Dolor en la pelvis durante el embarazo

Carlos Lara 15 febrero, 2018
El dolor en la pelvis durante el embarazo puede tener diversas causas. No obstante, para todas ellas existen remedios para reducir y aliviar el malestar.

El dolor en la pelvis durante el embarazo es una de las manifestaciones más comunes que aparecen durante el proceso de gestación. Se le conoce también como diástasis de la sínfisis del pubis.

Aunque puede presentarse en cualquier momento durante la gestación, su incidencia suele ser más común en el tercer trimestre de embarazo, etapa donde el cuerpo se empieza preparar para la llegada del parto.

En este artículo te explicaremos por qué aparece el dolor en la pelvis durante el embarazo, así como te daremos algunos consejos que te ayudarán a prevenir o aliviar los malestares que produce esta condición.

¿Cuál es la causa del dolor en la pelvis durante el embarazo?

Si bien el cuerpo siempre se prepara de forma natural para el parto cercano, no siempre es la única causa que determina la aparición o intensidad del dolor. Muchos factores pueden ser los que promueven que el dolor en la pelvis durante el embarazo aparezca, y dependiendo de los factores, variará su intensidad.

Para entender cómo otros factores pueden incidir en la aparición del dolor pélvico durante el embarazo, primero debes saber que la pelvis consta básicamente de dos partes, que se encuentran conectadas por medio de una articulación llamada sínfisis púbica.

Pues bien, al acercarse el parto, en los últimos meses de embarazo, el cuerpo libera en la zona pélvica una hormona conocida como relaxina, cuya función es la de suavizar los ligamentos de esta zona.

Además, ejerce un ejerce un efecto que le da más elasticidad a la sínfisis púbica, haciendo que los huesos pélvicos se separen más para permitir el paso del bebe durante el parto.

La apendicitis en el embarazo puede tener numerosas complicaciones.

Si la separación de los huesos de la pelvis es grande, puede convertirse en diástasis de la sínfisis púbica. Esta condición no solo dependerá del grado de separación de los huesos mencionados, sino también de otros factores, tanto relacionados con el embarazo como preexistentes a este.

Algunos factores comunes que intensifican el dolor en la pelvis durante el embarazo

El tamaño del vientre

Ya sea por el tamaño del bebe, embarazo de mellizos o simplemente una disposición natural, algunas mujeres llegan a experimentar un crecimiento de su vientre durante el embarazo superior a la media.

Esto hace que con el progreso del embarazo y consiguiente aumento del vientre, la pelvis empiece a resentir cada vez más el peso que sostiene, lo cual dependiendo del grado puede intensificar el dolor.

Sobrepeso prexistente

El dolor en la pelvis durante el embarazo puede también aparecer por un sobrepeso prexistente al inicio de la gestación.

Esto puede acentuar la carga que la pelvis recibe, y hacer que, aun sin existir una diástasis de la sínfisis pélvica, el peso mismo genere una pubalgia (hernia en el pubis) que al presentarse causara dolor en esta zona.

Esfuerzo diario

El esfuerzo muscular diario por parte de las mujeres embarazadas puede, sin ofrecer demasiados síntomas previos, generar también una pubalgia.

Enfermedades músculo-esqueléticas

Afecciones músculo-esqueléticas pueden generar inflamación en el área de la pelvis o bien debilitar los huesos o ligamentos que sostienen en mayor o menor grado el vientre, causando con ello dolor en la pelvis durante el embarazo.

Normalmente, el dolor de la pelvis durante el embarazo no se debe a una sola causa, principalmente si se trata de un dolor intenso. Este es resultado tanto de un exceso en la separación de los huesos pélvicos, como la combinación de otros factores que directa o indirectamente ponen mayor presión o sensibilidad en el área de la pelvis.

Consejos para aliviar o prevenir el dolor pélvico durante el embarazo

  • Faja pélvica: el uso de una faja pélvica puede ayudar a poner menos presión en esta zona, atenuando el dolor y haciendo más fácil las actividades diarias de mujeres embarazadas. Si se usa desde el inicio del embarazo, puede ayudar a prevenir el dolor pélvico de origen por sobrecarga.
Usar faja en el embarazo tiene sus ventajas

  • Ejercitar la zona pélvica: existen ejercicios enfocados a ejercitar la pelvis durante el embarazo en pro de un parto más sencillo y menos doloroso. Estos ejercicios permiten fortalecer los ligamentos de la sínfisis del pubis, de modo que presente una mejor flexibilidad a la hora de estirarse durante la gestación.
  • Hidroterapia: permite fortalecer los músculos de la pelvis durante el embarazo, siendo especialmente de utilidad cuando el dolor ya se encuentra presente. Esta alivia las articulaciones de la pelvis y espalda y ayuda a fortalecer las articulaciones de estas zonas gracias a la resistencia que generan los músculos al moverse por el agua.
  • Adoptar medidas especiales durante el embarazo: si bien esta demás de decir que evitar hacer ejercicio vigoroso puede ayudar a prevenir el dolor en la pelvis durante el embarazo, otros aspectos son necesarios, entre ellos mantener una postura cómoda, evitar el uso de tacones y reducir al mínimo tareas que impliquen cargar peso o agacharse.
  • Analgésicos: el uso de analgésicos para calmar el dolor pélvico durante el embarazo es una opción de emergencia o último recurso, principalmente recomendable para cuando el dolor es muy intenso o interfiere de manera notable en las actividades diarias.

Consideraciones generales

Especialmente si la embarazada se encuentra ya dentro del tercer trimestre del embarazo, es recomendable que al realizar cualquier ejercicio para la pelvis, siga directamente las indicaciones de un profesional fisioterapeuta.

Esto para evitar una lesión por sobresfuerzo o mala ejecución de algún ejercicio, lo cual puede agravar una situación presente o futura de dolor en la pelvis durante el embarazo.

Así mismo, es importante que cualquier fármaco para el dolor sea recetado por su médico, de modo que pueda recibir las indicaciones del mismo, así como asegurarse de que está tomando algo que no afecte al bebe durante su gestación.

Automedicarse durante el embarazo conlleva grandes riesgos para el desarrollo del bebe y para la salud de la madre.

Te puede gustar