¿Por qué es importante comer verduras de hoja verde durante el embarazo?

¿Quieres que tu bebé nazca sin problemas en el desarrollo? Conoce por qué es importante comer verduras de hoja verde durante el embarazo.
¿Por qué es importante comer verduras de hoja verde durante el embarazo?
Silvia Zaragoza

Escrito y verificado por la nutricionista Silvia Zaragoza el 21 marzo, 2021.

Última actualización: 21 marzo, 2021

¿Sabías que las necesidades nutricionales aumentan durante el embarazo? Por eso, ante la incapacidad para cubrirlas mediante la alimentación, se suplementan elementos como el ácido fólico. Es una vitamina implicada en el desarrollo del futuro bebé, por lo que es fundamental incluirlas a diario durante los 9 meses de gestación. Por esta razón, queremos explicarte por qué es importante comer verduras de hoja verde durante el embarazo.

El ácido fólico pertenece a la familia de vitaminas del grupo B y es hidrosoluble. Además, se encarga de formar el cuerpo lúteo, caracterizado por su color amarillo, permitiendo que se desarrolle el feto. También interviene en la síntesis del ADN y la división celular, por lo que es imprescindible cubrir las necesidades diarias.

Malformaciones fetales, el motivo principal para comer verduras de hoja verde durante el embarazo

La formación y el cierre del tubo neural, producidos durante el crecimiento fetal, son imprescindibles para evitar problemas neurológicos y la espina bífida. Respectivamente, se manifiestan mediante la falta de coordinación y pensamiento, así como dificultad para caminar. Como consecuencia, existe mayor riesgo de aborto.

Mujer embarazada tras hacer una compra saludable con verduras de hoja verde.

Una de las causas es la falta de ácido fólico que se encuentra en las verduras de hoja verde. Además, lo más seguro es que tu médico te prescriba un suplemento de 400 microgramos diarios como prevención.

Anemia por falta de folatos

Aunque la más conocida es la producida por falta de hierro, el déficit de vitamina B9 y B12 son la causa principal de anemia megaloblástica. Se manifiesta mediante el aumento del tamaño de los glóbulos rojos y una disminución de su color rojo intenso. Por eso, se reduce el transporte de oxígeno y sangre a los tejidos. Se presenta mediante síntomas gastrointestinales como diarrea, hinchazón de la lengua por inflamación y pérdida de apetito.

Además, junto a la vitamina B6 y la B12, evitan que se acumule la homocisteína en sangre. Es una proteína derivada del metabolismo de la metionina y cuyo exceso se ha relacionado con un mayor riesgo cardiovascular.

Otras razones para comer verduras de hoja verde durante el embarazo

A pesar de que los defectos del tubo neural y la anemia son los efectos negativos más conocidos de la falta de vitamina B9, existe evidencia acerca de otras consecuencias.

Disponemos de un estudio llevado a cabo en China en el que aseguran que la suplementación e ingesta superior a 12 semanas disminuye el riesgo de nacimiento prematuro.

A raíz de la aparición de estas patologías, muchos países han optado por fortificar los alimentos. Sin embargo, algunos todavía no lo hacen y es donde se ha visto relación con la aparición de asma en niños.

Por este motivo, decidieron investigar en uno que sí lleva a cabo esta práctica de enriquecer la comida, como Estados Unidos. Aunque sí que hubo una menor incidencia de asma, es importante remarcar que es una enfermedad respiratoria asociada a factores genéticos y ambientales, por lo que podría alterar los resultados. Así que se requieren más estudios bien controlados.

Por último, se ha asociado con la subida de la presión arterial o preeclampsia. Normalmente, es multifactorial, como antecedentes familiares, tener más de 35 años, obesidad y embarazo múltiple. Sin embargo, aumentar la ingesta de ácido fólico ayuda a reducir su aparición tras suplementarse durante 3 meses con 4 microgramos al día.

¿Cómo incorporar verduras de hoja verde a diario?

Sabiendo lo anterior, ¿por qué no pruebas a incluir verduras en tu alimentación? A continuación, te damos algunas ideas y consejos con las que disfrutar. Recuerda que este grupo de alimentos son la base de una dieta saludable.

Mujer embarazada haciéndose una ensalada con verduras de hoja verde.

¿Te has planteado alguna vez prepararte una ensalada con otras hojas diferentes a la lechuga y la escarola? En la frutería encontrarás gran variedad, como canónigos, rúcula, espinacas y endibias. Añádeles una lata de pescado en aceite de oliva, tomate, zanahoria, apio o rábanos. Incluso, puedes poner unos gajos de naranja, mango o fresas troceadas y unas nueces o pasas para obtener un plato único repleto de nutrientes.

O bien, hazte unas acelgas o brócoli al vapor para luego saltearlo con un poco de ajo y pimentón o unas almendras picadas con perejil y ralladura de limón.

Además, los folatos se encuentran en las legumbres y los copos de avena, que puedes comer a diario. ¡Los guisos de garbanzos o lentejas con verduras quedan riquísimos! Y los copos hervidos con leche o bebida vegetal con una rama de canela y ralladura de limón son una delicia. ¿Te animas a probarlo?

Te podría interesar...
Guía de alimentación para embarazadas
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Guía de alimentación para embarazadas

La alimentación para embarazadas requiere especiales cuidados. De ella depende que el bebé reciba los nutrientes necesarios para desarollarse sanam...



  • Salas-Salvadó, J; Bonada Sanjaume, A; Trallero CAsañas, R; Saló Solà, ME; Burgos Peláez, R (2014) Nutrición y Dietética Clínica. 3ª edición (Barcelona) Editorial EL Servier.
  • Llamas Centeno,M J; Miguélez Lago, C (2016) Folic acid: Primary prevention of neural tube defects. Literature Review. Arch Esp Urol, 69(2): 73-83.
  • van Gool, J D; Hirche, H; Lax, H; De Schaepdrijver, L (2018) Folic acid and primary prevention of neural tube defects: A review. Reprod Toxicol, 80:73-84.
  • Radziejewska, A; Chmurzynska, A (2019) Folate and choline absorption and uptake: Their role in fetal development. Biochimie, 158: 10-19.
  • Green, R; Datta Mitra, A (2017) Megaloblastic Anemias: Nutritional and Other Causes. Med Clin North Am, 101(2): 297-317.
  • Djuric, D; Jakovljevic, V; Zivkovic,V; Srejovic, I (2018) Homocysteine and homocysteine-related compounds: an overview of the roles in the pathology of the cardiovascular and nervous systems. Can J Physiol Pharmacol, 96(10): 991-1003.
  • Liu, X; Lv, L; Zhang, H; ZhaoN; Qiu, J; Xiaochun He,X et al (2016) Folic acid supplementation, dietary folate intake and risk of preterm birth in China. Eur J Nutr, 55(4): 1411-22.
  • Trivedi, M K; Sharma, S; Rifas-Shiman, S L; Camargo Jr, C A; Weiss, S T; Oken, E et al (2018) Folic Acid in Pregnancy and Childhood Asthma: A US Cohort. Clin Pediatr, 57(4): 421-27.
  • Zheng, L; Huang, J; Kong, H; Wang, F; ¡Su, Y; Xin, H(2020) The effect of folic acid throughout pregnancy among pregnant women at high risk of pre-eclampsia: A randomized clinical trial. Pregancy Hipertens, 19:253-58.
  • Bulloch, R E; Lovell, A L; B Jordan, V M; E McCowan, L M; D Thompson, J M; Wall, C R (2018) Maternal folic acid supplementation for the prevention of preeclampsia: A systematic review and meta-analysis. Paediatr Perinat Epedemiol, 32(4): 346-57.