¿Cuándo se debe cortar el cordón umbilical tras el nacimiento?

Francisco María García 26 abril, 2018
La espera para cortar el cordón tras el nacimiento del bebé puede ser beneficiosa para el niño. Esos pequeños instantes generan un aporte extra de sangre, pero también de hierro y de hemoglobina. ¿Cómo hay que proceder?

En un parto, lo más común es cortar el cordón umbilical tras el nacimiento del bebé. Hasta hace unos años, este procedimiento se realizaba inmediatamente después. Sin embargo, con el tiempo esto fue cambiando debido a varios motivos.

En la actualidad, muchos estudios médicos han determinado que es mejor esperar unos minutos o incluso que deje de latir para cortarlo. ¿Por qué?

Qué es el cordón umbilical

Durante el embarazo, el bebé está unido a la placenta mediante el cordón umbilical. Este cordón está formado por dos arterias y una vena, protegidos por un tejido blancuzco.

Los vasos sanguíneos tienen una forma en espiral muy particular; su función es proveer al bebé de los nutrientes y oxígeno necesarios para su subsistencia dentro del vientre materno.

La longitud del cordón debe ser la adecuada. A los nueve meses de embarazo, tiene que medir entre 50 y 60 centímetros de largo y dos centímetros de ancho. Un cordón más largo puede obstruir el canal de parto e impedir la salida del bebé.

La donación del cordón umbilical puede salvar numerosas vidas.

Por otra parte, un cordón más corto evita el descenso del bebé, lo que produciría sufrimiento fetal. En ambos casos, se debe recurrir a la cesárea.

La sangre del cordón umbilical contiene células madre, cuya función es regenerar las células sanguíneas. Por esa razón, en algunos hospitales se extrae y se congela para tratar enfermedades de la sangre.

Una vez que el niño nace, el cordón sigue latiendo unos minutos. Comúnmente, se procedía a realizar el corte para que el bebé empiece a respirar por sí mismo.

No obstante, recientemente se ha descubierto que es mejor dejar que deje de latir o esperar unos minutos para cortarlo. Veamos el porqué.

¿Por qué esperar a cortar el cordón umbilical tras el nacimiento?

La razón por la que los obstetras cortaban el cordón inmediatamente después del nacimiento era evitar que el bebé sufra de ictericia y la madre de hemorragias postparto.

La sangre extra que la madre pasa por el cordón durante esos pocos minutos produce un aumento de glóbulos rojos en el pequeño. El pigmento de estos se deposita en la piel y otorga ese característico color amarillo.

Por estas razones, esperar para cortar el cordón tras el nacimiento es beneficioso para el bebé. Precisamente ese aporte de sangre extra genera un aumento también de hierro y hemoglobina, que son almacenados en el organismo.

De esta manera se evita la anemia, por lo menos durante el primer año de vida. Incluso se ha observado que el índice de hemorragias posparto no aumenta significativamente.

Aunque existe una pigmentación amarillenta en los bebés a los que se le corta el cordón umbilical unos minutos después del parto, el riesgo de que padezcan ictericia no aumentaTampoco este corte afecta el resultado del test de Apgar, que se le realiza al bebé cinco minutos después de nacer.

No obstante, cuando la madre ha sido sedada durante el parto, el corte del cordón umbilical debe ser inmediato al nacimiento; se trata de que el medicamento no pase al organismo del bebé.

Muchos médicos recomiendan esperar para cortar el cordón umbilical tras el nacimiento.

¿Cuánto tiempo esperar para cortar el cordón?

Se recomienda esperar de dos a tres minutos para cortar el cordón umbilical tras el nacimiento del bebé. De esta manera, se aportan unos 100 mililítros extras de sangre, lo que se traduce en un nivel de hierro y hemoglobina altos; estos niveles se mantienen así hasta los seis meses de vida o más.

Pasados estos minutos, el cordón va dejando de latir poco a poco, pero se sigue pasando sangre al bebé, lo que supone un mayor riesgo de ictericia. Por ello, tampoco se debe esperar hasta que deje de latir por completo, lo que sucede pasados cinco minutos desde el nacimiento.

“La sangre extra que la madre pasa por el cordón durante esos pocos minutos produce un aumento de glóbulos rojos, hierro y hemoglobina en el bebé”

Para proceder al corte, el obstetra coloca una pinza a dos centímetros del ombligo del bebé y otra a 4 centímetros. El corte se realiza en el espacio que queda entre ambas. Se pinza el trocito que queda y se mantiene vendado hasta que se seque y caiga solo, generalmente a los siete días del nacimiento. En algunos hospitales permiten que el padre sea quien haga el corte.

El corte del cordón umbilical del bebé debe tratarse con el médico obstetra, para saber la manera de proceder. En caso de que se prefiera esperar para cortarlo, debe dejarse registrado previamente en el historial clínico de la madre.

Te puede gustar