Semana 23 del embarazo

Diego · 12 noviembre, 2017

Aunque la mujer debe cuidarse durante todo el proceso de gestación, en la semana 23 del embarazo se debe tener mayor cuidado con todo aquello que pimplique esfuerzo físico, ya que esto incide directamente en el desarrollo de los pulmones del bebé.

Durante la semana 23 del embarazo el bebé mide 11 centímetros y pesa medio kilo, aproximadamente. Por lo general, el feto tiene el tamaño de un mango grande. En esta fase, la madre podrá sentir los movimientos dentro de su vientre. Cabe destacar que se pueden estimular los movimientos del bebé mediante la música u otros estímulos gentiles.

Características del feto

Color sonrosado

En esta etapa, los bebés ya tienen un color sonrojado, no importa cuál sea el color que tendrán sus ojos y piel. En esta semana también están muy arrugados. La piel del pequeño todavía es muy fina y las venas se le notan en gran manera. El verdadero color de piel viene en su primer año de vida.

Pulmones en desarrollo

Durante la semana 23 del embarazo, los pulmones están en pleno desarrollo, aunque aún faltan varios meses para que estén formados. Esta es la razón por la cual es de gran importancia que la madre evite hacer cualquier esfuerzo, tenga moraderación con las actividades físicas y procure tener un buen reposo.

Encías sensibles

Cuando la mujer está embarazada, sus tejidos tienen más afluencia de sangre, esto incluye los de la boca. Cuando esto ocurre, la mujer puede presentar sangrado en las encías, algo conocido como gingivitis del embarazo.

Aunque la mujer presente estas molestias, se debe seguir cepillando con cuidado y debe usar hilo dental. Si nota que la gingivitis empeora entonces debe acudir a un experto. La periodontitis es una de las enfermedades de encías mas graves, es cuando el hueso se infecta. Por esto es importante que acuda cuanto antes al médico si su problema se agrava.

Según los expertos en el tema cada pequeño se desarrolla de manera distinta, incluso cuando está en la barriga. Es importante conocer como es su desarrollo durante los nueve meses de gestación.

La madre en la semana 23 del embarazo

En este momento, el cuerpo presenta una gran cantidad de cambios, los dolores de cabeza disminuyen. Las mujeres presentan dolores de cabeza por los cambios hormonales y de circulación. La congestión nasal también es la culpable de los dolores.

Hinchazón en el cuerpo

En la Semana 23 del embarazo la mujer también experimenta hinchazón en el cuerpo. Los tobillos y los pies suelen hincharse, esto se denomina edema y ocurre por los cambios en la química de la sangre.

Se agranda el útero

Durante la semana 23 del embarazo el útero se agranda. Cuando el útero crece las venas se presionan, esto ocasiona presión sobre las venas y ocasiona una mala circulación en las piernas. El edema suele empeorar durante el día; sin embargo, esto desaparece después del parto. Por otra parte, esto también provoca que la mujer orine más después del parto.

Exceso de líquido

El exceso de líquido de la semana 23 del embarazo, se elimina luego del parto. La mujer tiende a orinar más de lo normal, de esa manera el cuerpo elimina el líquido acumulado. Aunque las mujeres experimentan muchos cambios hormonales, todos estos se regulan luego del parto.

¿Qué forma tiene un bebé de 23 semanas?

Durante la semana 23 del embarazo, el bebé es muy pequeño, pero su forma ya está completa. Luego de esta semana en cuerpo sigue formándose por dentro y fortaleciendo sus órganos. Durante esta semana, sus cejas y cabello adquieren el color que está en su ADN. 

Estiramientos del feto

En esta semana el pequeño hace varios estiramientos como bostezar, dormir y estirarse. Sus músculos ya están mucho más desarrollados y los órganos del oído. Como consecuencia el bebé responderá a los sonidos del ambiente. Con el pasar del tiempo ya será capaz de distinguir cada sonido y a recordarlos.

Recomendaciones

El embarazo puede transcurrir de manera satisfactoria, todo depende de cómo se cuida la madre. La madre debe comer sano y llevar una dieta equilibrada y variada. Lo más importante es consumir alimentos llenos de vitaminas y nutrientes. La dieta debe llevar frutas, cereales, verduras, legumbres y lácteos. Siempre hay que tener presente en gran valor nutritivo que aporta el pescado.

Una dieta equilibrada incluye consumir suficiente leche y tomar mucha agua. Las verduras y legumbres son esenciales, también los jugos con poca azúcar. Es importante que la madre evite el café y las bebidas con licor.

Suplementos vitamínicos recomendados

Para que la dieta esté completa se deben consumir suplementos. Los suplementos vitamínicos deben ser recetados por el médico, deben incluir calcio. El ácido fólico es fundamental consumirlo en el embarazo, junto con minerales y vitaminas.

Beneficios del yodo y el hierro

Durante la semana 23 de embarazo es fundamental consumir hierro y yodo, de esta forma se ayuda al feto. Para que el feto se desarrolle de la manera correcta necesita muchos nutrientes. Cuando la madre deja de consumir vitaminas, el feto sufre malformaciones y problemas. Es por esto que la mujer debe cuidar en gran manera su alimentación.

La futura madre debe hacerse constantes chequeos médicos, de esa manera mantendrá controlado el embarazo. Es importante que use la ropa adecuada, debe evitar la ropa ajustada o que apriete su abdomen. Durante esta semana se presentan muchos cambios, la mujer debe cuidar más aun su piel.

El sueño durante la semana 23 del embarazo

Durante la semana 23 el sueño se perjudica, aun así es importante que la mujer trate de dormir. Para conciliar el sueño, se puede tomar té de manzanillas antes de dormir. Por otra parte, se recomienda evitar, por todos los medios, recurrir a medicamentos para conciliar el sueño, ya que estos suelen generar adicción en el organismo, entre otros inconvenientes.