La gingivitis durante el embarazo

Corina González 22 abril, 2018
La futura madre debe cuidar de su bienestar de pies a cabeza durante la gestación. La salud bucal es una de las más importantes para tener en cuenta.

La mujer al presentar cambios hormonales importantes es más susceptible a infecciones y dolencias. La gingivitis durante el embarazo es una de ellas.

Esta afección es más común de lo que se pudiera pensar en las mujeres en estado de gravidez. Es una enfermedad periodontal que produce una severa inflamación de las encías, incluyendo sangrado.

La infección produce la destrucción de los tejidos que soportan los dientes. Esta dolencia se desarrolla tras mantener por mucho tiempo depósitos de placa dental. Aproximadamente un 50% de las mujeres en estado de gravidez la presentan.

Aunque esta dolencia no implica riesgo alguno para el embarazo, no se debe dejar avanzar ya que si no es tratada a tiempo si puede derivar algunas consecuencias. Una enfermedad periodontal avanzada, puede dar cabida a un parto prematuro.

Causas por las que la gingivitis durante el embarazo es frecuente

La gingivitis durante el embarazo.

Incremento del flujo sanguíneo

Durante el embarazo, las mujeres experimentan incremento en el flujo sanguíneo; esto puede traer como consecuencia dolor e inflamación en las encías y, en algunos casos sangrado.

La sensibilidad dental aumenta durante la gravidez debido a los cambios hormonales, por lo que el riesgo al dolor e inflamación en estas zonas siempre está latente.

Repulsión hacia los sabores mentolados

Aunque es poco frecuente, hay casos de mujeres embarazadas que desarrollan repulsión hacia los sabores mentolados. Estos le producen náuseas y por ende procuran evitarlos. Ya que los dentífricos están elaborados básicamente con sabores mentolados, se incrementan los vómitos y como consecuencias estos perjudican las encías.

Los ácidos estomacales presentes en los vómitos debilitan el tejido de las encías y el esmalte dental, por lo que la salud bucal se vuelve vulnerable.

Respiración oral

Cuando la madre presenta un cuadro de resfriado, es probable que padezca de mucha congestión nasal. Al tener obstruidas las fosas nasales procura respirar por la boca, lo cual incrementa el riesgo a padecer gingivitis durante el embarazo.

Cambios en la salivación

Iones como el potasio, calcio y el hierro aumentan en la composición de la saliva durante el embarazo, además esta adquiere un pH más bajo, por lo tanto, es más ácida.

La acumulación de la placa dental se ve favorecida ante estas condiciones ya que proliferan las bacterias anaerobias. Del mismo modo la mucina aumenta durante la gestación. La proteína mucina incrementa la adhesión, por lo que las cualidades destructivas de la placa bacteriana se ven favorecidas.

Síntomas de la gingivitis

  • Dolor e inflamación
  • Las encías presentan aspecto brillante.
  • Sensibilidad, inflamación y enrojecimiento de las encías.
  • Se presenta sangrado al momento de realizar el lavado dental.

Si durante el embarazo, la mujer presenta alguno de estos síntomas de be acudir inmediatamente a su odontólogo para que reciba tratamiento a tiempo y evitar complicaciones.

Complicaciones de la gingivitis durante el embarazo

La mujer embarazada debe estar atenta a cualquier padecimiento durante su periodo de gestación. Aunque pueda parecer que las enfermedades bucales no implican mayor riesgo para el embarazo, estas pueden traer consigo consecuencias inimaginables al no ser tratadas a tiempo.

  • Proliferación de ampollas. A las ampollas se les denomina tumores de embarazo. Afortunadamente su extirpación no es difícil, pero de igual forma es incómodo para la mujer.
  • Parto prematuro. Las mujeres que padecen de alguna enfermedad periodontal corren tres veces más riesgo de tener un parto prematuro. La barrera hemoplacentaria recibe sustancias que han sido segregadas por el sistema inmunitario, y estas provocan adelanto en la fecha de parto, por lo regular antes de cumplirse las 37 semanas.

El sarro es el principal proveedor de bacterias del sistema inmunitario.

La gingivitis durante el embarazo.

Tratamiento de la gingivitis durante el embarazo

Esta dolencia se puede prevenir perfectamente manteniendo una buena higiene bucal. Las mujeres deben estar conscientes que, durante el embarazo, las medidas deben ser aún más rigurosas a causa de los cambios que experimenta su cuerpo y de las consecuencias que esto tiene en su salud.

El cepillado dental debe prolongarse por al menos tres minutos, y la frecuencia mínima de cepillado debe ser de dos veces al día.  El cepillo dental debe ser de cerdas suaves, para que se minimice el daño a las encías, y debe ser reemplazado cada seis meses. Se recomienda el uso del hilo dental a diario. 

Los enjuagues bucales de agua tibia y sal (una vez al día) ayudarán a mantener la salud bucal. Por otra parte se recomienda programar al menos una visita al odontólogo, por cada trimestre, para asegurarnos de que todo está bajo control.

Te puede gustar