Posibles complicaciones del parto

Amanda 4 mayo, 2016

Las complicaciones del parto son el gran temor de toda mujer embarazada, sin embargo esto no es algo que debería pasar muy seguido. Por lo general el parto se produce de manera normal, pero hay circunstancias que pueden llegar a causar complicaciones de cuidado.

Hoy en día lo más común es que las mujeres den a luz en un centro de salud y que todo el proceso de gestación haya sido controlado por un especialista. Por lo tanto, las complicaciones pueden ser atendidas a tiempo. Pese a que cualquier circunstancia adversa se puede controlar, siempre hay una posibilidad de que el parto se convierta en un proceso especial.

De manera que, las dificultades potenciales están siendo evaluadas por los especialistas por medio del control prenatal, esto implica que se indique un tratamiento dirigido a atender la dificultad. Para ello está destinada la consulta prenatal, pues la mayoría de los casos se pueden anticipar a través de estudios.

Causas de complicaciones en el parto

Las causas que originan posibles complicaciones en el parto son diversas y por lo general son evidentes, están relacionadas a obstrucción, incapacidad del feto para descender o falta de dilatación. Es común que las dificultades aparezcan en la primera etapa del proceso de parto, por lo cual la solución se puede convertir en un alumbramiento prolongado.

Entre las dificultades más comunes que podrían presentarse en el parto tenemos:

• Obstrucción fetal

Se refiere a la dificultad presentada por el feto para descender, las causas se deben generalmente a la posición en que comienza a bajar, por ejemplo de cara, de pie o de nalgas. Del mismo modo, puede tratarse de algún enredo con el cordón umbilical, anormalidad o tamaño desproporcionado.

1b691878b7b4064ecfddc053d6d1cba4

• Obstrucción del canal

En este caso el obstáculo para el feto es originado por la madre, puede tratarse de anormalidad en el conducto uterino o desproporción de la pelvis ósea, presencia de tumores, fibromas o quistes.

• Contracción excesiva del útero

Cuando el útero se contrae excesivamente es capaz de originar un anillo muscular que provoca que se encoja el cérvix. Esto, además de impedir el descenso del feto, también evita que las contracciones se propaguen de la manera correcta. No es una condición muy común, pero puede ser ocasionada en casos de sobre estimulación por oxitocina

• El feto no desciende del útero

Existen muchas causas por las cuales el feto no logra dar señales de que nacerá por vía vaginal. Esto es algo que se puede evaluar en las semanas previas al alumbramiento. Por lo general es la desproporción entre la cabeza del feto y el conducto cervical, por lo cual es fácil de diagnosticar con anticipación.

Obstrucciones o falta de movilidad en el feto debido a anormalidad, es una causa probable que impide que este no descienda por la cavidad vaginal.

• No hay suficiente dilatación del cérvix

Esto sucede debido a que las contracciones son poco frecuentes y débiles, lo cual impide una dilatación rápida y apropiada. También puede ocurrir que el útero no se contrae en la parte superior, donde es requerido para estimular el descenso del feto, sino en la parte inferior donde produce menos efecto.

• Parto prolongado

Ocurre cuando las contracciones no son suficientes como para que el feto descienda. Cualquiera de las causas mencionadas anteriormente pueden ser la razón de que un parto se prolongue más del tiempo normal. Esto trae como consecuencia el agotamiento de la madre y el bebé.

87c6fd01325c37432b241ae99fb07503

• Parto prematuro

Se trata de un nacimiento antes de las 37 semanas correspondientes. Por lo general las causas de un alumbramiento prematuro son desconocidas, pero en su mayoría están relacionadas con anormalidades en el útero, casos de preeclampsia, estrés, embarazo múltiple o ruptura de la membrana.

Control prenatal

La mayoría de las causas que provocan complicaciones en el parto, podrían ser anticipadas en las consultas prenatales, lo cual permitirá que se tomen las medidas necesarias para impedir problemas mayores cuando finalmente nazca el bebé. No obstante, una de las complicaciones menos esperadas se produce por causa de un parto prematuro, que como es de suponer, no le corresponde por tiempo.

En todo caso, se cree que la mayoría de los partos que anuncian terminar antes de las 37 semanas, dan avisos falsos. Es decir, que el aparente nacimiento no lo es y puede ser controlado clínicamente para que se prolongue el tiempo que haga falta para conseguir la total maduración del feto.

Te puede gustar