Semana 24 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones

En la semana 24 del embarazo el bebé ha desarrollado su oído interno y puede reconocer cuándo está boca abajo y cuando no. Pasa mucho tiempo durmiendo, pero también experimentando nuevas sensaciones.
Semana 24 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones

Escrito por Amanda Sánchez Peralta, 11 noviembre, 2017

Última actualización: 13 julio, 2021

En la semana 24 del embarazo el cuerpo de la madre sigue presentando una gran cantidad de cambios. Al igual que en otras etapas previas, los procesos hormonales y las variaciones en cuanto al tamaño del vientre y las molestias asociadas pueden manifestarse de una forma u otra.

En esta semana el bebé no deja de moverse y ocurren cosas dentro de ti que son sorprendentes. Aunque el feto tenga movimientos que te hagan pensar que está activo todo el día, la realidad es que algo duerme.

En esta semana se desarrollan mucho más algunos de sus sentidos y el ritmo cardiaco comienza a disminuir de manera natural. ¡No te asustes! Es lo que debe pasar para alcanzar valores adecuados a su edad gestacional.

Desarrollo del bebé en la semana 24 de embarazo

En la semana 24 del embarazo, el bebé ya mide entre 20-30 centímetros de largo y pesa aproximadamente 600 gramos. Podríamos decir que equivale al tamaño de un choclo.

En esta etapa, la piel del bebé forma una capa protectora que contiene queratina. La capa externa dermatológica reduce su contenido de líquido y se endurece. Cada día adquiere más la forma que tendrá como recién nacido.

El oído interno, que es el que controla el equilibrio, ya está preparado para que el bebé diferencie cuando está boca abajo, mientras flota en el líquido amniótico de tu útero. Es hermoso imaginar que el pequeño experimenta diferentes posiciones y movimientos.

Los pulmones del bebé en la semana 24 del embarazo se desarrollan más. Están más preparados y funcionan mejor. Aunque aún no está listo para el mundo exterior, ha mejorado su conformación anatómica. Esto es porque se comienza a producir surfactante. Esta sustancia se encarga de que los alvéolos pulmonares no colapsen al respirar. Sin surfactante es imposible el mecanismo de la ventilación humana.

El hipo fetal es un ejercicio de los pulmones. Es algo completamente normal y no hay que preocuparse por los pequeños saltos dentro del útero. Los bebés lo experimentan durante el embarazo y a lo largo del resto de su vida como infantes.

Por otro lado, los sentidos del bebé están más desarrollados. El tacto, el olfato, la audición y las papilas gustativas conforman la relación con el ambiente. A través del líquido amniótico que el bebé ha empezado a consumir en la semana 23, empieza a relacionar sabores.

Rostro de un feto en la semana 24
En la semana 24 de embarazo, el bebé mide entre 20 y 30 centímetros y sus sentidos están más desarrollados.

Bebé prematuro

Algunas veces los bebés nacen en esta etapa del embarazo. Si ello sucede, los médicos deben darle cuidados y tratamientos para que sobreviva.

En vistas a salvar la vida del prematuro se brindan cuidados intensivos. Esta fase es muy delicada, porque los pulmones no están bien formados.

En ese sentido, además de la incubación, los pediatras administran surfactantes artificiales y sustancias que estimulan la formación del mismo. Existen protocolos establecidos para hacerlo según las indicaciones médicas.

Los síntomas más comunes durante esta semana

Durante esta semana el cuerpo sigue presentando una gran cantidad de cambios. Si no han aparecido las estrías, empezarán a manifestarse pronto.

Las estrías pueden disimularse o evitarse con una buena dieta que controle el ascenso de peso durante la gestación. Estas aparecen cuando el cuerpo se somete a una distensión brusca, sobre todo en las nalgas, los pechos y los glúteos.

Otros de los síntomas que pueden aparecen en la semana 24 del embarazo son los siguientes:

  • Sofocos: en esta etapa puede haber sudor exagerado. Esto se debe a que el peso aumenta. Hay muchas formas de refrescarte, pero en caso de que no sea posible controlarlo, deberás consultar con tu médico. Lo importante es que te mantengas hidratada en todo momento y que lleves ropa ligera.
  • Irritaciones: podrás desarrollar pliegues en tu cuerpo. Debajo de los senos, por ejemplo. Es importante que te duches cuando lo consideres necesario o apliques talco para evitar complicaciones por culpa de las irritaciones en estas zonas.
  • Cansancio y palidez: durante la semana 24 del embarazo podrás presentar palidez y cansancio. Si te han diagnosticado anemia, seguro estás con suplementos de hierro para revertir el cuadro. Si no es así, el cansancio puede atribuirse a múltiples causas, como los cambios circulatorios, el mal descanso y la flexibilidad aumentada de las articulaciones.
  • Diabetes gestacional: en esta semana es muy importante que te realices un control de glucosa, pues podrías desarrollar diabetes gestacional. En realidad, el médico será quien te solicitará una prueba de tolerancia oral a la glucosa, que se prescribe entre la semana 24 y la 28.

Consejos y recomendaciones en la semana 24 del embarazo

Si vas a viajar en esta semana, entonces toma algunas precauciones. El coche no está contraindicado, pero la posición del asiento y la colocación del cinturón de seguridad se debe ajustar a la barriga. Es importante que te informes de estos detalles para no cometer errores.

Si vas a viajar en avión o en tren considera que pueden aparecer náuseas y vómitos con el movimiento. Busca un punto fijo para mirar y no comas abundante antes de usar el medio de transporte.

En esta etapa el abdomen ya ha aumentado en gran manera, por lo que hay dolores en la espaldaSi se agravan puedes consultar a un experto y nunca automedicarte.

Debes estar bajo control médico

Todas las madres deben estar en control con un médico durante las fases del embarazo. Hacerse chequeos permite detectar complicaciones a tiempo y asegurar la correcta evolución de la gesta.

Es de gran importancia cuidar la dieta. Para ello, el asesoramiento nutricional es clave. Existen pautas de alimentación para cada trimestre que previenen enfermedades y aportan las sustancias adecuadas para el bebé.

Los profesionales de la salud también te aconsejarán sobre las sustancias tóxicas que están prohibidas. Aquí nos referimos al alcohol y al cigarrillo. Pero también los fármacos no autorizados para el embarazo son peligrosos, ya que pasan al bebé por la placenta y lo afectan.

El control médico implica también la indicación de las vacunas pertinentes para tu estado. Algunas infecciones se previenen con la inmunización y evitas así que virus y bacterias alcancen a tu bebé, con consecuencias graves, como las malformaciones. La mayoría de los países proponen la triple bacteriana acelular y la antigripal como obligatorias.

Mujer en la semana 24 de embarazo
El control médico durante el embarazo es fundamental para asegurarse de que todo vaya bien.

Preguntas frecuentes en la semana 24 de embarazo

¡Felicidades, tu embarazo está cada vez más adelantado! Puede que en este momento tengas muchas cosas resueltas. La lista de chequeo se compone de la confirmación del sexo, la elección del nombre, las adecuaciones en la casa, la primera ropa y hasta los padrinos.

1. ¿Es momento de darme de baja en el trabajo?

Esta es una duda frecuente. El cansancio y el peso hacen que estés cada vez más agotada, sin ganas de trabajar y con dificultades de concentración. La cuestión es que si no hay una causa médica, aún no te darán la baja.

Si estás trabajando a tiempo completo es probable que debas seguir haciéndolo. Siempre es posible conversar con tu empleador para flexibilizar el horario y que puedas tener prioridad de descanso.

Entre las causas más comunes de la baja laboral prematura encontramos las siguientes:

2. ¿Hay algún riesgo si acudo a una cita con el dentista?

En el embarazo hay mucho riesgo de que se generen sangrados, heridas e infecciones en la boca. No tener una buena higiene oral hará que se presenten patologías odontológicas.

Así que siempre y cuando lo necesites, será seguro acudir al dentista para revisar tu salud oral y prevenir riesgos. La gingivitis es habitual.

3. ¿Puedo tener preeclampsia en esta semana?

Sí, la preeclampsia puede aparecer en cualquier etapa del embarazo. Con esto no debes preocuparte, pero sí centrarte en identificarla.

Entre los síntomas más comunes están la elevada tensión arterial, el dolor de cabeza que no cesa, inflamación en las extremidades y cambios urinarios. Para prevenirla o detectarla a tiempo, tus controles prenatales son esenciales.

La determinante semana 24 de embarazo

Como puedes darte cuenta, en esta semana se define la viabilidad del bebé. Aunque su desarrollo avanza, es una etapa en la que deben monitorearse los cambios, en especial el de sus pulmones.

Además, hay mucho por disfrutar. En especial si piensas en lo que ha cambiado tu hijo y las cosas que hace aún estando en tu interior. Flota en el líquido amniótico mientras experimenta sensaciones, sabores y texturas. Ya casi llega la hora de tenerlo en brazos.

Te podría interesar...
Semana 25 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Semana 25 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones

La semana 25 del embarazo es una etapa crucial para la madre y el bebé. En esta fase los pequeños pulmones forman surfactante.



  • Huamán Guerrero, Moisés, and Alberto Sosa Olavarría. "Madurez pulmonar fetal: evaluación ecográfica,¿ es confiable?." Revista Peruana de Ginecología y Obstetricia 61.4 (2015): 427-432.
  • Morales-Barquet, D. A., et al. "Protocolo clínico de atención en el recién nacido con síndrome de dificultad respiratoria." Perinatología y Reproducción Humana 29.4 (2015): 168-179.
  • Menéndez Robledo, Elena, et al. "Conocimientos sobre seguridad vial en mujeres embarazadas." Metas de enfermería 16.1 (2013): 8-14.