¿Qué métodos anticonceptivos existen?

20 marzo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la matrona Miriam Barriga Sánchez
En este artículo descubrirás los distintos métodos anticonceptivos que existen, su funcionamiento y los criterios para elegir uno u otro.

Los hábitos anticonceptivos han evolucionado a lo largo del tiempo, de tal forma que en la actualidad existe una gran variedad de métodos anticonceptivos que se adaptan a las diferentes circunstancias y demandas de cada mujer.

Cuando hablamos de método anticonceptivo nos referimos a todo aquel medicamento, dispositivo o técnica que tiene como finalidad evitar el embarazo.

Para emplear un método anticonceptivo es imprescindible un adecuado asesoramiento por parte de profesionales sanitarios cualificados, siendo la matrona el profesional de referencia en este campo.

¿Qué tengo que saber sobre los métodos anticonceptivos?

Si deseas iniciar el uso de un método anticonceptivo, es importante que te asegures de comprender todos estos puntos:

  • La eficacia anticonceptiva del método.
  • Cómo se emplea y cuál es su uso correcto.
  • Cuáles son los efectos secundarios más comunes, si los hubiera.
  • Qué beneficios y riesgos presenta su uso.
  • Qué signos y síntomas requieren que consultes con tu matrona o profesional sanitario.
  • Cuándo vas a recuperar la fertilidad tras cesar su uso.
  • Cómo debes protegerte para evitar el contagio de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) durante su uso.

Es imprescindible que un profesional sanitario te asesore correctamente y te proporcione toda la información sobre los métodos anticonceptivos disponibles. Todas las decisiones que tomes en relación a ellos han de ser informadas, voluntarias y libres.

Criterios de elección de un método anticonceptivo

A la hora de elegir el método anticonceptivo que más se adapte a tu situación actual es importante tener en cuenta una serie de criterios:

  • Eficacia. Es la capacidad del método anticonceptivo de evitar el embarazo.
  • Seguridad. Es la capacidad del método anticonceptivo de alterar el estado de salud de la usuaria, positiva o negativamente.
  • Reversibilidad. Cualidad de recuperar la capacidad reproductiva al interrumpir el uso del método.
  • Complejidad de uso. Complejidad intrínseca de cada método. Es importante que te asegures de que comprendes su funcionamiento antes de emplearlo.
  • Relación con el coito. Puede ser inmediata (preservativo), mediata (diafragma, espermicidas…) o lejana (anticoncepción hormonal, DIU…).
  • Precio. Parámetro variable según el método anticonceptivo. La capacidad económica de las usuarias también puede influir en la elección.Métodos anticonceptivos.

Tipos de métodos anticonceptivos

De barrera

Son los únicos que protegen frente a las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS).

Su mecanismo de acción se basa en impedir el acceso del esperma a los genitales internos de la mujer, actuando como barrera física.

  • Preservativo masculino. Es una funda de látex que se coloca en el pene antes de la penetración y que impide el acceso del esperma a los genitales femeninos.
  • Preservativo femenino. Es una funda de látex con un anillo flexible en cada extremo. Uno de ellos se coloca en el interior de la vagina y el otro en el exterior, protegiendo los labios mayores de la vulva.

En el mercado existen preservativos fabricados en otros materiales para que los puedan emplear aquellas personas alérgicas al látex.

Anticonceptivos vaginales

Son dispositivos o sustancias que, colocados en la vagina antes del coito, bloquean el paso al esperma o lo destruyen para impedir que este llegue al útero.

Existen diferentes tipos:

  • Diafragma.
  • Esponja vaginal.
  • Capuchón cervical.
  • Espermicida.

Estos métodos no protegen frente a ETS.

Métodos anticonceptivos hormonales

Los métodos anticonceptivos hormonales impiden el embarazo gracias a la acción de las hormonas que los componen, que actúan de diferentes formas:

  • Inhibiendo la ovulación.
  • Alterando la permeabilidad del moco cervical.
  • Dificultando la acción espermática.

Pueden contener dos hormonas (estrógenos y gestágenos), denominándose, así, anticoncepción hormonal combinada, o una sola (gestágenos).

Anticonceptivos hormonales combinados

  • Píldora anticonceptiva. Existen distintos preparados en el mercado, y para su uso debes tomar una píldora todos los días aproximadamente a la misma hora. Es importante no olvidar los comprimidos, ya que podrías no estar protegida frente al embarazo. Si tuvieras vómitos o diarrea, o si tuvieras que tomar otros medicamentos (antibióticos…) consulta con tu matrona, ya que su eficacia anticonceptiva también puede verse disminuida.
  • Anillo vaginal. Es un anillo flexible de silicona que se coloca en la vagina durante tres semanas seguidas, y luego se retira durante la cuarta semana para que tenga lugar la menstruación. Libera de forma progresiva las hormonas que se absorben a través de la mucosa vaginal. Debes comprobar que sigue correctamente insertado después de las relaciones sexuales.
  • Parche anticonceptivo. Es un pequeño parche, muy discreto, que se coloca adherido a la piel. Se pone uno nuevo cada semana durante tres semanas, y durante la cuarta semana no se coloca ninguno para que tenga lugar la menstruación. Es importante ir rotando las zonas del cuerpo en las que colocas el parche, y que estas no tengan vello o heridas. Debes comprobar periódicamente que el parche está bien adherido a la piel.Métodos anticonceptivos.

Anticonceptivos hormonales solo gestágenos

  • Minipíldora. Debes tomar una todos los días a la misma hora, al igual que evitar los olvidos y consultar si tienes vómitos, diarrea o tomas otros medicamentos.
  • Implante subcutáneo. Son unas pequeñas varillas flexibles que se insertan en la cara interna del brazo y que liberan de forma progresiva la hormona. Tienen una duración de hasta 3 años, y se pueden retirar cuando tú decidas.
  • Inyectable. Son inyecciones intramusculares de la hormona que se administran, generalmente, cada tres meses.
  • DIU con hormonas. Existen en el mercado dispositivos intrauterinos que incorporan gestágenos a su acción anticonceptiva.

La decisión de emplear un método anticonceptivo hormonal ha de ser consultada siempre con un profesional sanitario ya que, al ser un medicamento, es posible que necesites determinados controles antes y durante su uso.

Tu matrona te asesorará y recomendará el más adecuado para ti, ya que no todas las mujeres son candidatas para emplear los anticonceptivos hormonales con estrógenos. Recuerda que ningún método hormonal protege frente a ETS.

Dispositivo Intrauterino (DIU)

Son pequeños dispositivos fabricados con diferentes materiales, flexibles y con diferentes formas que se insertan dentro del útero. Su acción anticonceptiva se basa, fundamentalmente, en la inflamación que producen en el endometrio, y evitan, de esta manera, la implantación del óvulo fecundado. Existen modelos que también contienen gestágenos.

Tienen una duración de tres a cinco años, según el modelo, y se pueden retirar en el momento que tú decidas. Además, hay que tener muy en cuenta que los DIUs no protegen frente a ETS.

Métodos basados en el conocimiento de la fertilidad

Estos métodos están recomendados para mujeres que estén dispuestas a recibir un embarazo no planeado, que no pueden recurrir a otros métodos anticonceptivos y que tienen un ciclo menstrual regular.

  • Método Billings o del moco cervical. Consiste en observar tanto la consistencia como el olor del moco cervical. En el momento de la ovulación, este moco es transparente, elástico y abundante, y es en dicho momento cuando las probabilidades de embarazo son mayores.
  • Método de la temperatura basal. Debes tomarte la temperatura todos los días, en reposo, antes de levantarte. Los días en los cuales la temperatura permanece más baja son los días de alta fertilidad.
  • Método Ogino, del calendario o del ritmo. Se basa en que la vida del ovocito es de 24-48 horas y la del espermatozoide de hasta 92 horas, por lo que si no se mantienen relaciones sexuales 5 días antes y 2 después de la ovulación no habrá posibilidades de embarazo.
  • Método sintotérmico. Este método permite reconocer los días fértiles y los no fértiles gracias a la información proporcionada por el método Billings, el método de la temperatura basal, los indicadores menores de fertilidad y la autopalpación del cuello uterino.

Ninguno de los métodos naturales protege frente a ETS.Implante de progesterona como método anticonceptivo.

Métodos anticonceptivos definitivos (esterilización)

Estos métodos son definitivos y, solo en muy pocos casos, son reversibles vía quirúrgica.

  • Esterilización femenina. Consiste en ligar las trompas de Falopio impidiendo el paso de los óvulos y evitando, así, la fecundación.
  • Esterilización masculina. Es la conocida vasectomía. Consiste en el bloqueo o sección de ambos conductos deferentes, impidiendo el paso del esperma al semen. Seguirá habiendo eyaculación, aunque el semen no tendrá capacidad para fecundar.

Los métodos de esterilización no protegen frente a ETS.

Seguro que hay un método anticonceptivo que se ajusta a tus necesidades y preferencias. Pero recuerda consultar con tu matrona para conocer cuál es el que se adapta a ti y disfruta de tu vida sexual con seguridad.

  • Recomendaciones sobre prácticas seleccionadas para el uso de anticonceptivos, tercera edición. [Selected practice recommendations for contraceptive use, 3rd edition]. Ginebra: Organización Mundial de la Salud; 2017. Licencia: CC BY-NC-SA 3.0 IGO.
  • Criterios médicos de elegibilidad para el uso de anticonceptivos, cuarta edición. Un pilar de la OMS para la planificación familiar. Ginebra: Organización Mundial de la Salud; 2009.