Depresión en el embarazo, una realidad escondida

Amanda3 10 febrero, 2017

Mucho se ha oído hablar de la depresión posparto, pese a lo complejo del tema. No obstante, es mucho más complejo tratar sobre la depresión en el embarazo. Lamentablemente esta enfermedad se ha ocultado deliberadamente, en particular porque se confunde con falta de amor o interés de la madre hacia el bebé.

Por años se creyó de manera equivocada que las hormonas eran capaces de proteger de la depresión a las embarazadas. Sin embargo, estudios recientes han demostrado que no es posible evitar este trastorno de esa manera. Como la enfermedad mental que es, la depresión aparece abiertamente en cualquier persona.

Si dejara de tratarse como un tabú, quizá este problema podría remitir en manos de la ciencia. La principal manera de solventar la situación, es diagnosticándola a tiempo. Al respecto, se tiene entendido que la complejidad para determinar la depresión en el embarazo, es que no se anticipa. Es decir, se suponía que aparecía después del nacimiento del bebé.

A pesar de ser un trastorno conocido, no se aborda de la manera correcta. Cuando descienden los niveles de hormonas tras el parto, la mujer queda expuesta a padecer este problema, pero esto no quiere decir que está exenta en otras etapas. El embarazo resulta transformador en muchos aspectos, no debe sorprendernos ningún cambio en particular.

La depresión en el embarazo es más común de lo que se piensa

No porque estamos embarazadas dejamos de ser personas, eso no cambia. Los seres humanos estamos diseñados de modo que nos afectan factores internos y externos. Es importante estar conscientes de que somos vulnerables a muchas cosas. No es nuestra culpa que esto nos suceda en un momento tan importante.

mamá triste

El incremento hormonal propio de la gestación puede convertirnos en blanco de la depresión. Esto no quiere decir que no queremos a nuestro hijo. Como es sabido, hasta nuestro cerebro se modifica en esta etapa, lo cual es un hecho trascendental. Toda esa carga emocional, la sensibilidad y vulnerabilidad, no sucede de la nada.

Investigaciones recientes demostraron que al menos el 10% de las mujeres embarazadas sufren depresión en alguna etapa de la gestación. También se confirmó que el número de episodios depresivos aumenta. En general se cree que la mayoría de los casos se ocultan, porque las mujeres apartan los síntomas y no los valoran.

El estudio

mujer rostro triste porque no la valoran

Un equipo de investigadores de la Universidad de Educación a Distancia UNED, en colaboración con el Hospital Clínico San Carlos y la Universidad George Washington; analizaron a más de 700 pacientes. El estudio fue efectuado por profesionales en las áreas de obstetricia, psicología, enfermería y la unidad de matronas.

Se evaluó a las embarazadas por medio de distintas pruebas enfocadas en el área conductual y cognitiva. Se encontró que al menos un 65% de las mujeres que sufren depresión prenatal no son diagnosticadas. Al respecto, se cree que se menosprecian la mayoría de los síntomas.

Factores de riesgo

Normalmente se piensa que los cambios emocionales en las embarazadas son temporales y no obedecen a un problema mayor.  Se sospechaba que la ansiedad, el estrés, el insomnio y otros factores, eran la causa del bajo estado de ánimo de la gestante. Según los expertos, hay algo de cierto en que intervienen diversos factores, pero no de la manera que pensamos.

Algunas mujeres son más propensas a sufrir depresión en el embarazo. Se han confirmado factores biológicos, sociodemográficos, médicos, personales, psicopatológicos, entre otros. Los principales factores de riesgo son los siguientes.

  • Falta de apoyo social o percepción de este. Insuficiencia o ineficaz ayuda en el plano social
  • Relación de pareja inestable, compleja o deteriorada gravemente
  • Aumento de los niveles de estrés a causa de acontecimientos vitales
  • Embarazo riesgoso o con complicaciones
  • Antecedentes de depresión.
Te puede gustar