El parto cuando el bebé viene de nalgas     

Gladys · 3 noviembre, 2015

Dependiendo del espacio intrauterino y del tamaño del bebé, pueden suceder eventos que impidan su  posición cefálica. En este post encontrarás toda la información que necesitas saber sobre el parto cuando el bebé viene de nalgas.

Cada embarazo tiene sus propias particularidades, incluso en la misma madre que ha procreado un par de veces. Todo ello se debe a diferentes factores o condiciones que influyen y que hacen que sucedan algunas variaciones que alteran la naturalidad del proceso a la hora de dar a luz.

 

Antes de entrar en materia revisaremos algunos conceptos importantes que facilitarán la compresión del tema y las acciones que debemos aplicar  cuando se determina que el bebé viene de nalgas.

¿Qué es el parto?

Seguramente en alguna oportunidad hayas escuchado cuando una mujer está próxima a tener a su bebé frases reales como: “entró en trabajo de parto”, “rompió fuente”, “tiene las contracciones”, “está en labores de parto”, etc. Pero, ¿realmente sabemos de qué trata y qué significa el parto en sí?

Según wikipedia: “El parto humano, también llamado nacimiento, es la culminación del embarazo humano, hasta el periodo de salida del bebé del útero materno. Es considerado por muchos el inicio de la vida de una persona. La edad de un individuo se define por este suceso en muchas culturas.”

Todas las frases que siempre escuchamos en esos momentos de: sentimientos encontrados, en donde se mezcla la alegría con la incertidumbre y angustia, están asociadas al  mágico momento denominado parto.

Una mujer comienza el trabajo de parto cuando tiene regularidad en la frecuencia de sus  contracciones uterinas, esos movimientos del vientre materno facilitan el deslizamiento del bebé hacia al cuello uterino.

¿Por qué el bebé viene de nalgas y no en posición cefálica?

Al final del embarazo en el 97% de los casos, el bebé adopta naturalmente la posición cefálica, mientras que en el otro 3% por diferentes circunstancias el bebé suele adoptar otro tipo de posiciones, tales como: transversal(en la cual se presenta en el cuello del útero un hombro o un brazo) o  de nalgas (sentado).

Según como se sienta más cómodo el bebé que “viene sentado” en el momento del nacimiento, puede a su vez adoptar diferentes posturas y se mencionan a continuación:

  • Posición podálica: En este caso cuando el doctor realiza el tacto puede conseguir en el cuello del útero uno de los dos pies del bebé.
  • Completamente de nalgas: La mayoría de las veces sus piernitas están cruzadas por el poco espacio del vientre materno y en el cuello del útero están presente las nalguitas del bebé.
  • Nalgas expuestas: Los pies están muy cercanos a la cabeza del bebé y a nivel del cuello del útero; las nalgas del bebe están en primer plano.
Embarazo 08

¿Cómo saber si el bebé viene sentado?

Con los avances tecnológicos que hoy en día existen en materia de obstetricia, no debería ser una sorpresa que el bebé venga de nalgas. Es por ello que el control prenatal mes a mes es fundamental permitiendo  diagnosticar a tiempo cualquier tipo de eventualidad, con el objeto de tomar todas las previsiones tempranas del caso.

Si estamos cerca del cuarto o quinto mes de embarazo, no debemos preocuparnos  si a través del ultrasonido o revisión abdominal se determina que el bebé está sentado. Los bebés adoptan la posición encefálica generalmente en el octavo mes, cuando ya está en la búsqueda de prepararse para nacer.

 

Cuando ya tenemos la certeza de que el bebé viene sentado,  el doctor puede identificar en qué tipo de posición exacta se encuentra, para determinar las acciones para que su nacimiento sea lo menos traumático posible y no se corra ningún tipo de riesgo.

¿Y si está llegando a término el embarazo y el bebé continúa de nalgas?

Por el poco espacio intrauterino y el tamaño del bebé, es poco probable que al final del embarazo el bebé puede ubicarse por sí solo en posición cefálica. Es por ello que existen un par de acciones para que el bebé nazca: VCE o cesárea.  

VCE: sus siglas significan versión cefálica externa y es una técnica o procedimiento que consiste en hacer ligeras presiones sobre el abdomen de la futura mamá para manipular al bebé, con el objeto de tratar de cambiarlo de posición y  facilitar el nacimiento vaginal.

Embarazo 03

 

Cesárea: dependiendo de la complejidad del caso, el obstetra podría programar una cesárea cerca de la semana número 39, con el objeto de garantizar la madurez de los pulmones del bebé y podamos llevarnos pronto el bebé a casa.