La planificación familiar posparto

Este artículo fue redactado y avalado por la profesora Marisol Rendón Manrique
· 29 enero, 2019
Desde que estás embarazada, deberás ir pensando en tu futuro y el de tu familia. Te ayudamos a elegir el método de planificación familiar más adecuado para ti.

La planificación familiar después de tener un bebé es un aspecto que no debe ser tomado a la ligera. Dependiendo de lo que quieras después de dar a luz, deberás elegir entre las diferentes opciones que existen.

Tal vez no te importe volver a quedarte embarazada, pero si prefieres retrasarlo, deberás seleccionar el método que mejor se adapte a tus necesidades. Además de los métodos naturales para evitar un embarazo seguido del otro, está el uso de anticonceptivos. En cuanto a estos, ya sean hormonales o de barrera, hay una gran variedad para elegir dependiendo de tus preferencias y necesidades.

Un aspecto que se debe considerar antes de elegir un método es la influencia que puede tener en el proceso de lactancia. En el caso de que te decidas por usar anticonceptivos, y más concretamente los hormonales, los profesionales recomiendan que solamente contengan progestina. Para los diafragmas, es necesario que se haga un reajuste después del parto porque posiblemente se hayan presentado cambios en la forma del organismo de la mujer.

¿Por qué es necesaria la planificación familiar posparto?

Tener un bebé demasiado pronto después de dar a luz puede causar problemas físicos a la mujer. La posibilidad de un embarazo complicado aumenta si la gestación se da en menos de 18 meses después del parto.

El orden de los apellidos debe consensuarse en muchos países, lo que ha sido un gran paso hacia la igualdad.

También pueden presentarse complicaciones en el proceso de la lactancia. El alimento podría no tener suficientes nutrientes necesarios para el crecimiento normal de los bebés.

«Los embarazos separados por intervalos cortos dentro del primer año después del parto son los que presentan más riesgo para la madre y el recién nacido, y conllevan mayores riesgos de resultados adversos, como nacimiento prematuro, bajo peso al nacer y neonatos pequeños para la edad gestacional».

–Da Vanzo, J.–

Lo que debes saber sobre la planificación familiar posparto

  • Una mujer puede quedar embarazada incluso antes de tener su periodo menstrual. Esto ocurre porque la ovulación ocurre dos semanas antes de la menstruación.
  • Las madres en periodo de lactancia también pueden concebir de nuevo. Contrario a lo que muchas personas creen, la lactancia no es un método de control natal.
  • Las mujeres que optan por no alimentar de pecho a sus bebés, ovulan aproximadamente 45 días después del parto. Esto puede ocurrir entre el día 25 y el día 72 desde el nacimiento del bebé.
  • Muchos métodos de planificación familiar requieren semanas para empezar a actuar. Por eso, si no quieres tener un bebé aún, es necesario implementar control natal lo antes posible.
  • Las mujeres en proceso de lactancia no deberían consumir pastillas anticonceptivas que contengan estrógeno. Así se evitará que la concentración de hormonas en el organismo se desequilibre.
  • Los métodos anticonceptivos hormonales suelen ser más efectivos que los de barrera. Las pastillas, los parches, el dispositivo DIU y las inyecciones son hasta 99 % seguros. Por otro lado, los métodos de barrera como el diafragma, los condones y espermicidas tienen un porcentaje menor de eficiencia.

¿Cómo elegir un método de planificación familiar?

Los siguientes son los factores más importantes a la hora de elegir un método de control natal:

  • Tiempo. Algunos anticonceptivos pueden usarse tan pronto como la madre dé a luz. Otros de ellos requieren un par de semanas para comenzar a actuar en el organismo.
  • Lactancia. Todos los métodos son seguros durante la lactancia. Sin embargo, no todos son convenientes porque hay un pequeño riesgo de que puedan afectar la producción de alimento.
  • Efectividad. El método que usaste antes del embarazo tal vez no será la mejor opción posparto. Esto se debe a las modificaciones físicas y hormonales que experimenta el cuerpo de la mujer después de la gestación.
Jefa animando a su empleada embarazada.

Las opciones más comunes de métodos anticonceptivos

  • Dispositivo intrauterino (implante que se ubica en el útero y puede durar entre 3 y 5 años, dependiendo de tu elección).
  • Implantes de control natal (barras que se insertan en el brazo y liberan progestina; también son efectivos durante 3 o 5 años).
  • Inyecciones (contienen progestina y se encargan de prevenir la ovulación. Pueden usarse cada mes o cada tres meses).
  • Métodos hormonales combinados (píldoras, anillos y parches. Contienen estrógenos y progestina y previenen la ovulación).
  • Métodos de barrera (espermicidas, condones femeninos y masculinos, diafragma, etc. Se encargan de prevenir que el espermatozoide y el óvulo se unan).

Cualquiera que sea tu elección, infórmate bien sobre los beneficios y posibles efectos secundarios. Recuerda que mantenerte al cuidado de tu salud reproductiva también garantiza la de tu bebé y de tu pareja. Implementa los controles necesarios para que cada embarazo sea una experiencia que disfrutes con tu familia.