Embarazo ectópico, ¿cómo superarlo?

Un embarazo ectópico en la gran parte de los casos significa un embarazo que no llegará a buen término y que puede poner en peligro la salud y hasta la vida de la mujer

Quien sufrió un embarazo ectópico sabe que es difícil de superar quizás más emocional que físicamente.

No obstante, como en eres mama nada es imposible, nos gustaría ofrecerte algunas herramientas para que puedas reponerte y seguir adelante luego de haber pasado por esa situación tan sensible.

Embarazo ectópico

Para superar un embarazo ectópico lo primero es conocer lo que significa, pues solo teniendo claro lo que te acaba de suceder realmente, sabrás cómo afrontarlo.

Por si fuera poco, el estar segura de las posibles secuelas que te pudo haber dejado, tanto física como psicológicamente, te preparará para prestar oídos sordos a las opiniones de los demás que, aunque no sean malintencionadas, muchas veces se basan en mitos y creencias con poco fundamento.

Entonces debes saber que un embarazo ectópico o embarazo extrauterino, como también se le conoce, ocurre cuando el óvulo fertilizado se aloja y desarrolla fuera del útero, por lo general, en una de las trompas de Falopio.

Este tipo de embarazo comienza como cualquier otro, sin embargo, apenas pasan algunas semanas la mujer suele presentar molestias abdominales y dolor punzante en la zona de la pelvis.

Resulta importante que sepas que toda vez que un embarazo extrauterino se detecte y se le ponga fin a tiempo la mujer no presentará consecuencias en su fertilidad.

En caso de que la trompa de Falopio se rompa y la mujer tenga abundantes sangrados vaginales deberá someterse a una intervención quirúrgica con urgencia que, en no pocas ocasiones, concluye con la extracción de la trompa y el ovario.

Sin embargo, en estas situaciones no todo está perdido. Siempre y cuando la mujer mantenga su otra trompa de Falopio con su respectivo ovario funcionando normalmente podrá volver a quedar embarazada.

Tanto en uno como en otro caso se recomienda esperar un tiempo prudencial para reponerse física y psicológicamente antes de volver a embarazarse.

ID-100105042

¿Cómo superar un embarazo ectópico?

A pesar de que un embarazo ectópico, al menos en los casos que explicamos antes, no priva a ninguna mujer de tener hijos en el futuro sabemos que para quien lo haya experimentado resulta muy traumático el perder esa vida que crecía en su interior.

Tras un embarazo ectópico no pocas mujeres manifiestan haber tenido:
– Miedo a tener otro embarazo ectópico en el futuro
– Temor de no volver a salir embarazada
– Sentimientos de culpa
– Tristeza
– Ansiedad por volver a embarazarse
– Desilusión

Porque estamos seguros de poder ayudarte queremos ofrecerte estos consejos que, esperamos, tengas en cuenta.

No te desesperes por salir embarazada
La desesperación por volver a concebir puede llevarte a la frustración. Sabemos que necesitas cuanto antes superar tu dolor. Pero créenos, la búsqueda insistente de otro embarazo no resolverá tu problema.

Encima, salir embarazada inmediatamente después de haber tenido un embarazo ectópico significará un nuevo riesgo a tu salud y encima puede que te lleve a tener otro embarazo extrauterino

7154508468_b3da53f350_z

Busca el apoyo de quienes te rodean
Si te invade la tristeza no encierres tu sentimiento. Ábrete, conversa con tu familia, busca el apoyo de quienes te rodean y canaliza tu dolor. Las personas que te quieren esperan y desean ayudarte. El reprimirte, culparte y torturarte con el remordimiento es la solución menos viable

Convéncete de que sí puedes
Aun cuando esta vez no haya sido tendrás otras oportunidades para salir embarazada. Volverás a concebir y ver crecer tu barriguita. Debes convencerte de que te encuentras preparada física y psíquicamente para llevar a buen término tu próxima gestación y convertirte en la mamá que siempre has soñado.

Date la oportunidad de ser feliz
Sé feliz, tienes ese derecho. Date la oportunidad de sonreír, reír, estar en paz y en armonía contigo y con tu entorno. El sentirte bien emocionalmente será la mejor manera de sanarte por dentro y por fuera y esperar por el próximo arribo de la cigüeña. Como mujer, futura madre y ser humano que eres tienes la oportunidad y la responsabilidad de ser feliz.

Categorías: Psicología de la madre Etiquetas:
Te puede gustar