4 claves para reducir la ansiedad en el embarazo

5 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Ana Couñago
El embarazo es un periodo de continuos cambios físicos. Pero también puede afectar psicológicamente. A continuación te explicamos las claves para reducir la ansiedad en el embarazo.

Durante el embarazo se experimentan muchos cambios físicos y hormonales. Por ello, es normal que las mujeres en estado de gestación vivan algún episodio de ansiedad. Debido a esta razón, hemos elaborado este artículo que describe cuatro claves para reducir la ansiedad en el embarazo.

La ansiedad es una emoción normal que se tiene en situaciones amenazantes. Además, se puede decir que es una preocupación excesiva e incontrolable. En el caso del embarazo, es común preocuparse por la salud propia y por la del bebé. Pero, cuando dicha preocupación es irracional y frecuente, y los pensamientos negativos aparecen continuamente, se puede hablar de un trastorno de ansiedad.

Causas de la ansiedad en el embarazo

Los síntomas de ansiedad en la fase prenatal pueden ser muy diversos. Por tanto, dependen de las características de cada mujer. En cuanto a las causas, se puede decir que el hecho de estar embarazada es, en sí mismo, una razón que justifica la aparición de la ansiedad.Claves para reducir la ansiedad en el embarazo.

Asimismo, existen tres factores específicos que pueden llevar a una preocupación excesiva durante el embarazo:

  • El temor al parto. 
  • La preocupación por la propia imagen física.
  • El miedo a tener un niño enfermo o con alguna malformación. 
Además, la ansiedad durante el embarazo, especialmente se da en mujeres que:
  • Han vivido anteriormente algún aborto natural.
  • Eran propensas a experimentar episodios de estrés antes del embarazo.
  • Han luchado contra la infertilidad.
  • Tienen un embarazo de alto riesgo.

“El temor agudiza los sentidos, la ansiedad los paraliza.”

– Kurt Goldstein –

4 claves para reducir la ansiedad en el embarazo

Ejercicios de relajación

La relajación es muy útil para reducir la ansiedad en el embarazo y prevenir que se repitan estos síntomas en la fase del postparto. Además, los ejercicios de relajación sirven para aprender a respirar y ayudan a tener la mente tranquila. Así, algunos de los beneficios que aportan son:

  • Disminuye la presión arterial.
  • Mejora la frecuencia respiratoria y cardíaca.
  • Disminuye la tensión muscular.
  • Refuerza el sistema inmunológico.

Practicar algún deporte o actividad física de forma moderada

Los expertos recomiendan practicar algún deporte o actividad física durante el embarazo, siempre y cuando se haga de forma moderada. Algunas actividades físicas que se pueden llevar en estado de gestación son:

  • Caminar.
  • Ejercicios conducidos por un monitor profesional, como:
    • Gimnasia.
    • Yoga.
    • Ejercicios con pesas.
    • Pilates.
  • Actividades acuáticas.

«La falta de actividad destruye la buena condición de cualquier ser humano, mientras que el movimiento y el ejercicio físico metódico la guardan y la preservan.»

– Platón – 

Buscar el apoyo de una persona cercana

Tener a alguien como confidente de vida es necesario para cualquier persona. Pero durante el embarazo dicha necesidad se ve incrementada, puesto que se experimentan muchos cambios en muy poco tiempo. Además, es beneficioso desahogarse, expresar y compartir los propios sentimientos y preocupaciones con otra persona. Alguien que esté dispuesto a escuchar activamente.

Esta persona puede ser una pareja, una madre, un padre, un hermano o cualquier familiar o amigo con quien se tenga una relación cercana y un estrecho vínculo de afecto.

«Una de las cualidades más importantes del amor es el apoyo».

– Anónimo –

Claves para reducir la ansiedad en el embarazo.

Buscar la ayuda de un profesional

La ansiedad, si se da de forma constante y habitual, puede ser catalogado como trastorno clínico. Dicho trastorno se caracteriza porque la angustia y el estrés trastocan e interfieren en las actividades de la vida diaria. Asimismo, dichos síntomas y pensamientos consumen mucho tiempo, son intrusivos e irracionales.

En el caso de cumplir estos criterios, lo mejor es acudir a un profesional sanitario, que se encargue de proporcionar la ayuda necesaria para superar la ansiedad y no perjudicar al bebé. 

En este sentido, hay que tener en cuenta que las investigaciones recientes afirman que el estrés y la ansiedad de la madre pueden afectar y tener repercusiones significativas sobre la salud mental y el desarrollo del bebé.

«Tu salud durante el embarazo, es la salud del hijo que vas a tener.»

En definitiva, cuídate física y psicológicamente para evitar posibles problemas en el desarrollo evolutivo del bebé.
  • Artal, R. (1995). Ejercicio y embarazo. Madrid: Editorial Médici.
  • Diaz, M., Amato, R., Chávez, J. G., Ramirez, M., Rangel, S., Rivera, L. y López, J. (2013). Depresión y ansiedad en embarazadas. Salus17(2), 32-40.
  • Fernández, I. O. y Tejedor, I. G. (2007). La teoría de la programación fetal y el efecto de la ansiedad materna durante el embarazo en el neurodesarrollo infantil. Revista de psiquiatría infanto-juvenil24(2, 3 y 4), 176-180.