Ayuda a tu hijo a crecer mentalmente fuerte

Los niños mentalmente fuertes están preparados para los desafíos del mundo. Son capaces de abordar los problemas de forma productiva, recuperarse de la insuficiencia de manera efectiva y hacer frente a las dificultades de manera competente.

Ayuda a tus hijos a desarrollar la fuerza mental adquiriendo los recursos necesarios para solucionar los problemas de la vida, tanto grandes como pequeños. Esto requiere un enfoque claro: enseñarles a reemplazar los pensamientos negativos por pensamientos más realistas.

Esto les enseña cómo comportarse de manera productiva a pesar de sus circunstancias.

Enséñale habilidades específicas

La disciplina no debe ser solo a base de castigos, debe ser sobre la enseñanza. Mira el mal comportamiento de tu hijo como una oportunidad para enseñar habilidades específicas como la de resolución de problemas, control de los impulsos y autodisciplina.

89bfa8b2b906d7c37b61fcf8b7ebf5c2

Estas habilidades ayudarán a tu hijo a aprender a comportarse de forma productiva, incluso cuando se ha enfrentado con la tentación, las circunstancias difíciles y retrocesos. Permite que tu niño aprenda algunas lecciones importantes de la vida al cometer sus propios errores.

Enseña a tu hijo que los errores son parte del proceso de aprendizaje de modo que no se sienta avergonzado o incómodo por hacer algo mal. Deben considerarse las consecuencias naturales cuando sea seguro hacerlo y habla acerca de cómo evitar que se repita el mismo error la próxima vez. Esto le permitirá crecer mentalmente fuerte.

Calma la negatividad

Es difícil para un niño crecer mentalmente fuerte cuando está siendo bombardeado con humillaciones o cuando está en pesimismo. Enseña a tu hijo a silenciar la negatividad y pensar de manera más realista.

Enfrentar los obstáculos inevitables de la vida con optimismo ayuda a los niños a funcionar al  máximo. Si tu hijo evita las cosas que le dan miedo, nunca tendrá la oportunidad de ganar confianza en su capacidad para lidiar con el estrés.

Ya sea que tu hijo tenga miedo a la oscuridad o que no quiera retarse a sí mismo para probar cosas nuevas, ayúdalo a enfrentar sus miedos dando un pequeño paso a la vez.

Permite que tu hijo se sienta incómodo

Aunque pueda resultar tentador ayudar a tu hijo cuando él está luchando, si lo rescatas de toda angustia solo reforzarás la idea de que él es impotente. Si el niño se siente frustrado con su tarea de matemáticas o está luchando para resolver una discusión con un amigo, deja que experimente molestias.

Ayuda a tu hijo a crecer mentalmente fuerte

Con el apoyo y la orientación, las luchas pueden ayudar a tu niño a desarrollar la fuerza mental. Los niños necesitan una brújula moral fuerte para ayudar a tomar decisiones saludables. Trabaja duro para inculcar tus valores en tu hijo. Estole permitirá crecer mentalmente fuerte.

Gratitud para crecer mentalmente fuerte

La gratitud es un remedio maravilloso para la autocompasión y otros malos hábitos que pueden evitar que tu hijo sea mentalmente fuerte. Ayuda a tu hijo a ver todo lo bueno en el mundo, incluso en sus peores día. Necesita ver que tiene mucho para sentirse agradecido. La gratitud puede mejorar el estado de ánimo de su hijo y fomentar la resolución de problemas.

La construcción de la fuerza mental implica la aceptación de la responsabilidad personal. Permite explicaciones pero no excusas cuando su hijo comete un error o se porta mal. Corrige a tu hijo si él trata de culpar a otros por la forma en que piensa, siente o se comporta.

Enséñale habilidades de regulación emocional

La construcción de la fuerza mental no se trata de suprimir sentimientos. Se trata de la elección de formas saludables de lidiar con esos sentimientos. Enseña a tu hijo a tratar con las emociones negativas. Cuando los niños entienden sus sentimientos y saben cómo vivir con ellos, van a estar mejor preparados para hacer frente a los retos.

Mostrar a tu hijo cómo crecer mentalmente fuerte es la mejor manera de animarle a alcanzar nuevas metas. Hablar de sus objetivos personales y mostrar a tu hijo que estás tomando medidas para hacerte más fuerte.

Categorías: Niños Etiquetas:
Te puede gustar