¿Qué cuidados especiales necesita un bebé prematuro?

Adrianazul · 15 noviembre, 2015

Hay un punto clave: Los niños prematuros tienen más facilidad para tener infecciones porque al haber estado menos tiempo en el útero han recibido menos anticuerpos de la madre, por eso hay que cuidarlos más.

En este artículo, titulado: ¿Qué cuidados especiales necesita un bebé prematuro? Haremos un resumen de algunas características y cuidados que debes tener con este tipo de niños. Los consejos presentados son extraídos de la Guía Práctica de Padres, de 0 a 3 años de edad, el cual fue redactado por especialistas de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Un bebé prematuro necesita mucho cariño y atención

Es cierto que los niños prematuros pe­san menos, han estado menos tiempo en el útero materno y por ello han ganado menos peso, pero este no es su principal problema.

Uno de los aspectos más importantes es que los niños prema­turos nacen con sus órganos inmaduros y por tanto, no están preparados para asumir las funciones que se requieren en la vida extrauterina. Cuanto más prematuro es un niño más problemas tendrán sus órganos para adaptarse y por eso necesitan estar ingresados.

En algunas ocasiones requieren estar en cuidados intensivos porque necesitan la ayuda de medicaciones y de aparatos para suplir la inma­durez de sus órganos.

También es necesario saber que los anticuerpos protegen de las in­fecciones y justo por eso dicho tienen niveles más bajos de estos. Además, también tienen inmaduros otros sistemas de defensa frente a la infección.

Katherine with Mommy

Cuidado con la gripe

Luego de que el niño es dado de alta del centro médico, hay que tener ciertas previsiones en casa. Algunos niños han estado mucho tiempo ingresados y cuando llegan a casa muchos familiares y amigos quieren visitarlos.

Es posible que algunas de estas visitas, ya sean adultos o niños, pueden tener infecciones respira­torias, que para ellos no tienen ninguna importan­cia, sin embargo para un niño prematuro puede ser algo muy grave que requiera un ingreso de nuevo en el hospital.

Todas las infecciones son importan­tes, pero como el órgano que madura más tarde es el pulmón, las infecciones respiratorias pueden ser especialmente graves para los prematuros. Así que hay que intentar que el número de visitas se reduzca al máximo, y es más preferible que lo vean en la calle que en casa. Es más fácil transmitir una infección en un lugar cerrado que en uno abierto.

Es muy importante que nadie toque al niño sin la­varse las manos. Si la madre o el padre tienen gripe utilizarán mascarilla cuando carguen al niño. A los hermanos se les debe enseñar a lavarse las manos siempre que vayan a tocar al hermano pe­queño. No se les debe impedir que le toquen, sino que hay que enseñarles cómo deben hacerlo.

A algunos niños prematuros se les recomienda la vacuna de la gripe. A veces también se recomienda que se vacunen todos los miembros de la familia para evitar que el niño contraiga la gripe, ya que para él puede ser una enfermedad muy grave.

Katherine: Getting Weighed

Recomendaciones de la OMS

Los expertos de las Naciones Unidas, las instituciones médicas y las organizaciones de campo dicen que existen formas económicas y comprobadas de atención para los bebés prematuros que podrían salvar al menos las tres cuartas partes de estos bebés en el mundo en desarrollo. Estas incluyen:

  • Inyecciones de esteroides prenatales para madres en parto prematuro, que cuestan un dólar por inyección.

Esto ayuda a desarrollar los pulmones inmaduros en el feto y prevenir problemas respiratorios; sin embargo, en países de bajos ingresos, están disponibles y son administradas al 10% de los casos que las necesitan. Solo esta intervención podría salvar casi 400.000 vidas de bebés al año.

  • “Cuidado de madre canguro” donde el bebé es mantenido en contacto con la piel de la madre, a fin de brindarle calor.

El calor es muy importante para los recién nacidos prematuros. El cuidado de madre canguro facilita la lactancia frecuente y proporciona constante supervisión materna para el bebé. Esta intervención podría salvar 450.000 vidas al año.

  • Crema antiséptica para evitar la infección del cordón umbilical.
  • Antibióticos para prevenir y combatir infecciones, una importante causa de muerte neonatal.