Desarrollo del aparato respiratorio fetal

Para sobrevivir fuera del cuerpo de mamá, necesitamos pulmones fuertes y sanos. ¿Sabes cómo se forma el aparato respiratorio? En este artículo, te lo contamos.
Desarrollo del aparato respiratorio fetal
Marcela Alejandra Caffulli

Escrito y verificado por la pediatra Marcela Alejandra Caffulli el 07 julio, 2021.

Última actualización: 07 julio, 2021

El aparato respiratorio garantiza la supervivencia fuera del útero de la madre. Si bien se desarrolla a gran velocidad durante la etapa fetal, no estará completamente maduro hasta después del nacimiento. A decir verdad, este proceso culminará alrededor del segundo cumpleaños.

Una vez ocurrido el nacimiento, toda esta maquinaria se pondrá en marcha por primera vez y de su correcto funcionamiento dependerá la vida del bebé.

Resulta fundamental conocer cómo se desarrolla el aparato respiratorio en el feto, para comprender la importancia de cuidar la salud de la embarazada en pos de asegurar que su gestación llegue al término.

El aparato respiratorio fetal

El aparato respiratorio fetal se compone de varias estructuras además de los pulmones, los cuales a su vez serán claves para que este órgano se desarrolle adecuadamente.

Por ejemplo, para lograr que la vía aérea se estire, es necesario el ingreso de líquido amniótico desde la boca a través de los movimientos respiratorios fetales.

Una vez dentro de la vía aérea, las sustancias contenidas en el líquido estimulan a las células bronquiales para que se multipliquen y favorezcan a la ramificación del árbol respiratorio. Y como consecuencia de este estiramiento, se promueve el desarrollo de los músculos de la caja torácica, que son los responsables de las respiraciones del feto.

Antes del nacimiento, el bebé habrá desarrollado las estructuras necesarias para asegurar la respiración y el intercambio de los gases de aire. Estas son las siguientes:

  • Los pulmones.
  • Las vías respiratorias altas (como la laringe) y bajas (como la tráquea, bronquios y bronquíolos).
  • Caja torácica, conformada por huesos, músculos y ligamentos.
  • Vasos sanguíneos pulmonares.
  • Terminaciones nerviosas.
  • Mecanismos de defensa y desintoxicación.

Fases del desarrollo fetal del aparato respiratorio

Complejidad del oligohidramnios

Todo este proceso ocurre de manera organizada y secuencial. Si bien las edades pueden variar, por lo general se pueden establecer períodos temporales caracterizadas por los acontecimientos clave que en ellos ocurren.

A continuación enumeraremos las etapas de desarrollo del aparato respiratorio fetal:

1. Etapa pseudoglandular

Comprende el período que continua a la etapa embrionaria, en la que se forman las estructuras principales de las vías aéreas y los pulmones. Va desde la semana 6 hasta la 16 de gestación.

En esta etapa se completan todas las divisiones principales de la vía aérea. Al finalizar, quedarán bien diferenciadas la tráquea de los bronquios segmentarios y subsegmentarios que se ubican adentro de los pulmones. Si bien estas estructuras seguirán creciendo en diámetro, ya no continuarán ramificándose.

Además de esto, durante estas semanas se producirá el cierre de las paredes que separan la cavidad torácica (donde están los pulmones) de la cavidad abdominal (donde están los órganos digestivos).

2. Etapa canalicular

A partir de la semana 16 hasta la semana 24, la vía aérea pequeña comenzará a complejizar su estructura, formando las estructuras necesarias para el intercambio gaseoso que se llevará a cabo cuando el aire ingrese a los pulmones por primera vez.

Estas unidades de intercambio se llaman acinos y se componen de tubos respiratorios muy pequeños (bronquíolos) y varios sacos llamados alvéolos. En el interior de los alvéolos, ocurrirá finalmente el ingreso de oxígeno al cuerpo y el egreso de sustancias de desecho, como el dióxido de carbono.

3. Etapa sacular

Este período inicia hacia el final del segundo trimestre y finaliza al término del embarazo (semanas 24 a 38). La importancia de esta etapa está en que durante ella se complejizan las unidades de intercambio hasta quedar en óptimas condiciones de ser utilizadas al final del embarazo.

Durante estas semanas, los acinos se expanden y se rodean de vasos sanguíneos que llevarán el oxígeno ingresado al cuerpo hacia el corazón y el resto del organismo.

Además, comenzará a producirse una sustancia llamada surfactante, que es indispensable para que los pulmones se expandan e ingresen el aire que respiramos.

4. Etapa alveolar

A diferencia de las anteriores, esta fase inicia durante el embarazo (semana 36) y finaliza en la vida postnatal, aproximadamente a los 2 años del niño. Si bien para ese entonces el feto habrá desarrollado todas las estructuras necesarias para respirar, estas representarán solo un porcentaje de las que se observan en el pulmón adulto.

Desde el nacimiento hasta aproximadamente los 2 o 3 años de vida la superficie de intercambio de gases seguirá aumentando, ya sea por medio de la creación de nuevos acinos o la subdivisión de los mismos con tabiques.

Además, la estructura de las unidades respiratorias también sufrirá cambios, de manera de poder hacer el trabajo respiratorio de una manera más eficiente.

Surfactante: ¿para qué sirve?

El surfactante es una delgada capa de un líquido oleoso que protege la superficie de las unidades de intercambio gaseoso. Al ser una capa grasosa, evita el colapso de los alvéolos luego de la espiración (cuando exhalamos el aire de los pulmones), para que puedan volver a su estado original y recibir nuevamente el aire que inspiramos.

Además de grasas, el surfactante contiene proteínas esenciales para la defensa contra microorganismos que pudieran ingresar a los pulmones a través del aire que respiramos.

Se bien se ha visto que esta sustancia está presente en el aparato respiratorio fetal desde la semana 23 de gestación, la cantidad necesaria para cumplir sus funciones no será adecuada antes de la semana 35 de embarazo (Kallapur, 2020)

Esto trae como consecuencia la posibilidad de desarrollar el síndrome de dificultad respiratoria (SDR), en caso de que el bebé nazca prematuro.

Si bien la cantidad de surfactante que se libera al interior de los acinos no es suficiente antes de esta edad gestacional, su producción puede ser inducida por medio de medicamentos, como los corticosteroides.

En caso de patología del embarazo que requiera adelantar el parto, estos fármacos podrán ofrecerse a la madre entre la semana 24 y 34 de gestación para acelerar la maduración pulmonar del bebé y reducir los riesgos.

¡Listos para nacer!

bebe parto cesarea neonato recien nacido obstetra partera neonatolgo llora cianosis intercambio gaseoso

El aparato respiratorio comienza a desarrollarse desde el día 25 posterior a la concepción y recién estará completamente formado unos años después del nacimiento.

Durante la gestación ocurren cambios significativos que darán lugar a la creación de uno de los sistemas corporales primordiales para la vida.

Si bien el feto realiza algunos movimientos respiratorios adentro de la panza de su mamá, estos aún no cumplen la función de respirar. Este proceso de intercambio de gases lo lleva a cabo la madre, a través de la placenta.

Cuando el embarazo llega al término, luego de cumplidas las 37 semanas, el feto dispondrá de todas las estructuras necesarias para respirar por sí mismo. Conforme pasen las semanas, todas ellas se perfeccionarán aún más y de esta forma se reducirá el riesgo de padecer complicaciones respiratorias, como el SDR.

Por este motivo, es importante que la mujer embarazada realice todos los controles de salud y se tomen todas las medidas que sean necesarias para que el embarazo llegue lo más próximo al término que sea posible. Ya que, como en todos los aspectos de la vida de nuestros hijos, la maduración es una cuestión de tiempo.

Te podría interesar...
Los problemas de salud de los bebés prematuros
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Los problemas de salud de los bebés prematuros

Nacer antes de las 37 semanas de gestación conlleva, en ocasiones, complicaciones para la salud del pequeño. Los problemas de salud de los bebés pr...

 



  • Kallapur S, Jobe A. Lung Development and Maturation. Chapter 62. En: Martin R, Fanaroff A, Walsh M. Fanaroff and Martin's Neonatal-Perinatal Medicine, Eleventh Edition. Elsevier. Philadelphia. 2020. ISBN: 978-0-323-56711-4.
  • Plosa E, Guttentag S. Lung Development. Capítulo 42. En: Gleason C, Juul S. Avery’s Diseases of the Newborn. Elsevier. Philadelphia. 2018. ISBN: 978-0-323-40139-5.
  • Rozance P, Rosenberg A. Neonato. Capítulo 22. En: Gabbe S, Niebyl J, Simpson J, et al. Obstetricia. Embarazos normales y de riesgo. Elsevier. España. 2019. ISBN: 978-0-323-32108-2.
  • KidsHealth from Nemours Children´s Hospital. Tus pulmones y el sistema respiratorio. KidsHealth [internet]. Disponible en: https://kidshealth.org/es/kids/lungs-esp.html. [Acceso julio 2021].
  • Stanford Children´s Heath. Síndrome de dificultad respiratoria en bebés prematuros. [internet]. Disponible en: https://www.stanfordchildrens.org/es/topic/default?id=respiratorydistresssyndromerdsinprematurebabies-90-P05480. [Acceso julio 2021].
  • Acevedo Gallegos S, Martínez Menjivar N, Gallardo Gaona JM et al. Efectos de los esteroides como inductores de maduración pulmonar en restricción del crecimiento intrauterino. Revisión sistemática. Perinatología y Reproducción Humana. Volume 32, Issue 3, 2018, Pages 118-126, ISSN 0187-5337, [internet] Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0187533718300864. [Acceso julio 2021]