6 tips para un embarazo seguro después de un aborto

4 marzo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la maestra Marisol Rendón Manrique
Estas son algunas recomendaciones para tener un embarazo seguro después del aborto.

Tener un embarazo seguro es la preocupación de muchas mujeres, y más después de haber vivido la angustiante experiencia del aborto. Lo primero que debe hacerse es verificar que las causas de este episodio estén solucionadas o sometidas a tratamiento. Luego, el paso a seguir es recuperar el cuerpo, devolverle sus características normales y preparar todo para el nuevo bebé.

Todo este proceso requiere tiempo, atención y cuidados físicos y psicológicos que aseguren la mejor disposición de los padres. Para ello, tu médico recomendará una serie de estudios que ayuden a identificar qué causó el aborto. Con los resultados se podrán determinar las medidas necesarias para aliviar cualquier anomalía que pueda afectar a un embarazo futuro.  

«Muchos abortos espontáneos (antes de la semana 20) ocurren porque el feto no se está desarrollando normalmente. Los problemas con los cromosomas del bebé son responsables de aproximadamente el 50 % de las pérdidas de embarazos tempranos.»

– Guía de la Clínica Mayo – 

¿Cómo tener un embarazo seguro?

1. Date tiempo para recuperarte emocionalmente

Un aborto puede causar una sensación intensa de angustia, sentimientos de culpabilidad y pérdida. Naturalmente, estas no son emociones apropiadas para vivir y disfrutar el proceso de gestación de nuevo. También hay que tener en cuenta que los abortos en etapa avanzada del embarazo pueden tardar más en superarse.

2. Comprobar que no haya daños en el aparato reproductor

Después de un aborto pueden presentarse daños en los órganos internos o infecciones. En casos extremos hay riesgo de disminución o pérdida de la fertilidad. Es importante consultar con tu ginecólogo para descartar dificultades fisiológicas. Algunos exámenes médicos que pueden recomendarte para identificar las causas de abortos previos y prevenirlas, son:

  • Prueba de sangre. Para revisar el sistema inmunológico y el balance hormonal que es necesario para un embarazo seguro.
  • Test cromosómico. Para verificar que tus cromosomas y los de tu pareja no sean los causantes del aborto.Embarazo seguro después de un aborto.
  • Examen ultrasonido. Para inspeccionar el abdomen.
  • Histeroscopia. Para revisar las trompas de Falopio y el útero.
  • Sonohisterografía. Permite verificar que el suelo uterino esté en buenas condiciones.

También hay que esperar el tiempo prudente para que el ciclo menstrual recupere su regularidad, especialmente, la fase lútea. Si quieres concebir de nuevo, el suelo uterino debe estar saludable y fuerte y tus niveles de progesterona en el nivel normal.

3. Vitaminas prenatales

Al planear la llegada de un bebé a la familia, es recomendable elegir buenas vitaminas prenatales. De esta manera aumentas la cantidad y la calidad de los nutrientes esenciales que aportas al pequeño en desarrollo. Puedes obtener las de libre venta o recetadas por tu doctor. Los elementos más importantes son el ácido fólico, el calcio y el hierro.

4. Evita esfuerzos físicos excesivos en casa y en el trabajo

Tareas cotidianas del hogar que son muy simples pueden llegar a ser peligrosas cuando estás embarazada. Debes evitar acciones como la exposición a sustancias químicas o levantar objetos pesados. Tampoco es bueno que alcances cosas con banquitos o escaleras, que recojas basura con componentes tóxicos o que permanezcas de pie mucho tiempo, especialmente frente a la estufa o al horno.

5. Monitorea los cambios en tu peso

La necesidad y la demanda de nutrientes son mayores para tener un embarazo seguro. Debido a esto, es normal que aumentes algunas libras. En este sentido, es fundamental verificar que haya equilibrio en el peso: si es mucho, será difícil de perder después del parto y, si es muy poco, el bebé tendría riesgo de experimentar insuficiente crecimiento a la hora del nacimiento.

6. Mejora tus hábitos alimenticios

Además de beber la cantidad suficiente de agua, debes asegurarte de consumir seis comidas balanceadas durante el día. Las más recomendadas para las madres en gestación son aquellas ricas en folato: los cereales, espárragos, lentejas, el pescado y las naranjas serán tus mejores aliados. Recuerda que el ácido fólico contribuye al desarrollo adecuado del bebé.Embarazo seguro después de un aborto.

Además, es conveniente limitar el consumo de cafeína en la gestación. Si quieres picar un alimento entre comidas, la opción más sana es elegir una fruta con azúcar natural que aumente tus niveles de energía.

Estas recomendaciones te ayudarán a tener un embarazo seguro después de un aborto. Recuerda que para empezar debes asegurarte de estar preparada emocionalmente para garantizar un proceso afectuoso y gratificante para ti, tu pareja y el bebé que viene en camino.