Semana 20 del embarazo

La semana 20 del embarazo es la que marca la mitad del proceso gestacional.

Es la semana que marca el punto medio de gestación. En este momento se realizan los controles clave y la ecografía puede mostrar el sexo del bebé. Hoy te contamos todo lo que le pasa al niño y al cuerpo de la madre en la semana 20 del embarazo.

El bebé en la semana 20 del embarazo

Los nueve meses que dura la gestación implican un auténtico milagro. Semana a semana, tanto el feto como el organismo materno van cambiando. Por eso es importante saber lo que va sucediendo.

En la semana 20 del embarazo se tiene la mitad del camino recorrido. La morfología del bebé y sus proporciones ya son totalmente humanas y puede percibirse su movimiento y algunas pataditas.

¿Cuál es su peso y tamaño?

Llegado este momento, el bebé mide unos 21 cm, algo así como el tamaño de un plátano. Pesa entre 250 y 300 gramos. A partir de ahora y hasta el final del embarazo, su peso aumentará cerca de diez veces y llegará a medir el doble de longitud.

Qué siente y cómo se desarrolla

Dentro del vientre materno, el niño ya puede oír, aunque algo distorsionado por el líquido amniótico que lo protege. Escucha los latidos y la voz de la madre y su propio corazón. Incluso puede percibir las emociones de la madre.

El obstetra es el encargado de revisar que todo vaya bien durante el embarazo.

En el cerebro se desarrollan las áreas de los sentidos: el olfato, el gusto, la vista y el oído. Es por ello que percibe la luz, traga, orina y es capaz de reconocer una música.

Los órganos y su apariencia

Además de los sentidos, el cerebro del bebé ya cuenta con 30 mil millones de neuronas. El estómago, el hígado y los intestinos ya se encuentran contenidos en la cavidad abdominal y los pulmones y el tubo digestivo están madurando.

Tiene los dedos de pies y las manos formados y estos son muy flexibles, y los cimientos de sus dientes se encuentran en su lugar. Cuenta con pelo en su cabeza y unas cejas delgadas.

“En la semana 20 del embarazo la morfología del bebé y sus proporciones ya son totalmente humanas y puede percibirse su movimiento y algunas pataditas”

¿Hipo en el bebé?

Es normal que la madre sienta golpes rítmicos cada cierto tiempo. Esto se debe a que el bebé puede tener hipo dentro del vientre. No hay que preocuparse demasiado por ello. Se produce porque su diafragma aún no ha madurado y por eso sufre espasmos.

Qué le sucede a la madre

Llegada la semana 20 del embarazo, el útero materno mide el triple de su tamaño original. Generalmente la parte superior alcanza el mismo nivel del ombligo. La barriga se ensancha, crece y ya puede distinguirse.

Síntomas en el cuerpo materno

  • Mayor cansancio. Es normal, ya que el bebé y el útero crecen y se desplaza la fuerza de gravedad. También puede sentirse más sueño y la necesidad de descansar con mayor frecuencia.
  • Hipotensión: la tensión arterial baja por la presión que ejerce el útero sobre la arteria aorta.
  • Aparición de varices: especialmente si la mujer es propensa a ello. Para evitarlas, se recomienda el uso de medias relajantes y el descanso regular de las piernas.
  • El ritmo cardíaco se acelera porque se bombea más sangre por el cuerpo.
  • Las encías se inflaman y sangran. Los cambios hormonales hacen que las encías reaccionen de manera diferente a las bacterias.

Ecografía y análisis

En la semana 20 del embarazo se realiza una ecografía detallada que evalúa los parámetros morfológicos del bebé. En este escáner anatómico el médico comprueba el desarrollo de los órganos (corazón, estructura de la cabeza, riñones, columna, estómago). Además, controla los niveles de placenta y líquido amniótico.

Acudir al ginecólogo puede ayudarte a tratar los pólipos en el útero

Por otra parte, este estudio puede mostrar el sexo del bebé. Además, consta también de un análisis de sangre y de la búsqueda de anticuerpos anti toxoplasmosis.

Recomendaciones

  • No permanecer más de tres horas de pie y descansar siempre que sea necesario.
  • Ingerir alimentos con hierro: ayuda al desarrollo del bebé y mantiene los niveles de oxígeno adecuados.
  • Escuchar música y cantar al bebé. La música puede ser un excelente medio de conexión con la madre. Es fuente de estímulo y bienestar para ambos.
  • Mantener una correcta higiene bucal para evitar molestia en las encías.

Sobre todo, es importante conservar la tranquilidad. Será una sensación que el bebé ya perciba desde el vientre materno. Si la madre tiene ansiedad y nerviosismo, será eso lo que transmita también al pequeño.

 En definitiva, es muy beneficioso cuidar del bebé y del propio cuerpo para disfrutar del período gestacional.

Categorías: Etapas del embarazo Etiquetas:
Te puede gustar