Los cambios de humor en el embarazo. ¿Cómo manejarlos?

Marisol · 9 junio, 2016

Los cambios de humor en el embarazo son síntomas recurrentes en la mayoría de las mujeres que se encuentran en este estado. No debes preocuparte de más, no eres la única que pasa por esta experiencia que hace parte del proceso de convertirte en madre.

Aunque normalmente no se pueden evitar, sí hay formas de controlar estas modificaciones en la forma en que te sientes contigo misma y con los demás.

¿Qué causa los cambios de humor en el embarazo?

Las causas pueden ser físicas o psicológicas. Las físicas comprenden aspectos como el estrés, la fatiga, los cambios en el metabolismo y la acción de los estrógenos y la progesterona.

La concentración hormonal puede afectar el nivel de neurotransmisores, que son las sustancias químicas que circulan por el cerebro y se encargan de regular el temperamento.

Los cambios de humor suelen aparecer durante el primer trimestre de la gestación, entre la sexta y la décima semana y pueden volver a aparecer en el tercer trimestre cuando el cuerpo empieza a prepararse para dar a luz.

Recomendaciones prácticas para manejar los cambios de humor en el embarazo

pregnant-1400874_640

  • Ten un sueño reparador y suficiente para que mente y cuerpo estén relajados
  • Practica alguna actividad física que no sea de alto impacto. Además de liberar el estrés y la ansiedad que aparecen durante el embarazo, tus músculos estarán en mejores condiciones para el momento del parto.
  • Ten una dieta balanceada y adecuada para tus necesidades nutricionales y las del bebé que crece en tu interior.
  • Si tienes pareja, comparte tiempo de familia; la unión y el apoyo mutuo son fundamentales para sobrellevar los cambios de humor en el embarazo.
  • Haz algo que te haga sentir bien. Las preocupaciones por los preparativos para el nacimiento y tantos cambios en tu estilo de vida, pueden llevarte a perder los espacios que dedicabas al entretenimiento y a las actividades que te apasionan. Toma una siesta, ve a caminar, recibe un masaje o comparte tiempo con tus amistades; todo esto te ayudará a mejorar tu temperamento.
  • Habla acerca de lo que te preocupa. No te ahogues en tus propios pensamientos; comparte con personas de confianza todos los miedos y situaciones que te causan ansiedad. Las personas que te quieren comprenderán tu situación y encontrarán la palabra de aliento que necesitas.
pregnant-1088240_640

¿Qué sensaciones puedes experimentar durante la gestación?

Miedo. El riesgo de aborto espontáneo, de hacer algo que pueda afectar la salud del bebé, el dolor del parto y la constante duda de si seremos o no buenas madres, son los miedos más frecuentes a los que una mujer hace frente en el embarazo.

Ansiedad. Biológicamente, es bastante probable que afloren las sensaciones de miedo y ansiedad durante el embarazo; la razón por la que esto sucede, es que el cuerpo crea un mecanismo de defensa para asegurar que el bebé se mantendrá a salvo.

Falta de memoria. Los lapsos de pérdida de memoria son bastante comunes en la gestación. El hipocampo, el área del cerebro encargada de la memoria, cambia su funcionamiento en el embarazo, por eso puedes olvidar ciertas cosas a corto plazo.

Problemas con la imagen corporal. Durante el segundo y el tercer trimestre de embarazo, los cambios corporales son bastante evidentes, circunstancia que lleva a que la mujer se perciba diferente al verse al espejo. Es normal que en algún momento de esta etapa te sientas menos atractiva y preocupada por recuperar tu figura después del parto.

¿Cuándo buscar ayuda profesional?

Si las alteraciones en el comportamiento están presentes por más de dos semanas y no parecen mejorar, tal vez requieras un poco de ayuda adicional por parte de un profesional en el tema. Muchas mujeres en el mundo experimentan depresión en la etapa de la gestación y es importante identificar las señales y tratarlas a tiempo.

Algunos de los signos de la depresión gestacional, son:

  • Ansiedad recurrente y un aumento considerable en la irritabilidad
  • Alteraciones severas en los ciclos de sueño
  • Cambios drásticos en la forma en que te alimentas
  • Incapacidad para concentrarte en una actividad por un período prolongado de tiempo
  • Pérdida de memoria a corto plazo

Si uno o más de estos síntomas se presentan por tiempo prolongado, busca asesoría profesional tan pronto como sea posible. No pierdas la oportunidad de disfrutar tranquilamente de una de las mejores experiencias que puede vivir una mujer.