Semana 38 del embarazo

Mientras tú esperas con muchas ganas el encuentro con tu bebé, él se sigue desarrollando, aunque esta vez a un ritmo menos acelerado. Descubre lo más importante sobre esta semana.
Semana 38 del embarazo
Diego Pereira

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 26 Febrero, 2021.

Última actualización: 26 Febrero, 2021

¡Ya te encuentras en la recta final! En la semana 38 del embarazo tu bebé debería estar en excelentes condiciones, siempre y cuando hayas acudido con regularidad a tus controles prenatales.

Hemos preparado las siguientes líneas con algunos datos interesantes sobre estos días, en especial si eres una madre primeriza. ¡Sigue leyendo!

¿Cómo está mi bebé en la semana 38?

Mujer embarazada durante la semana 38.

Desde la semana pasada, tu bebé se encuentra a término. Esto quiere decir que, en condiciones normales, debería estar listo para nacer en cualquier momento. ¡Sabemos lo emocionada que debes estar y, por eso, te recomendamos disfrutar al máximo posible estos días!

El crecimiento tanto del peso como de la talla de tu bebé va desacelerándose poco a poco, a la vez que ya se debería encontrar en su posición definitiva.

Si se encuentra en una presentación cefálica, es decir, con la cabeza hacia abajo, es normal. En caso de estar podálico (con las nalgas hacia abajo) o en posición transversal, es probable que el obstetra planifique una cesárea.

En esta etapa todos los sentidos de tu bebé deberían estar bien desarrollados, al igual que debe existir un buen funcionamiento del sistema óseo, cardiovascular y hematológico.

¿Cómo puedo llegar a sentirme durante la semana 38?

Algunos de los síntomas que puedes experimentar en esta la semana 38 son los siguientes:

  • Náuseas y vómitos.
  • Dolor lumbar y en las extremidades inferiores.
  • Cefalea (dolor de cabeza).
  • Nerviosismo.
  • Insomnio.
  • Contracciones uterinas.

Es probable que ya hayas presentado varios de estos síntomas en las semanas previas. Puedes cumplir con el tratamiento indicado por tu médico para aminorar estas sensaciones. Nunca debes caer en la automedicación, ya que puede causar efectos negativos sobre el bebé.

¿Es necesario acudir al médico en este periodo?

En las últimas semanas del embarazo es común que el médico planifique consultas semanales. Esto se hace con el objetivo de vigilar de cerca el estado de salud de tu bebé, ya que todavía existen muchas complicaciones que pueden evitarse con un adecuado control.

Para ello, debes realizar todos los estudios correspondientes: exámenes sanguíneos, análisis de orina y serologías para enfermedades infecciosas… Todo igual que en los otros trimestres.

Fuera de tus consultas, debes acudir a un servicio de urgencias en caso de presentar las siguientes manifestaciones clínicas:

  • Contracciones regulares y dolorosas.
  • Aparición de secreciones a través de los genitales: sangre, un líquido transparente abundante o una secreción gelatinosa entre amarilla y verdosa.
  • Fiebre (temperatura mayor a 38,3 °C).
  • Dolor o ardor al orinar.
  • Diarrea.
  • Dejar de sentir los movimientos del bebé.

Diferenciar entre las contracciones reales y las falsas

Es muy probable que en las últimas semanas hayas experimentado unas contracciones breves y esporádicas en tu abdomen. Estas se conocen como contracciones de Braxton-Hicks y solo se corresponden con la “preparación del útero” para el momento del parto.

Las contracciones reales son muy diferentes. Estas son dolorosas, muy regulares y duran entre 1 o 2 minutos. Más o menos ese es el tiempo que suele pasar entre una contracción y otra.

En caso de que presentes estos últimos síntomas y, además, hayas expulsado el tapón mucoso (ese material gelatinoso que se encuentra en el interior del cuello uterino), se estará iniciando el trabajo de parto. Debes acudir lo antes posible a un servicio médico para preparar todo.

Mujer embaraza en la consulta de la obstetra durante la semana 38.

Consejos para madres primerizas

Si este es tu primer embarazo, sabemos lo emocionada que puedes llegar a estar. Esto no solo te sucede a ti, sino también a todos tus seres queridos, quienes vivirán de forma intensa estas últimas semanas junto a ti. Para hacer más ameno este proceso, es preferible seguir las siguientes recomendaciones:

  • No tengas miedo del dolor durante el parto. Si bien es un proceso intenso, hoy en día pueden administrarse muchos anestésicos para evitar que el parto sea demasiado incómodo.
  • Intenta que tu dieta sea ligera y nutritiva.
  • El proceso de dilatación del cuello uterino durará varias horas. ¡Prepárate para estar un buen tiempo esperando a que nazca tu bebé!
  • Es conveniente asistir a clases de inducción al parto para entender mejor el proceso. Te enseñarán, por ejemplo, técnicas de respiración.
  • Una vez que se haya producido el parto, intenta dar lactancia materna lo antes posible.

Preguntas frecuentes sobre la semana 38

A continuación, aclararemos algunas de las dudas más comunes que pueden aparecer en estos días:

1. Como ya está terminando el embarazo, ¿puedo consumir alcohol?

En ningún momento del embarazo se debe consumir esta sustancia. Si bien el bebé ya debería estar bien desarrollado, existen algunas complicaciones médicas que el alcohol, al igual que el tabaco y las drogas, podrían desencadenar.

2. ¿Puedo tener relaciones sexuales?

Por lo general, no están contraindicadas las relaciones sexuales durante el embarazo. Sin embargo, una excesiva estimulación del cuello uterino durante la penetración podría favorecer el inicio del trabajo de parto. En caso de duda, puedes consultar esto con tu médico de confianza.

Un momento excelente para reflexionar

Si te encuentras en esta semana, es una gran idea pensar acerca de todos los momentos vividos en los últimos 9 meses. Si tuviste la oportunidad de documentar varios de ellos a través de la escritura, las fotografías o los vídeos, es una buena idea compartir estos recuerdos con tus seres queridos y prepararte en paz para esta nueva etapa en tu vida.

Te podría interesar...
¿Se puede evitar la episiotomía en el parto?
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
¿Se puede evitar la episiotomía en el parto?

¿Se puede evitar la episiotomía en el parto? Esta es una de las cosas que más inquieta a la mujer al dar a luz, conoce otras alternativas para evitarlo.



  • Maldonado-Durán M, et al. Cambios fisiológicos y emocionales durante el embarazo normal y la conducta del feto. Perinatol Reprod Hum 2008;22:5-14.
  • Schapira I. Características del desarrollo humano perinatal. Un método para la evaluación del sistema nervioso joven. Rev Hosp Mat Inf Ramón Sardá 2004;23(2):59-69.

Graduado en Medicina en la Universidad Central de Venezuela (2020). Ha participado en proyectos de atención médica humanitaria en comunidades rurales desatendidas con distintas ONG locales, y tiene experiencia en proyectos de investigación básica y clínica relacionados con la leishmaniasis, malaria y antropometría infantil. Fue miembro titular de la Sociedad Científica de Estudiantes de Medicina de su casa de estudios (2017-2020) y coordinador del comité científico en la quinta edición del Campamento Universitario Multidisciplinario de Investigación y Servicio (2018). Obtuvo un grado académico con honores (mención investigación) y mención honorífica cum laude por rendimiento académico. Actualmente se desempeña como médico interno y creador de contenido web relacionado al área de la salud.