Semana 6 del embarazo

Nathalie Sánchez Isea · 13 noviembre, 2017

Una vez más: ¡Felicidades vas a ser mamá! Posiblemente, apenas has confirmado tus sospechas de embarazo pues tu retraso menstrual no podía deberse a nada más. ¿Y sabes qué? Mientras tú recién estas procesando la noticia, ya te encuentras en la semana 6 del embarazo.

Ahora bien, mientras el médico te dice que estás en la semana 6 del embarazo, tu bebé realmente tiene cuatro semanas de vida, pues el cálculo de las semanas de gestación se realiza a partir del primer día de tu última menstruación  y es dos semanas después aproximadamente cuando tú y tu pareja concibieron al bebé.

¿Qué cambios ocurren en el bebé en la semana 6 del embarazo?

Durante estas primeras semanas el desarrollo de tu bebé esta al máximo por lo que cada día ocurren cambios muy importantes en su cuerpo que lo llevaran a convertirse en un cuerpo humano completo y complejo tal y como lo conocemos.

Específicamente durante la semana 6 del embarazo podemos observar los siguientes cambios importantes:

  • Sus extremidades comienzas a alargarse, así ya no son simples brotes como en la semana 5 sino que comienzan a parecerse a brazos y piernas e incluso pueden diferenciarse los pies y las manos.
  • Ya mide aproximadamente 4mm.
  • Su corazón empieza a latir a un ritmo regular y tan fuerte que es observable fácilmente con un ecosonograma intravaginal, así que si realizas este examen durante esta semana podrás escuchar los latidos del corazón de tu bebé.
  • Sus pulmones comienzan a desarrollarse.
  • Su cerebro continúa desarrollándose.
  • Sus ojos y sus oídos comienzan a formarse así como una serie de tejidos que darán lugar a músculos y huesos.
En la semana 6 del embarazo, el bebé tiene el tamaño de una grosella negra.

Tu cuerpo comienza a cambiar

Durante la semana 6 del embarazo tu cuerpo puede dar ya manifestaciones de que algo muy importante está ocurriendo, debido a los cambios hormonales que ocurren para permitir la creación de tu bebé. Sin embargo, esto es algo muy personal pues varía de una mujer a otra y de embarazo a embarazo.

Algunos de los cambios que puedes presentar son sensibilidad en los pechos, una piel más tersa y cabello más grueso, sensibilidad emocional, mareos, náuseas  y vómitos.

Náuseas matutinas

Es uno de los síntomas comunes y que más molestias generan a las embarazadas; incluso muchas veces es debido a esto que sospechamos del embarazo.

En general las náuseas duran las primeras  12 semanas del embarazo y especialmente ocurren en las primeras horas de la mañana. Puedes manejarlas con algunos trucos:

  • Comer galleta de soda al despertarse, antes de levantarse de la cama.
  • Comer cubos de hielo.
  • Tomar infusiones con jengibre.
  • Comer u oler frutas cítricas como limones, limas, mandarinas y naranjas.
  • Evitar comer en grandes cantidades. Es preferible que comas pequeñas cantidades varias veces al día que un plato fuerte de comida.

¿Cuándo dar la noticia?

En la semana 6 del embarazo el embrión continúa dando grandes cambios para convertirse en el bebé de tus sueños,  pero aún es muy frágil y en ocasiones el embarazo no prospera.

¡Felicidades, estás en la semana 6 del embarazo!

Durante esta primera etapa es recomendable comenzar los controles prenatales y tomar las medidas recomendadas por tu médico para mantener tu salud y la del bebé, pero puedes esperar un poco más para dar la noticia públicamente.

Es más recomendable en esta etapa mantener la noticia en la intimidad de los más allegados ya que un gran porcentaje (20%) de mujeres tienen pérdidas espontáneas durante las primeras 12 semanas de gestación, e incluso estas cifras pueden ser mucho más elevadas.

Durante la semana 6 del embarazo, muchas mujeres ni siquiera se enteran de que están embarazadas y por ello, no notan que han podido tener un aborto espontáneo, ya que este parece ser simplemente una menstruación más abundante de lo habitual.

Un proyecto de vida

Ahora bien, eso no significa que no puedas empezar a hacer planes relacionados al embarazo y al nuevo bebé. De hecho, es un muy buen momento para comenzar a hablar en pareja sobre los cambios que harán en su estilo de vida, deportes y trabajo los próximos meses.

Un nuevo bebé  en camino en una oportunidad única de reevaluar nuestro proyecto de vida para orientarlo y hacerlo congruente con la llegada de un bebé.