El síndrome de ovarios poliquísticos y el embarazo

Agetna · 24 mayo, 2016

El síndrome de ovarios poliquísticos es un trastorno endocrino que la mujer puede padecer desde temprana edad, incluso, desde la misma adolescencia.


Sin embargo, suele ser diagnosticado en etapas futuras cuando dicha fémina desea salir embarazada y entonces se somete a una serie de chequeos para saber por qué no puede concebir.

Por lo sensible del tema en Eres Mamá decidimos dedicar este espacio a hablarte sobre el síndrome de ovarios poliquísticos: uno de los principales factores de infertilidad en la mujer.

¿Qué origina el síndrome de ovarios poliquísticos o síndrome de Stein-Leventhal?

Las causas que dan origen al síndrome de ovarios poliquísticos también conocido como síndrome de Stein-Leventhal no se conocen a ciencia cierta.

No obstante, algunos estudios refieren que este padecimiento puede deberse a altas producciones de la hormona insulina en el organismo femenino.

Estas investigaciones sugieren que el exceso de insulina, a su vez, puede incrementar la secreción de andrógenos.

Los andrógenos, conocidos generalmente como hormonas sexuales masculinas, son también producidos por los ovarios de las féminas.

Entonces, cuando las mujeres padecen de ovarios poliquísticos es porque sus ovarios producen más cantidad de andrógenos de lo normal.

df7ac5508548d6d98ebd4c9add8ba259

El exceso de andrógenos favorece la formación de pequeñas bolsas de líquido que se enquistan y van creciendo sobre los ovarios.

Las mujeres con este problema médico comienzan a tener trastornos con sus períodos menstruales. Ciertos meses sufren un exceso de sangrado, otros, en cambio, transcurre sin ver la llegada de la menstruación (amenorrea secundaria).

Las mujeres en edad reproductiva que tienen ovarios poliquísticos tampoco ovulan todos los meses.

Es decir, sus ovarios no siempre liberan uno de sus óvulos para que este viaje por las trompas de Falopio y llegue hasta el útero en donde durante las siguientes 12 a 48 horas pueda ser fecundados por un espermatozoide.

Como no siempre hay ovocitos que constituyan la raíz de una nueva vida la probabilidad de un embarazo para las mujeres que sufren el síndrome de ovarios poliquísticos es baja.

¿Cómo afecta a la mujer el síndrome de ovarios poliquísticos?

Las principales consecuencias que tiene el síndrome de ovarios poliquísticos, son:

  • Caída del cabello (Alopecia)
  •  Diabetes mellitus tipo 2
  • Colesterol alto
  •  Períodos menstruales irregulares
  • Exceso de vello corporal en el rostro, el pecho, la espalda, la zona alrededor de los pezones y el abdomen
  • Piel grasa y acné
  •  Cardiopatías
  •  Depresión, irritabilidad, y cambios de humor
  •  Hipertensión arterial
  • Obesidad
  •  Exceso de sangrado durante la menstruación
  •  Cáncer de endometrio (aunque es raro)
  • Engrosamiento de la piel y color oscuro en las zonas alrededor del cuello y las axilas fundamentalmente (Acantosis nigricans o Acantosis pigmentaria)
  •  Problemas para quedar embarazada hasta llegar a la infertilidad por la falta de ovulación

En esta última consecuencia seguimos puntualizando.

5efb946e5f6fe22a29d03c566e5f4d2f

El síndrome de ovarios poliquísticos y el embarazo

Te recalcamos que el síndrome de Stein-Leventhal es una de las causas más comunes de infertilidad en la mujer.

Se trata además de un problema de salud que puede pasar de generación en generación, es decir, es una enfermedad hereditaria.

Por si fuera poco, el síndrome de ovarios poliquísticos no tiene cura.

Ahora bien, es importante que sepas que este, como otros, es un padecimiento que puede tratarse.

No porque seas diagnosticada con él quiere decir que seas vulnerable a padecer cualquiera de los trastornos colaterales que mencionamos antes y menos que te encuentres incapacitada para concebir un bebé.

El diagnóstico temprano y los debidos tratamientos pueden condicionarte a una vida normal y libre de peligro.

Entonces, lo primero es hacerte chequear por tu gineco-obstetra. Solo de esa manera sabrás si es el síndrome de ovarios poliquísticos lo que posiblemente no te permite quedar embarazada.

Cuando tú y tu médico estén seguros de ello, inmediatamente él va a prescribirte una serie de fármacos y tratamientos hormonales que te ayudarán a paliar varios de los trastornos paralelos a la enfermedad y a regular tu ciclo menstrual y ovulación.

Es posible incluso que debas someterte cirugía.

También te recomendará hacer ejercicios físicos para bajar de peso y llevar una alimentación más sana, entre muchos otros consejos.

Esperamos que muy pronto tu estado de salud mejore y puedas lucir esa preciosa barriguita que tanto has añorado tener.

Confía en que podrás lograrlo.