Medicamentos que se pueden tomar durante el embarazo

Muchos medicamentos son capaces de atravesar la placenta y generar efectos negativos en el bebé. En este sentido, es fundamental que conozcas cuáles medicamentos se pueden tomar en el embarazo.
Medicamentos que se pueden tomar durante el embarazo

Última actualización: 31 diciembre, 2021

Durante en el embarazo se presentan muchos síntomas normales, los cuales no necesariamente necesitan ser controlados con medicamentos. Además de las acostumbradas náuseas, dolores musculares o mareos, pueden existir complicaciones y los cambios hormonales podrían desestabilizar aún más el organismo de la futura madre.

También con alguna frecuencia suelen presentarse infecciones vaginales, renales o del tracto urinario, puesto que el estado de gravidez hace a la mujer propensa a la contaminación por medio de agentes biológicos externos; además el sistema inmunológico se halla mucho más débil.

Aunque existen muchos medicamentos para contrarrestar estos síntomas, los especialistas recomiendan durante los primeros tres meses del embarazo que se evite la automedicación, además de controlar el uso de muchos de estos. Al respecto, el principal motivo para la restricción es prevenir el posible riesgo en la formación del feto.

Este control durante los primeros meses, se debe a que es la etapa fundamental para que se produzca la absorción de todas las vitaminas del cuerpo de la madre y comience a formarse adecuadamente. Sin embargo, sabemos que son mínimas las partículas que pasan al líquido amniótico de todo lo que consumimos.

Por esta razón, no solo se controla el tipo de medicamento que se receta, sino la dosis recomendada en cada caso. Esto es algo muy importante de conocer por la mujer embarazada, pues constituye la prevención de patologías congénitas en el bebé.

Clasificación de los medicamentos en el embarazo

Al ser un tema tan delicado, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos estableció una clasificación sobre la seguridad de los medicamentos en el embarazo. En este sentido, los fármacos se clasifican de la siguiente manera:

  • Clase A: son aquellos fármacos que no presentan riesgos aparentes. Los medicamentos que pertenecen a esta categoría no generan efectos secundarios ni en humanos ni en animales durante la gestación.
  • Clase B: dentro de esta categoría se encuentran aquellos medicamentos que no han demostrado generar efectos nocivos en modelos animales. A pesar de que no existen muchos estudios en humanos se consideran seguros para su consumo.
  • Clase C: son todos los medicamentos que han demostrado que pueden ser perjudiciales en modelos animales durante la gestación o que aún no se ha demostrado su inocuidad. Además, no existen estudios que avalen su seguridad en el ser humano.
  • Clase D: en este caso existe un riesgo demostrado a través de estudios científicos. Estos medicamentos han mostrado generar efectos nocivos sobre el feto tanto en modelos animales como en humanos.
  • Clase X: son medicamentos que están totalmente contraindicados durante el embarazo. Su administración supone un riesgo para la salud de la madre y del feto, por lo que se deben evitar a toda costa.

Los fármacos pertenecientes a la clase A y B son seguros de consumir durante la gestación, su ingesta no tendrán ningún efecto nocivo sobre la madre o el bebé. Por su parte, las categorías C y D deben evitarse durante este periodo, ya que pueden generar efectos nocivos en el bebé. Solo deben emplearse cuando los beneficios superen a los riesgos de su administración.

Debido a la falta de control en los estudios realizados, la FDA prefirió dejar de lado la clasificación mencionada. En su lugar, se incluyen en la etiqueta información sobre los efectos en las mujeres embarazadas y la dosis considerada como segura, esta se conoció como Pregnancy and Lactation Labeling Rule. A pesar de todo, algunos países continúan usando la clasificación antigua.

¿Cuáles son los medicamentos aptos para ser tomados durante el embarazo?

f0ffb0651ecbb4681068b45b365f9532

Como dijimos anteriormente, solo se deben consumir los medicamentos de clase A y B. Para ayudar a identificar los principales tipos de medicamentos que son aptos para ser consumidos durante el embarazo, hemos creado esta lista en cuyas especificaciones se resaltan los usos para cada uno y su composición general para identificar sus diversas presentaciones.

  • Analgésicos. Son indicados para controlar dolores leves, pero no todos son inofensivos para las embarazadas. Por ejemplo, los antiinflamatorios no esteroideos pueden consumirse solo en los primeros meses de gestación. Para aliviar el dolor de cabeza se indican medicamentos a base de acetaminofén y paracetamol; estos también son efectivos en caso de fiebre y resfriado.
  • Antiácidos. Se aconsejan preferiblemente aquellos cuya composición es el magnesio; son aquellos que controlan la acidez, reflujos, gases y dolor estomacal.
  • Antihistamínicos. Para ayudar con la congestión nasal y en muchos casos contribuyen a mejorar otras alergias. Son recomendados aquellos a base de Difenhidramina, Clorfeniramina y Loratadina.
  • Antimicóticos. Estos, también conocidos como antifúngicos son imprescindibles para aliviar los problemas de infección vaginal causados por hongos. Son especialmente aquellos como Miconazol y Clotrimazol, los más recomendados.
  • Antiflatulentos. Alivian la inflamación abdominal causada por gases, se indican principalmente aquellos a base de Simeticona.
  • Laxantes y ablandadores de heces. Medicamentos como la loperamida son indicados para la diarrea, pero para ablandar las heces o laxar también se recomiendan algunos como el senokot y el senlax.

La indicación correcta

Recuerda que si estás embarazada, lo primordial en preservar tu salud y la de tu bebé, por eso es preferible no correr riesgos; automedicarse no es una opción en estos casos y aunque sabemos que son múltiples las molestias que pueden haber en este periodo, siempre tu médico tendrá lo más adecuado para ti.

También hay opciones en los remedios y tratamientos caseros. A veces las molestias se pueden aliviar cambiando de hábitos y realizando actividades saludables, sin caer en la utilización de medicinas artificiales.

Procurar siempre leer las etiquetas de los medicamentos y consulta a un especialista todas tus dudas. En ciertos casos los médicos podrán evaluar si es recomendable tomar medidas especiales y sabrán cómo hacerlo, así que evitemos riesgos innecesarios.

 

11fe3c5cddf7f61e58b4acdb573f7474

Las recetas de la abuela

Podríamos tomar en cuenta algunos consejos que a las madres de todos los tiempos les han funcionado; desde luego descartando aquellas infusiones o medicinas naturales que sabemos que no son las más adecuadas para nuestro estado. Tomar aire, caminar y actividades de relajación estimulan la oxigenación cerebral a la vez proporcionan al bebe la sensación de bienestar.

Te recordamos además que para el segundo trimestre la sensación de fatiga se vuelve un problema frecuente, por lo cual es importante adoptar posiciones adecuadas al dormir y descansar el tiempo que sea necesario para que favorezca un sano crecimiento del bebe.

Es bueno saber que pasados los cuatro meses de embarazo, desaparecen los principales síntomas; razón por la cual, debemos ser pacientes hasta estos momentos sin el temor de que debamos acudir a algún medicamento que nos preocupe.

Te podría interesar...
Medicamentos y embarazo: qué debes saber
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Medicamentos y embarazo: qué debes saber

Durante el embarazo, algunos medicamentos pueden ser peligrosos y pueden aumentar el riesgo de complicaciones en salud del bebé.