportes que pueden brindarte.

El pescado azul

El pescado azul: sardinas, atún, boquerón, jurel, arenque, salmón… es una fuente de ácidos grasos omega 3. El omega 3 influye en el desarrollo, funcionamiento y la buena salud del cerebro de manera general.

980x

No pocas investigaciones arrojan que el pescado azul tiene un alto contenido de grasas poliinsaturadas que aumentan el colesterol bueno y reducen los niveles de colesterol malo en sangre, por lo que se dice que su consumo reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Este producto del mar es rico en proteínas y minerales como el calcio, el zinc y el hierro; y contiene vitaminas como la vitamina A tan importante para el mantenimiento de la retina, el crecimiento óseo, la formación de los dientes y el crecimiento de las membranas mucosas y las células epiteliales.

Otros aportes del pescado azul para la buena salud de la embarazada y el feto son la vitamina B1, la D y E, esta última, sumamente importante, dado que combate las infecciones pulmonares, estabiliza el nivel de glucosa en sangre tan necesario sobre todo para las madres que padecen de diabetes gestacional, reduce la retención de líquidos, contrarresta las anemias, evita el aborto y reduce los efectos del Síndrome de túnel carpiano.

Ahora bien, antes de ingerirlos, es imprescindible que tengas en cuenta las altas concentraciones de radioactividad, mercurio y otros metales pesados que pueden contener estos peces. Por eso te decimos: la decisión, está en tus manos.

El pescado blanco

El pescado blanco es un alimento fácil de digerir, es por ello que se recomienda durante el embarazo, principalmente para aquellas gestantes que padecen de digestiones lentas.

Así como el pescado azul, el pescado blando es rico en ácidos grasos omega 3, yodo, vitamina A, vitaminas del complejo B y la D.

El bacalao, cabracho, merluza, lenguado, rape, dorada, lubina, bonito, pescadilla… son los pescados blancos recomendables durante la gestación.

beneficios-comer-pescado-embarazo

¿Es bueno comer pescado durante el embarazo?

Con respecto a la temática del pescado y el embarazo te traemos algunos consejos.

  • Come pescado de manera moderada: El pescado, como otros alimentos, debe ser prudentemente consumido. Ten presente que en esta etapa hay que comer de manera balanceada y sin excesos en cuanto a la cantidad. Aunque el pescado es un alimento fácil de digerir recuerda que durante la gestación puedes padecer de molestias digestivas como la digestión lenta
  • Ten cuidado con su elaboración: Algo considerar es la elaboración. La mujer embarazada debe comer pescados que estén bien cocidos pues de lo contrario podría exponerse a una intoxicación alimentaria o a infectarse con ciertos parásitos que viven en el pez. Durante la gestación debe evitarse el consumo de crudos de pescado, pescados ahumados, pescados avinagrados…, cualquiera que no haya pasado por un proceso de cocción y tenga menos probabilidad de trasmitir patógenos
  • Elige pescados pequeños: Siempre que puedas opta por comprar peces no depredadores. Algunos expertos refieren la importancia de incluir en la dieta pescados pequeños pues los peces depredadores (grandes por lo general) se alimentan de otros peces y pueden albergar más cantidad de tóxicos en su organismo
  • Compra pescados cultivados en piscifactorías: Los peces que hayan sido criados en cultivos acuícolas controlados, también llamados piscifactorías, tuvieron una alimentación estricta y no fueron expuestos a la contaminación o la radiación tan perjudicial para la madre como para su hijo. Entre ellos pueden elegirse el pacú, la tilapia de agua dulce, la carpa común o carpa europea, la trucha y la perca europea
  • Quítales la piel: Para reducir el peligro de contaminantes antes de consumir cualquier pescado se recomienda quitarle la piel pues es allí donde se almacena gran parte de las toxinas que él pueda traer.