6 cuidados de los pechos durante la lactancia

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 29 diciembre, 2018
Mervis Romero · 29 diciembre, 2018
Si te llegó la hora de amamantar y te preguntas cuáles son los cuidados de los pechos durante la lactancia, es una inquietud muy válida. Anímate a seguir las recomendaciones sugeridas en esta entrada.

Muchas mujeres les preocupa cómo se verán sus pechos luego de amamantar a sus bebés. En vista de ello, seguramente te preguntarás ¿cómo puedo realizar los cuidados de los pechos durante la lactancia? ¿Se puede evitar la congestión y las infecciones? Algunas mujeres presentan estas complicaciones en los pechos al amamantar. No obstante, al seguir estos consejos los puedes evitar.

La succión del bebé puede causar molestias y sensibilidad en los pezones, incluso algunas afecciones que impiden la correcta alimentación. Por tal motivo, al amamantar, debes tener especial cuidado con tus pechos.

Las pezoneras durante la lactancia son una de las mejores alternativas para paliar posibles inconvenientes.

Principales cuidados de los pechos durante la lactancia

1. Sujetadores especiales para la lactancia

Durante la lactancia, debes optar por sujetadores especiales para amamantar, pues te facilitan sacar el pecho sin demora. Es por ello, que debes elegir la talla apropiada que te den el soporte necesario para evitar los dolores de espalda y otras molestias que causa el peso de tu pecho.

2. Discos absorbentes de leche

Puedes usar los discos absorbentes entre el pezón y el sujetador si tienes pérdida de leche. Cámbialos cuando estén llenos para evitar que la humedad produzca grietas y genere bacterias. Los más recomendables son hechos de material transpirable y los venden en las farmacias.

3. No usar jabones fuertes o alcohol

Para realizar la limpieza a tus pechos debes evitar el uso de jabones fuertes, alcohol o productos astringentes, puesto que, estos resecan la piel y pueden producir irritaciones o grietas en los pezones y causar molestias cuando el bebé succione.

Principales cuidados de los pechos durante la lactancia.

4. Humedece el pezón con tu leche materna

El pezón es una de las áreas más sensibles del pecho, por lo general, al iniciar la lactancia se irritan, agrietan y causa dolor y tensión. Es por ello,  que debes humedecer tu pezón con un poco de leche, cada vez que termines de amamantar, luego dejar secar al aire libre. De esta forma, mantienes una buena higiene, pues la leche materna contiene múltiples propiedades antibacteriales y efectos cicatrizantes.

No obstante, si tienes dolor intenso o sensación de quemazón y se extiende por varios días lo mejor es acudir al especialista. Pues son síntomas de infección u otro problema que amerite tratamiento.

5. Masajes regulares en el pecho

Los masajes forman parte de los cuidados de los pechos durante la lactancia, pues producen grandes beneficios. En particular facilita la bajada de la leche. Además,  evita la obstrucción o congestión del pecho, la cual, puede producir la dolorosa mastitis.

¿Cómo puedes hacerlos?  Pues los masajes deben ser movimientos circulares alrededor de la aureola. Debes ejercer una leve presión sobre el pecho sin frotar la piel. Repite los movimientos en todo el pecho, en ambos senos. Es recomendable realizarlos antes de empezar a amamantar.

6. Higiene postural

Es importante que tu bebé sujete el pezón correctamente, esto le permitirá realizar una buena succión, sin causar daño a su madre. Por otro lado, es necesario que aprendas a retirar el niño del pecho cuando haya terminado, de forma, que evites tirones y maltrato. ¿Y cómo puedes hacerlo? En primer lugar, introduce tu meñique en el borde de los labios del bebé para así eliminar el vacío creado por la succión. De esta manera, te asegurarás de que se despegue del pezón con suavidad.

Las preguntas más frecuentes sobre la lactancia son respondidas por numerosos especialistas.

Lo que debes evitar durante la lactancia

Debes evitar lavar el pecho antes de cada toma, pues puede resultar perjudicial. Con la higiene personal diaria es suficiente. Por otra parte,no se recomienda usar cremas o pomadas protectoras sin prescripción médica, porque al mantener más la humedad en la zona facilitan la aparición de grietas y se interrumpe el equilibrio ecológico de la piel.

  • Evita que el bebé utilice el pezón como chupete. Así que al terminar la alimentación, retíralo suavemente.
  • No uses sujetadores con aros pues aumenta la congestión. Tampoco dejes pasar tanto tiempo entre las tomas de forma que no se te acumule la leche.
  • No amamantes siempre del mismo lado, alterna los pechos al iniciar la toma.

Consejos generales para dar el pecho satisfactoriamente

Durante el tiempo de lactancia debes tomar en cuenta estas indicaciones para evitar problemas o malestares al amamantar.

  • Lavarte las manos antes de comenzar a lactar.
  • Mantén una correcta postura, tanto del bebe como tuya.
  • Amamanta el bebé a demanda.
  • Utiliza un sujetador adecuado.
  • Sécate bien luego de ducharte.

Es muy importante que sigas los cuidados de los pechos durante la lactancia, de esa manera podrás amamantar a tu hijo sin problemas.

Salud, O. M. de la. (2017). Fomento de una alimentación adecuada del lactante y del niño pequeño. Retrieved from www.who.int/nutrition/topics/infantfeeding/es/%0A