4 curiosidades sobre los óvulos

Estas células esconden muchos secretos en su interior. El tamaño, el origen y el papel que tienen los óvulos durante la fecundación son algunos aspectos poco conocidos.
4 curiosidades sobre los óvulos
Diego Pereira

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 01 marzo, 2021.

Última actualización: 01 marzo, 2021

Es difícil no hablar sobre la mujer y su fertilidad sin hacer referencia a los óvulos. Estas células son complejas y muy interesantes, por lo que suelen ser objeto de investigación científica día a día.

Al combinarse con los espermatozoides, dan origen a las estructuras que engendrarán al futuro bebé y los desconocidos detalles en su estructura y función los hace mucho más llamativos.

¿Qué son los óvulos?

Los óvulos son las células sexuales (o gametos) femeninas, vitales para el proceso de reproducción. Cuando estas entran en contacto con los espermatozoides del hombre, se produce una estructura llamada cigoto, que dará origen al futuro bebé.

Más o menos cada 28 días se da el conocido proceso de la ovulación. En este, unas estructuras llamadas folículos -dentro de los ovarios- se desarrollan para liberar unas células llamadas ovocitos. A medida que pasan las horas, se convierten en óvulos durante el viaje a través de las trompas uterinas.

Todo este complejo proceso es consecuencia de cambios hormonales que suceden cada mes. Aquí es importante el correcto funcionamiento del eje hipotálamo-hipófisis-ovario, en el que se liberan sustancias importantes capaces de realizar cambios en el aparato reproductor femenino.

4 curiosidades sobre los óvulos

Como pudiste darte cuenta, los óvulos son unas células excepcionales. Hoy en día se conocen muy bien, pero cada cierto tiempo se descubren cosas asombrosas acerca de su funcionamiento. A continuación, te comentaremos algunos de los aspectos más interesantes sobre ellos.

1. El desarrollo de los óvulos empieza incluso antes del nacimiento

El desarrollo de los óvulos empieza de forma muy temprana.

¿Recuerdas lo que hablamos sobre los folículos? Resulta que estas estructuras no son tan sencillas como suenan. En realidad tienen numerosas “formas evolutivas” que cambian dependiendo del desarrollo de la niña o mujer.

Cuando una bebé nace, tiene cientos de miles de folículos en sus ovarios, llamados folículos primordiales. Como no existen muchas señales hormonales que los activen, muchos de ellos se mantienen en estado de latencia o empiezan a morir poco a poco.

Una vez que la niña se desarrolla, los cambios hormonales hacen de las suyas. Los folículos se activan y empiezan a dar origen a los óvulos (mediante la ovulación). Sin embargo, en los años que pasaron desde el nacimiento hasta la pubertad, la enorme mayoría de los folículos dejaron de servir. Esto último explica la escasa edad reproductiva de las mujeres al compararlas con los hombres.

2. Los óvulos son mucho más grandes que los espermatozoides

¡Así es! El tamaño promedio de un espermatozoide es de unos 0,05 milímetros, mientras que un óvulo alcanza entre 0,15 y 0,17 milímetros. Impresionante, ¿verdad? Esto no tiene nada que ver con la cantidad de genes en una u otra célula, ya que ambos deberían tener la misma cantidad, es decir, la mitad de los genes de cualquier otra célula del organismo humano.

Esto puede estar relacionado con la dinámica que tiene cada uno durante la fecundación. Los espermatozoides deben viajar a lo largo de la vagina y el interior del útero para encontrar a los óvulos, una tarea que se ve facilitad por su estructura tan particular y tamaño.

3. La ovulación no siempre ocurre del mismo lado

Cada vez que ocurre un ciclo menstrual, solo se libera un óvulo. Las mujeres tienen dos ovarios (uno de cada lado) y miles de folículos activos que podrían dar origen a los óvulos. Puede ser un poco complicado entender cómo hace el cuerpo para coordinarse de tal forma que solo uno de estos folículos funcione cada 28 días.

Dibujo del aparato reproducir femenino.

Esto es consecuencia de los grandes cambios hormonales que no solo son producidos por el hipotálamo o la hipófisis, sino también por los mismos folículos ováricos. Son células tan complejas que hoy en día todavía no se comprende bien cómo se inicia y coordina el proceso.

Dicho proceso es tan exacto que la ovulación suele producirse de forma alterna en algunas mujeres. Es decir, un mes se realiza de un lado y al siguiente cambia. Es probable que esto suceda con el objetivo de mantener la fertilidad en caso de que alguno de los dos ovarios se dañe de forma permanente.

4. Puede haber menstruación sin ovulación

Desde un punto de vista médico, esto se conoce como “ciclo menstrual anovulatorio” y suele ser una causa de infertilidad común. Pero ¿cuáles pueden ser los motivos de que una mujer no libere óvulos de forma adecuada?

En la mayoría de los casos es consecuencia de problemas hormonales. El síndrome de ovarios poliquísticos es un ejemplo y, desde un punto de vista clínico, estas pacientes tienden a tener sobrepeso, acné, aparición de vello facial y menstruaciones irregulares.

Unas células especiales y muy interesantes

Los óvulos son fascinantes y muy particulares, al igual que los espermatozoides. Tanto en la salud como en la enfermedad destacan por sus características, que no pueden encontrarse en casi ninguna otra célula del organismo. Por ello, cuidar de su salud mediante evaluaciones ginecológicas frecuentes puede suele ser muy conveniente.

Te podría interesar...
¿Cómo se produce la fecundación? El milagro de la vida paso a paso
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
¿Cómo se produce la fecundación? El milagro de la vida paso a paso

La fecundación es el proceso mediante el cual un espermatozoide y un óvulo se unen para formar un embrión o, lo que es lo mismo, un nuevo ser.



  • Murcia-Lora J, et al. La ventana de la fertilidad y marcadores biológicos: revisión y análisis en ciclos ovulatorios normales. Pers Bioet 2011;15(2):149-165.
  • Velásquez G. Fisiología de la reproducción humana. Revista Mexicana de Medicina de la Reproducción 2009;1(4):115-30.