¿Qué puedo hacer si el embarazo me ha quitado el apetito?

Minitza Zarzavilla · 9 febrero, 2016

Antes lo único que pasaba por mi mente era comer, pero ahora no tengo hambre. Si no me ofrecen o me obligo a comer podría pasar el día entero sin comer nada. ¿Por qué será que muchas madres experimentan la pérdida de apetito y se asustan al pensar si está todo bien en el embarazo? ¿Qué puedo hacer si el embarazo me ha quitado el apetito?

Todos los cambios asustan y sobre todo cuando tienes un ser a tu cuidado, pero a veces el mismo cuerpo experimenta ansiedad por comer o lo contrario. No hay por qué asustarse, esto es algo que ocurre muchas veces a medida que el bebé se acomoda de posición en algunas ocasiones esto puede causar la pérdida de apetito.

Causas de la pérdida de apetito

Sin duda, las causas más frecuentes que suelen provocar este síntoma en los gestantes son, por un lado, el aumento de la hormona propia del embarazo, la gonadotropina, así como la relajación de la musculatura del estómago, el estreñimiento, algunas infecciones, e incluso, cuestiones de carácter psicológico.

Durante el período de gestación, se producen en la mujer grandes cantidades de estas hormonas: gonadotropina coriónica humana, estrógeno, progesterona y somatotropina coriónica, ya que sus niveles son esenciales para la supervivencia del embarazo. Consiste en administrar los factores nutricionales y estimular cantidades necesarias de otras hormonas para mantener en óptimas condiciones el endometrio y la cavidad uterina.

En los primeros meses con las naúseas y los vómitos por lo general se pierde el apetito y es que, conforme el bebé va creciendo dentro del útero materno va relajándose a la vez la musculatura de la zona estomacal y por ello, a pesar de que la mujer coma poco, se sentirá saciada e incluso pesada y no deseará comer nada más. Sin duda, los grandes cambios que va experimentando su cuerpo pueden provocar algunas consecuencias como esta falta de apetito.

apple-15687_640

Sugerencias

Aunque la pérdida de apetito se debe a diferentes factores como ya se ha explicado nunca se debe dejar de comer ya que el bebé se está desarrollando y necesita nutrirse. ¿Qué puedo hacer si el embarazo me ha quitado el apetito?

  • La primera recomendación es informarle a tu doctor de estos cambios, él de seguro te recomendará algunos suplementos alimenticios y no dejar de comer.
  • También se debe tomar en cuenta que para el verano la famosa astenia primaveral causa más sed, por la calor uno toma más agua y esto a veces quita el hambre. En vez de solo tomar agua puedes comer frutas como sandía, melón o naranjas, y ensaladas. Lograrás refrescarte pero a la vez proporcionas nutrientes a tu cuerpo.
  • Una buena alimentación logrará un bebé sano y fuerte, por lo cual es importante que en vez de que comas a la casualidad debes programar qué vas a ingerir y que nutrientes aportará a tu bebé.
  • Puedes dividir las porciones en pequeñas cantidades para que comas más veces pero pocas cantidades.
  • Trata de variar el menú. Comer siempre lo mismo por lo general no hace que al cuerpo le apetezca comer, con solo variar las ensaladas o tal vez la presentación, causará un estímulo al cerebro y por ende tu cuerpo sentirá hambre.
a3823ad43442bfede944c0cbd2bd978f

  • En cuanto a los alimentos, conviene evitar los huevos, alimentos grasos y picantes, dando prioridad a una dieta rica en vegetales de hojas verdes y alimentos ricos en fibra. Respecto a las bebidas, lo mejor es tomar agua, infusiones o zumos naturales, evitando las gaseosas o bebidas azucaradas que llenan demasiado el estómago sobre todo antes de las comidas.
  • No tienes que seguir un horario, come cada vez que tengas hambre en un ambiente relajado y con buena compañía.
  • Para evitar la inapetencia también es preferible beber los líquidos fuera de las comidas, ya que el espacio del estómago debe ser destinado a la comida.
  • Comer mucha fibra, frutas y vegetales. A veces los problemas de la pérdida de apetito tienen que ver con el estreñimiento y una buena dieta te ayudará a tener un intestino limpio.