Cómo ayudar a un hijo que fuma porros

¿Crees que tu hijo consume porros y no sabes cómo abordar la problemática? Aquí reflexionamos sobre ello y te dejamos 6 ideas clave para ayudarle.
Cómo ayudar a un hijo que fuma porros
Laura Ruiz Mitjana

Escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana el 21 marzo, 2021.

Última actualización: 21 marzo, 2021

El consumo de sustancias como la marihuana se va extendiendo cada vez más entre el colectivo adolescente, e incluso en chicos más jóvenes. Por ello, muchos padres se preguntan “¿cómo ayudar a un hijo que fuma porros?”.

Muchas veces, tras sus causas, encontramos la necesidad que tienen los adolescentes de sentirse parte de un grupo, de sentir la aprobación de los demás, de “gustar”, el deseo de probar cosas nuevas, la búsqueda de sensaciones, la adicción que genera la propia sustancia, etc.

Será importante en estos casos indagar en sus causas y, sobre todo, buscar la conversación activa con nuestro hijo para abordar el tema. No debemos hacerlo desde la confrontación o el autoritarismo, porque eso generará que nuestro hijo se cierre en banda o se distancie de nosotros, sino desde la escucha activa y la empatía.

“La época de la adolescencia puede marcar la diferencia entre toda una vida exitosa o toda una vida de fracasos”.

-Anónimo-

¿Cómo ayudar a un hijo que fuma porros?

Aunque se trate de un tema complejo, que muchas veces requerirá ayuda profesional, os dejamos 6 ideas clave sobre cómo ayudar a un hijo que fuma porros. Son unas pequeñas acciones para empezar a abordar el problema con él, pero que pueden incluir otras futuras acciones, dependiendo de la evolución del problema.

Chica adolescente encendiéndose un porro.

No te enfrentes a él

A la hora de iniciar el primer contacto con tu hijo para hablar sobre el consumo de porros, procura no iniciarlo desde la confrontación. Establécelo como una conversación, como un vehículo para descubrir información y no para castigarlo.

Así, es recomendable que afrontes la situación con calma y serenidad, aunque sea difícil. Lo ideal es abordar el tema con normalidad y no intentar imponer autoridad.

Busca un buen momento para hablar

Otra idea clave para ayudar a un hijo que fuma porros es buscar el mejor momento para mantener esa conversación. En un momento en el que esté aparentemente tranquilo, crea un ambiente cálido y de confianza, para que se sienta más seguro y cómodo a la hora de hablar y de contar las motivaciones que le han llevado a iniciar este hábito.

Ten en cuenta su edad para ayudar a un hijo que fuma porros

No es lo mismo hablar con un preadolescente que con un adolescente o un chico más mayor. En el caso de los adolescentes, por norma general, son más reacios a iniciar la comunicación. En estas edades los chicos suelen buscar la transgresión de las normas y la aceptación por parte de su grupo de iguales.

Dialoga y reflexiona con él

En el caso de que tu hijo te comunique que fuma porros para evadirse de los problemas, por ejemplo, procura que entre en razón. Reflexiona con él sobre sus problemas y sobre qué otras maneras tiene de afrontarlos.

Puedes ofrecerle estrategias alternativas. Si la razón que te da es porque le gusta, también intenta reflexionarlo con él. Ahonda en lo que le gusta verdaderamente de los porros, en sus motivos, en las consecuencias. Puedes incluso proponerle pedir ayuda profesional.

Acompáñalo

A la hora de ayudar a un hijo que fuma porros, no se trata de castigarlo ni de victimizarlo, sino de que sienta que estás de su parte. Que buscas comprenderle y que estarás a su lado en sus decisiones.

Esto no quiere decir que aceptes todo lo que haga, sino que intentes buscar la manera de conectar con él y de que se sienta comprendido (aunque sus decisiones no las compartas).

Habla con él de pros y contras para ayudar a tu hijo si fuma porros

En línea con el punto de buscar su reflexión, puedes proponerle el ejercicio de buscar pros y contras al hecho de fumar porros. Podéis incluso anotarlo en una libreta. Se trata de que él vea que no eres su enemiga, sino su aliada, y que puedes llegar a comprender las “cosas buenas” que siente que tiene al fumar porros.

Sin embargo, será importante hacer hincapié, precisamente, en las cosas malas. Que tome conciencia de ellas, que visualice los aspectos buenos y malos a corto y largo plazo.

¿Cómo afectan los porros al cerebro del adolescente?

Según un estudio realizado en 2019 por investigadores de la Universidad de Vermont (EEUU), publicado en el Journal of Neuroscience, los cerebros de los menores que han consumido marihuana tan solo una o dos veces en la vida, tienen más volumen de materia gris en la amígdala y el hipocampo, en comparación con los que nunca habían consumido la sustancia.

La amígdala es la estructura cerebral relacionada con el miedo y las emociones y el hipocampo está implicado en el desarrollo de la memoria y las habilidades espaciales. En el mismo estudio se afirma que las diferencias en estas estructuras persistieron, a pesar del control de variables como el sexo, el estatus socioeconómico y el consumo de alcohol y tabaco.

Por otro lado, en la investigación se demostró la asociación entre el aumento del volumen de materia gris en los consumidores de marihuana de bajo nivel y las evaluaciones de razonamiento y ansiedad.

Adolescentes fumando porros.

“El desarrollo en la adolescencia se caracteriza por la oscilación entre progreso y retroceso”.

-Anónimo-

Ayudar a un hijo que fuma porros: abordar la situación

Las drogas son muy temidas por parte de padres y madres que buscan un buen desarrollo en sus hijos, así como su bienestar. Esto es así, en gran parte, porque más allá de que las drogas son desconocidas para muchos, conllevan grandes consecuencias negativas para la salud física y mental que no podemos olvidar.

Si crees que tu hijo ha empezado a fumar porros, no huyas del problema ni trates de minimizarlo. Cuanto antes lo hables con él, más fácil será empezar a trabajar en el cambio y pedir ayuda en caso de necesitarla. Recuerda que existen centros y profesionales especializados en la materia que pueden ofrecerte la ayuda adecuada para tratar este problema.

Te podría interesar...
¿Por qué fuman los adolescentes?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Por qué fuman los adolescentes?

¿Por qué fuman los adolescentes a pesar de lo perjudicial que resulta este hábito? Conocer los motivos puede ayudar a prevenir que ocurra.



  • Orr, C. et al. (2019).Grey Matter Volume Differences Associated with Extremely Low Levels of Cannabis Use in Adolescence.