Tomar paracetamol en el embarazo: efectos secundarios

Francisco María García · 8 noviembre, 2017
El consumo de paracetamol en el embarazo es seguro y, por lo general, no provoca complicaciones. No obstante, existen ciertos riesgos y efectos secundarios asociados que toda embarazada debería conocer.

Aunque es uno de los medicamentos más seguros durante la gestación, su administración no está exenta de riesgos. El consumo debe ser controlado y siempre bajo prescripción médica. A continuación, te presentamos diferentes aspectos sobre las ventajas y peligros de tomar paracetamol en el embarazo.

Paracetamol: de qué se trata

Este fármaco es un analgésico antipirético, es decir, que calma el dolor y quita la fiebre, respectivamente. No tiene efecto antiinflamatorio y se utiliza habitualmente para aliviar dolores de cabeza, malestares de espalda y resfriados.

Se calcula que un 60% de las embarazadas lo utilizan; no obstante, es una medicina que atraviesa la placenta. Es decir, que llega al feto, lo que origina riesgos y efectos secundarios no deseados para la gestación.,

¿Cuáles son los efectos de tomar paracetamol en el embarazo?

Si no se toma de manera prolongada, el paracetamol es un medicamento seguro, siempre que esté indicado por un médico. En muchas ocasiones se prescribe para calmar alguna dolencia en embarazadas, tales como dolores de cabeza, espalda y resfriados.

Tomar paracetamol en el embarazo puede entrañar ciertos riesgos y efectos secundarios.

Por los efectos secundarios que este analgésico puede tener en el feto, es importante no automedicarse. Y más aun sabiendo que se trata de un fármaco que habitualmente se encuentra en los hogares. Algunos de estos efectos secundarios son:

Asma y alergia

Al suministrarse durante el segundo y tercer trimestre de embarazo, el uso de paracetamol puede causar asma en el bebé. Según estudios realizados, el riesgo de padecer asma es un 25% mayor en bebés cuyas madres han tomado este fármaco.

También se asocia el uso de este medicamento a la probabilidad de que el bebé sufra alergias y otros problemas respiratorios.

Problemas en el desarrollo neuronal

Administrar paracetamol durante un tiempo prolongado en el tercer trimestre de embarazo puede provocar problemas cognitivos y motores en el feto.

Un estudio revela que aquellas madres que usaron paracetamol más de 28 días seguidos habrían tenido niños con un desarrollo cognitivo menor. Además, con problemas de conducta y un peor desarrollo motor.

Problemas reproductivos

Tomar paracetamol en el embarazo durante más de 28 días puede producir también trastornos reproductivos en los bebés varones.

Al reducir los niveles de testosterona, puede acarrear riesgos de infertilidad y criptorquidia (no descenso de los testículos). En este caso, los testículos no bajan a la bolsa escrotal, quedando en el canal inguinal o en el abdomen.

TDHA

Otro de los riesgos asociados a la toma de paracetamol durante el embarazo, es la relación que existe con el TDHA. Según investigaciones de la Universidad de California, existe un vínculo entre este fármaco y el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad.

Los niños cuyas madres se medicaron con paracetamol durante el embarazo tienen entre el 13% y el 37% más de probabilidades de padecer TDHA.

Mujeres con tensión alta: posible riesgo de parto prematuro

Aquellas mujeres que toman este fármaco y sufren de hipertensión (tensión arterial alta) se arriesgan a tener un parto prematuro.

Hay que aclarar que el paracetamol no genera normalmente riesgo de aborto o de que se adelante el parto. Únicamente, como hemos visto, en las mujeres con antecedentes de tensión alta.

“Aunque es uno de los medicamentos más seguros durante la gestación, su administración no está exenta de riesgos”

Dosis recomendadas

Tanto el tiempo de administración como la dosis son claves para lograr que este medicamento no constituya un peligro. Como hemos visto, el paracetamol durante el embarazo es seguro, a pesar de los riesgos asociados, siempre que se haga con el debido control y bajo prescripción médica.

Lo recomendable es no sobrepasar los cuatro gramos al día y que las tomas estén espaciadas cada 6- 8 horas. Además, que sean tomas en casos aislados, cuando exista una necesidad real de ello.

Una embarazada solo debe tomar los medicamentos que le recomiende su médico.

Entonces, ¿qué hacer frente a un malestar en el embarazo?

Ya hemos visto los efectos secundarios vinculados a la toma de paracetamol en las etapas de gestación. Pero entonces, ¿qué alternativas hay a esta medicación?

Hay que tener en cuenta que, prescrito por un médico y administrado por un tiempo corto, no supone grandes riesgos para el feto. No obstante, es importante cumplir las indicaciones del profesional y no tomar paracetamol en el embarazo de forma prolongada. De hecho, lo ideal es evitar la toma de todo tipo de fármaco durante los meses de embarazo.

Lo más recomendado es informarse acerca de métodos alternativos y naturales para calmar malestares. Hay muchas opciones: remedios naturales, calmantes caseros, acciones a llevar a cabo como masajes, ejercicios moderados, etc. Siempre que puedas solucionar tu dolencia de una manera menos agresiva estarás contribuyendo a la salud de tu bebé.