5 datos sobre la infertilidad

Uno de los temores que más ataca a las parejas que buscan tener un bebé por primera vez se llama infertilidad. Esta es una enfermedad del sistema reproductivo que inhibe que el cuerpo pueda realizar la función básica de la reproducción, la cual pueden padecer tanto hombres como mujeres.

Las personas generalmente no lo saben, pero en 25% de las parejas infértiles existe más de un factor que contribuye a esta condición, algunos de ellos afectan a las mujeres y otros a los hombres.

Las estadísticas revelan que en 40% de las parejas infértiles factores de la genética masculina pueden ser las causas de fuerza mayor para la infertilidad, y en el caso de las mujeres la ovulación irregular o anormal cuenta por aproximadamente el 25% de todos los problemas de infertilidad.

Casi todas las mujeres tienen un período regular, pero eso no implica que puedan quedar embarazadas. Algunas ovulan de manera incorrecta o simplemente no lo hacen, lo que se conoce como ovario poliquístico. Debido a esta situación, no todos los ciclos son óptimos para concebir.

La mayoría de los casos de infertilidad, de 85% hasta el 90% son atendidos con terapias médicas convencionales como medicamentos o cirugías. Generalmente el método más usado es el  medicamentoso, cuando el caso lo amerita se pasa a las operaciones.

Las más altas esperanzas de una pareja para combatir la infertilidad siempre están orientadas hacia las cirugías y aunque es vital o única salida para algunos pacientes, la fertilización in vitro y tratamientos similares solo representan menos del 3% de los servicios de infertilidad aplicados a parejas.

El peso corporal y el consumo de tabaco inciden en la fertilidad

En el lugar de la mujer, el 12% de todos los casos de infertilidad resultan porque tiene el peso demasiado bajo o demasiado alto. En estos casos es posible que la mujer con trastornos de peso corporal pueda revertir su infertilidad si alcanza y mantiene un peso saludable, acudir a un nutricionista es lo mejor en este tipo de casos y el hecho de que sea un profesional en la materia te dará más confianza y seguridad.

Las parejas que fuman cigarrillos tienen una importante disminución de la fertilidad.  Para hacernos una idea, la combinación de tabaco, obesidad, y cafeína disminuye un 30% la probabilidad de tener un hijo.

En el caso de las mujeres que consumen tabaco las consecuencias suelen ser una mala calidad ovocitaria y embrionaria, también se incrementan las anomalías cromosómicas y su edad menopáusica se puede adelantar entre uno y cuatro años antes de lo esperado. Por otro lado, los componentes del tabaco afectan notablemente al proceso de maduración de los folículos de los ovarios, el riesgo de aborto involuntario es mayor para las mujeres embarazadas que fuman.

La fertilidad femenina no es la única que se ve afectada por el consumo habitual del tabaco, fumar también influye negativamente sobre la calidad del esperma en el hombre. La nicotina y algunos tóxicos que se encuentran en la composición de los cigarrillos pueden originar la fragmentación del ADN del espermatozoide. Esto provoca lesiones en el material genético del espermatozoide que dificultan la consecución del embarazo.

La infertilidad tiene solución

Existen también algunos casos de infertilidad combinada, en los que tanto el hombre como la mujer pueden ser infértiles o subfértiles, y la esterilidad en la pareja se presenta como una combinación de estas condiciones. En otros casos, se sospecha que la causa es inmunológica o genética; puede que ambas personas sean independientemente fértiles pero la pareja no puede concebir junta sin asistencia.

Se ha conocido también casos de infertilidad inexplicable, en alrededor del 15% de los casos, las investigaciones de infertilidad no muestran anomalías. En casos como estos las anormalidades probablemente estén presentes, pero lamentablemente no son detectadas por los métodos actuales.

Un posible problema puede ser que el óvulo no es liberado en el momento óptimo para su fertilización, que no entre en la trompa de falopio, que el esperma no pueda alcanzar el óvulo, que la fertilización falle, que el transporte del cigoto sea interrumpido, o que la implantación falle.

La buena noticia de todo esto es que la mayor parte de los casos de infertilidad tienen solución si son manejados en forma adecuada, estadísticamente existen pronóstico que evidencia que de alrededor del 75 a 80% de las parejas con infertilidad que acuden a lugares apropiados para su manejo lograrán el embarazo

Para saber si tu sistema reproductor se encuentra en óptimas condiciones, debes acudir desde temprana edad al ginecólogo a las revisiones periódicas. Al hacerlo desde el inicio de la vida sexual, el médico puede diagnosticar si tienes algún problema que afecte a tu fertilidad y por ende tu futuro.

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar