¿Hay solución si mis trompas están obstruidas?

Amanda 24 enero, 2016
Los conductos musculares que conectan los ovarios con el útero se conocen como: trompas de Falopio o tubas uterinas. Su salud es fundamental para que sea posible la fecundación.

Recordemos que las trompas permiten que uno o más ovocitos viajen a través de la cavidad uterina y se encuentren con los espermatozoides.

Las trompas tienen una longitud aproximada entre 10 y 12 centímetros. En vista de ello se dividen en cuatro segmentos: fímbrica, ampular, ístmica e intraparietal.

La obstrucción de ambas trompas de Falopio es una de las principales causas de infertilidad femenina. ¿Por qué? porque evita la comunicación entre los ovarios y el útero. Esto implica que la fecundación no sea posible porque el ovocito nunca descendería correctamente.

Se dice que, al menos el 40% de las mujeres que presenta infertilidad, fue diagnosticada con este problema tubárico. Incluso, muchas desconocían que padecían este problema.

Cabe destacar que la obstrucción puede ser total (cuando ambas trompas están obstruidas) o parcial (cuando solo una de ellas está obstruida).

La obstrucción parcial dificulta la fertilización, sin embargo, no la imposibilita. En otras palabras, la mujer puede quedar embarazada, solo que le tomará más tiempo de lo habitual.

Por otra parte la obstrucción parcial implica que algunos óvulos sí pueden lograr atravesar el obstáculo. De esta forma, llegan al punto en el cual es posible que el espermatozoide lo fecunde.

No está de más que se consulte con el médico ya que, en ciertos casos, una trompa parcialmente obstruida puede suponer un riesgo para la salud, dado que existe cierta propensión a presentar un embarazo ectópico.

Principales causas de la obstrucción El médico es quien mejor determinará el estado de las trompas

Existen diversas causas de la obstrucción de las trompas de Falopio. Algunas son menos comunes que otras. Todo depende del organismo.

Un caso concreto de obstrucción es la acumulación de líquido en el interior de las trompas, lo que ocasiona que estas aumenten su tamaño y dejen de cumplir su función. A esta condición se le denomina hidrosalpinx y puede ser provocada por:

Principales causas de la obstrucción

  • Parto.
  • Aborto.
  • Infecciones.
  • Endometriosis.
  • Embarazo ectópico.
  • La quinta enfermedad.
  • Ruptura previa del apéndice.
  • Uso del dispositivo intra uterino.
  • Enfermedad inflamatoria pélvica.
  • ETS como la gonorrea o la clamídea.
  • Realización de una biopsia del endometrio.
  • Cirugías previas en las trompas o en el abdomen.

Soluciones para las trompas obstruidas

Independientemente de la causa, lo importante es que el médico paute un tratamiento de inmediato para solucionar el problema. Por consiguiente, sí es posible revertir la obstrucción de las trompas de Falopio.

Pero, por lo general, el tratamiento solo se aplica en caso de infertilidad; es decir, cuando una mujer desea quedar embarazada y tener una gestación segura.

También se indica cuando existe una obstrucción parcial que ha provocado embarazos ectópicos, lo cual es potencialmente mortal, o cuando los síntomas son molestos para la paciente.

Por ejemplo, si se trata de la obstrucción de una sola de las trompas, con medicamentos para la fertilidad se pueden solucionar las dificultades.

intervención quirúrgica de trompas

En el caso de que ambas trompas se encuentren obstruidas, la situación es un poco más compleja, pero también tiene solución. Así como cualquier otro caso de infertilidad por factores tubáricos, cervicales o uterinos, es recomendable la reproducción asistida; la cual puede consistir tanto en la inseminación artificial como la fertilización in vitro.

No obstante, antes de recurrir a otros métodos reproductivos, se ofrece el procedimiento quirúrgico conocido como: cirugía laparoscópica. Esta se indica en casos de que la obstrucción haya sido provocada por la presencia de cicatrices.

Por ejemplo, si se trata de pequeñas adherencias en el área, la cirugía laparoscópica tendrá muchas probabilidades de éxito. 

Sin embargo es preciso determinar con exactitud cuál es la causa de dichas adherencias para garantizar que la intervención es la solución adecuada.

Otra solución puede ser la canulación tubárica selectiva, que consiste en la introducción de una cánula a través del cuello uterino, la cual sirve para destapar el área obstruida. Se trata de un procedimiento médico menos invasivo que la cirugía y se realiza de manera ambulatoria.

Si la causa de la obstrucción fuera la mencionada hidrosalpinx, los especialistas pueden recomendar la salpingectomía. Esta es una técnica que consiste en la eliminación de una parte de la trompa mediante intervención quirúrgica.

La salpingectomía es un procedimiento que implica la creación de una apertura del área bloqueada. Sin embargo, debido a la cicatrización de esta incisión, las trompas podrían volver a obstruirse.

Te puede gustar