Trastornos que pueden afectar a la placenta durante el embarazo

La placenta y su salud son vitales durante el embarazo, tanto para la madre como para el desarrollo fetal. La placenta proporciona oxígeno y nutrientes y filtra los desechos del feto durante el embarazo. La placenta durante el embarazo también juega un papel importante en la producción de hormonas y protege al feto de bacterias e infecciones.

La placenta se une a la pared uterina y se conecta al bebé a través del cordón umbilical. Muy a menudo la placenta se adhiere a la parte superior o lateral de la pared uterina. A veces, sin embargo, puede crecer o adjuntarse al útero de una manera que puede causar problemas de salud.

Factores de riesgo para los trastornos placentarios

El riesgo de trastornos placentarios se ve afectado por la etnia, el estilo de vida y la historia médica de la madre. En general, muchos factores influyen en la salud de la placenta, incluyendo los siguientes:

  • Etnicidad
  • Historia de fumar cigarrillos
  • Alta presion sanguinea
  • Embarazo múltiple
  • Trastornos de coagulación sanguínea materna
  • Historia de  cirugía uterina, como un parto por cesárea
  • Historia de problemas en la placenta
  • Abuso de sustancias estupefacientes, como el consumo de cocaína
  • Traumatismo abdominal, como una caída o un traumatismo contuso
  • Edad materna (las mujeres de más de 40 años tienen alto riesgo de desarrollar problemas de la placenta)
  • Ruptura prematura de membranas (el riesgo de problemas en la placenta aumenta cuando se rompe el saco amniótico antes de tiempo)
embarazo

Complicaciones que pueden afectar a la placenta durante el embarazo

Hay muchas complicaciones que pueden afectar a la placenta. A continuación vemos los trastornos más comunes:

Placenta previa

La placenta previa es una condición en la que la placenta se adhiere a la pared del útero mucho más abajo de lo normal. Al hacerlo, la placenta cubre parcial o completamente el cuello uterino. Sin embargo, esta  puede resolverse a medida que el embarazo progresa. La placenta previa puede causar sangrado vaginal antes y durante el parto. Este sangrado puede a veces ser severo.

La placenta previa puede causar las siguientes complicaciones durante el embarazo:

  • Desgarro de la placenta
  • Aumento del riesgo de infección fetal
  • Sangrado
  • Contracciones
  • Trabajo prematuro de parto

Muy a menudo se requiere un parto por cesárea para sacar al bebé de forma segura.

Desprendimiento de la placenta

El desprendimiento de la placenta ocurre cuando la placenta se separa del útero durante el embarazo. El desprendimiento puede ser parcial o completo. La presión arterial alta es un factor importante que debe ser tenido en cuenta en esta condición, ya que puede aumentar el riesgo de desprendimiento de la placenta.

El desprendimiento de la placenta se presenta con mayor frecuencia en el tercer trimestre. Es el trastorno más común de la placenta y es la principal causa de muerte fetal y neonatal. También es causa de las altas tasas de parto prematuro y restricción del crecimiento fetal.

Debido al papel que juega la placenta en el aporte de oxígeno y nutrientes, su desprendimiento puede causar la privación de estos nutrientes vitales. Esta privación puede conducir a un desarrollo anormal del feto, parto prematuro, restricción del crecimiento fetal y muerte fetal.

placenta durante el embarazo

Insuficiencia placentaria

Ya hemos visto que la placenta juega un papel vital en el desarrollo fetal, proporcionando al feto nutrientes y oxígeno y el filtrado de los productos de desecho. Sin embargo, a veces la placenta puede no funcionar correctamente. Cuando esto sucede puede dejar de suministrar cantidades adecuadas de nutrientes, causando insuficiencia placentaria.

Esta anormalidad placentaria a menudo dará lugar a la restricción del crecimiento fetal y bajo peso al nacer en los bebés. Las mujeres con insuficiencia placentaria pueden notar menos movimiento fetal. Algunos síntomas de insuficiencia placentaria son el desprendimiento de placenta, el parto prematuro  y la preeclampsia.

Infartos placentarios

Los infartos placentarios son áreas de tejido muerto que se encuentra dentro de la placenta, por lo general causados  por complicaciones de los vasos sanguíneos. Esta anormalidad placentaria disminuye el flujo sanguíneo a las zonas afectadas, que a veces pueden causar la restricción del crecimiento fetal o la muerte.

Los infartos placentarios son experimentados comúnmente por las mujeres con hipertensión severa.

Placenta adherida

La placenta adherida es una condición en la que la placenta y sus vasos sanguíneos se adhieren y crecen profundamente en la pared del útero. Aunque los factores de riesgo de esta condición no están del todo claros, sí se sabe que tener una cesárea podría aumentar el riesgo de placenta adherida en el futuro.

Esta condición médica es grave y puede tener tres formas:

  • Placenta está unida al músculo pared uterina
  • Placenta unida e a través del músculo pared uterina
  • Placenta que crece a través de toda la pared del útero y se adhiere a otros órganos circundantes.

Las complicaciones de esta enfermedad pueden incluir sangrado vaginal tercer trimestre, hemorragia postparto severa, parto por cesárea e histerectomía (extirpación del útero).

Categorías: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar