Semana 1 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones

La semana 1 del embarazo suele pasar desapercibida para muchas futuras madres. Descubre por qué no hay bebé aún en esta etapa, cuáles son sus síntomas y demás aspectos importantes.
Semana 1 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 28 julio, 2021.

Escrito por Inés Gómez Durán, 02 noviembre, 2017

Última actualización: 28 julio, 2021

Aunque suene contradictorio, no estás embarazada en la semana 1 del embarazo. La razón es que, según las cuentas que se realizan para los cálculos de las semanas, la gestación inicia el primer día de tu última menstruación. Sin embargo, la fecundación sucede tiempo después.

Esto se determinó así porque los síntomas del menstruo son más fáciles de identificar que la ovulación o la concepción, razón por la que, en términos médicos, aún estás en tu período y no estás embarazada en esta semana. El bebé no se habrá concebido hasta la segunda o tercera semana, lo que depende del ciclo de cada mujer.

En ese sentido, si acabas de descubrir tu embarazo, puede que creas que estás en la semana 1, pero es muy probable que ya te encuentres en la semana 4. Veamos, entonces, otros detalles sobre esta etapa inicial que suele pasar desapercibida para muchas futuras madres.

Desarrollo del bebé

En la semana 1 del embarazo no hay un embrión en tu vientre. Por el contrario, como todavía te encuentras en tu período, el cuerpo está liberando el revestimiento uterino (la capa denominada endometrio) del mes pasado para comenzar a formar uno nuevo.

Así las cosas, también hay un óvulo y un conjunto de espermatozoides que esperan en sus respectivos órganos.

Óvulo con espermatozoides
Los óvulos y los espermatozoides son las células que darán origen al embrión. Su unión genera una combinación de nueva información genética.

¿Cuáles son los síntomas durante esta semana?

Los síntomas experimentados en la semana 1 son los mismos que caracterizan a la menstruación, ya que como se ha mencionado aún no estás embarazada. Por ende, podrías experimentar lo siguiente:

  • Sangrado vaginal: esto se debe al desprendimiento del endometrio formado en el ciclo menstrual anterior.
  • Calambres y dolor lumbar: en el proceso de liberación de su revestimiento, el útero se contrae, por lo que es habitual sentir dolor en el abdomen y la espalda, de tipo cólico, es decir, intermitente.
  • Hinchazón: la fluctuación hormonal produce que la barriga se hinche, antes y durante el período.
  • Cambios de humor: los cambios bruscos de la etapa son los causantes de la irritabilidad y las variaciones repentinas en el humor.
  • Dolor de cabeza: durante la menstruación, muchas mujeres experimentan migrañas por una disminución en los niveles de estrógenos.

Consejos y recomendaciones en la semana 1 del embarazo

A pesar de tratarse de la semana 1 del embarazo, hay una serie de aspectos que debes considerar. Quizás, varios de ellos han sido planeados meses antes si te encontrabas en la búsqueda de un bebé.

¿Qué pruebas debo realizarme?

Es inusual realizarse pruebas médicas durante esta semana. Sin embargo, si llevas tiempo intentando el embarazo, es probable que un especialista en fertilidad te recomiende realizarte una ecografía para detectar alteraciones, para observar el número de folículos que tienen tus ovarios y medir el revestimiento interino.

De existir algún problema, el mismo especialista te recomendará un tratamiento acorde que no obstaculice la gestación. Esto implica desde la toma de suplementos hasta la programación de abordajes quirúrgicos si hubiese miomas o fibromas.

Tomar ácido fólico

El ácido fólico no solo es necesario para el correcto crecimiento y desarrollo del feto, sino que también se ha demostrado que la falta de esta vitamina puede causar problemas maternos (anemia y neuropatía periférica, entre otros).

Por esta razón, los organismos de salud recomiendan comenzar a tomar 400 microgramos de ácido fólico al día, al menos desde 3 meses antes de la concepción planeada. Luego, debería continuarse hasta la séptima semana de gesta.

Dejar de fumar

Aunque siempre es un buen momento para dejar de fumar, es imperante hacerlo cuando se piensa tener un bebé. En la semana 1 del embarazo se recomienda dejar el tabaco, dado que existe evidencia científica de que este hábito puede afectar la fertilidad y el desarrollo del feto.

Agendar una visita previa a la concepción

En esta semana podrías asistir a un chequeo previo a la concepción. El especialista te hará preguntas sobre tus ciclos menstruales, los métodos anticonceptivos que utilizaste y si tomas medicamentos. También si padeces alguna enfermedad crónica, así como tu historial médico familiar.

Con esta cita estarás informada sobre los peligros genéticos que podría desarrollar el bebé y el estilo de vida que debes fomentar para mantenerlos a ambos sanos y fuertes.

Calcular el período fértil

Para aumentar las posibilidades de quedar embarazada es importante que identifiques cuál es tu período fértil. Dependiendo de tu menstruación, este podría encontrarse entre 7 y 21 días después del primer día de la última menstruación.

Sin embargo, para mayor seguridad, se recomienda realizar una prueba en casa llamada kit predictor de la ovulación, que se encarga de medir los niveles de hormona luteinizante (LH) en la orina. Esta sustancia actúa sobre los ovarios, de modo que los folículos liberen el óvulo y produzcan hormonas capaces de preparar al útero.

Otros síntomas del período fértil son la oscilación de la temperatura corporal basal, los calambres en el abdomen y un incremento en el deseo sexual.

Mujer calculando su período fértil
Hay distintos métodos para calcular el período fértil. No todos son exactos, por lo que combinar varios es lo ideal.

Preguntas frecuentes

Estas son algunas preguntas que se hacen las mujeres en la primera semana.

1. ¿Cuántos meses tengo en la semana 1 del embarazo?

Estar en la primera semana de embarazo significa que estás dentro del mes 1 y, por ende, aún te quedan 8 por delante.

2. Acabas de descubrir que estás embarazada, ¿es esta la semana 1 del embarazo?

La respuesta es que no. En la primera semana aún no estás embarazada, sino con tu última menstruación, por lo que probablemente estés en la semana 4 si recientemente un test te ha dado positivo.

3. ¿Cómo saber si estoy embarazada en la primera semana?

Técnicamente, no puedes saberlo porque aún no lo estás. Esto se debe a que la semana 1 del embarazo inicia con el primer día de tu última menstruación, lo que quiere decir que estás en el período y no se ha producido la fecundación.

Por consenso, los obstetras comienzan a contar el embarazo a partir del primer día de la última menstruación, lo que quiere decir que no estás embarazada en este momento.

Ahora bien, aunque aún no se ha producido la fecundación, este periodo es crítico para las futuras madres, por lo que hay que dejar atrás hábitos perjudiciales como fumar, a la par de iniciar unos nuevos que incluyan las prescripciones médicas, como sería tomar ácido fólico.

Del mismo modo, si tienes intenciones de quedar embarazada, se recomienda hacer una visita previa a la concepción, en la que el especialista evaluará tu historial médico. Todo embarazo planeado tendrá menor riesgo y aumentará las posibilidades de cursarlo saludable.

Te podría interesar...
Semana 2 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Semana 2 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones

La semana 2 del embarazo es más importante de lo que crees. Es crucial para la fecundación y para lograr convertirte en una futura madre.



  • Moy, G., & Gupta, V. Menstrual Related Headache. [Updated 2021 Feb 6]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2021 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK557451/
  • Greenberg, J. A., Bell, S. J., Guan, Y., & Yu, Y. H. (2011). Folic Acid supplementation and pregnancy: more than just neural tube defect prevention. Reviews in obstetrics & gynecology, 4(2), 52–59.
  • Practice Committee of the American Society for Reproductive Medicine (2004). Smoking and infertility. Fertility and sterility, 81(4), 1181–1186. https://doi.org/10.1016/j.fertnstert.2003.11.024