Cómo comprobar el moco cervical para detectar la ovulación

Eva Maria Rodriguez 17 octubre, 2016

La comprobación del moco cervical es un indicio de que se acerca la ovulación. Aunque no hay garantías de que suceda, para quedarse embarazada es necesario mantener relaciones sexuales antes de la ovulación.

La comprobación del moco cervical es una buena medida de prever cuándo se acerca la ovulación, no solo para conseguir un embarazo, sino también para saber cuándo debes ser más cuidadosa si quieres evitarlo.

¿Qué es el moco cervical?

El moco cervical es una sustancia secretada por las glándulas que se encuentran en el cuello uterino. Los cambios hormonales durante el ciclo reproductivo de la mujer cambian la cantidad y consistencia de esta sustancia, que también se conoce como fluido cervical.

Su función es evitar la entrada en el útero a través del cuello de todo aquello que sea perjudicial y nutrir y ayudar a transportar los espermatozoides a través del cuello uterino en su viaje hasta el útero.

Justo antes de la ovulación, los estrógenos provocan un aumento de moco cervical y lo convierte en una sustancia más elástica y viscosa. Esto ayuda a los espermatozoides a sobrevivir y a avanzar.

Después de la ovulación, la progesterona hace que el moco cervical se vuelva pegajoso y espeso. Esto evita que los espermatozoides (y cualquier otra sustancia extraña) consigan llevar hasta el útero.

La comprobación de los fluidos cervicales es un buen complemente al seguimiento de su temperatura basal del cuerpo para prever cuándo hay más posibilidades de quedarse embarazada. La temperatura basal te dirá cuándo estás ovulando, mientras que el moco te avisará antes de la ovulación.

Doubtful Woman holding Question Mark

Cómo comprobar el moco cervical

Para comprobar el estado del moco cervical es necesario colocarse en una posición cómoda que permita la introducción de un dedo en la vagina. Ten en cuenta que debes tener las manos bien limpias antes de realizar la comprobación.

Para comprobar el moco cervical, introduce un dedo en la vagina. Dependiendo de la cantidad de fluido que se esté produciendo probablemente no tendrás que profundizar mucho para obtener una muestra, aunque lo ideal es coger la muestra lo más cerca del cuello uterino posible.

Una vez obtenida la muestra observa su consistencia. Frota la muestra con dos dedos. Presiona los dedos y luego sepáralos lentamente. Esto es lo que puede ocurrir y lo que significa:

  • Si lo que queda parece pegajoso probablemente no estás ovulando todavía.
  • Si lo que  queda es cremoso, la ovulación está próxima, pero todavía falta un poco.
  • Si lo que queda es húmedo, acuoso y ligeramente elástica, la ovulación es muy probable. Es un buen momento para empezar a buscar el embarazo.
  • Si lo que queda es muy húmedo y se extiende entre los dedos, con una textura semejante a una clara de huevo cruda, el moco cervical es muy fértil . La ovulación está a la vuelta de la esquina, por lo que es el momento ideal para el coito si con ello buscas el embarazo.
mujer en inodoro para comprobación de modo cervical

Algunos consejos para la comprobación del moco cervical

Hay algunas cuestiones que hay que tener en cuenta para que la comprobación del moco cervical ofrezca una información lo más fiable posible. Son los siguientes:

  • No hagas la comprobación durante o inmediatamente después del sexo. Es muy fácil confundir el semen con las secreciones cervicales.
  • Evita la comprobación cuando estés sexualmente excitada. Ten en cuenta que los fluidos de excitación no son los mismos que el moco cervical fértil, pero probablemente no serás capaz de notar la diferencia.
  • Si no te sientes cómoda con la comprobación manual, también puedes comprobarlo examinando el papel higiénico o la ropa interior.

Medicamentos y fluidos cervicales

Ten en cuenta que algunos medicamentos pueden influir en los fluidos cervicales. Es es caso de los antihistamínicos, que  secan  los senos paranasales y también secan los fluidos cervicales.

Irónicamente, algunos medicamentos estimuladores de la ovulación pueden dificultar la comprobación de la calidad del moco cervical fértil. En cualquier caso, si notas que el moco cervical cambia con cualquier medicamento o que no es de buena calidad en ningún caso deberías consultar con el médico.

La falta de moco cervical fértil de calidad puede ser un signo de un desequilibrio hormonal o de problemas de  fertilidad. El moco cervical que no siempre se convierte en fértil puede dar lugar a un moco cervical hostil, una de las principales causas de la infertilidad femenina.

Te puede gustar