Semana 30 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones

La semana 30 es perfecta para hacer compras y disfrutar con amigos y familiares. Descubre qué más debes saber sobre estos días en relación al desarrollo del bebé y los síntomas que podrías presentar.
Semana 30 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones
Diego Pereira

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 14 julio, 2021.

Última actualización: 14 julio, 2021

La semana 30 del embarazo es importante para el desarrollo del sistema nervioso del bebé. Es un momento perfecto para planificar algunas compras y para reflexionar sobre todas las responsabilidades que vendrán en el futuro.

No sirve de nada agobiarse, pero sí ser precavidos. Mientras más cuestiones estén organizadas al arribar el parto, menos estrés pasaremos.

¿Cómo está mi bebé en la semana 30?

A estas alturas tu bebé ya no es tan pequeño como antes. Mide unos 40 centímetros y pesa alrededor de 1,400 kilogramos. ¡Ha logrado el tamaño aproximado de un brócoli grande!

Sin embargo, todavía tiene el volumen suficiente para moverse como quiera dentro del útero. En las próximas semanas ya debería adoptar la posición ideal para el momento del nacimiento. Esto significa que girará y colocará la cabeza en hacia abajo, en el canal de parto. De no suceder, el médico evaluará si es necesario programar una cesárea.

La creación de nuevas neuronas sigue en proceso. El cerebro adquiere mayor tamaño y el bebé empieza es sensible a varios estímulos. Por ello, no está de más expresarle tu amor con palabras, caricias y hasta música.

Existe evidencia científica de que es posible que tu bebé logre ver sombras, ya que sus pupilas pueden contraerse y expandirse. Sus ojos perciben algunos destellos luz que provienen del exterior.

¿Cómo puedo sentirme en la semana 30 de embarazo?

La semana 30 es excelente para compartir en familia.
Vivir un embarazo en familia es una de las mejores opciones para disfrutar esta etapa.

¡Ya te encuentras en la recta final del embarazo! Es normal que empiecen los sentimientos de duda y algunos miedos sobre las nuevas experiencias que se avecinan. No te preocupes. Es el momento ideal para apoyarte en tus seres queridos.

Hablar con tus padres y abuelos, e incluso con las amistades que ya hayan pasado por este proceso, puede traer beneficios increíbles. En caso de sentir que la situación se está saliendo de control, es recomendable acudir con un profesional de la salud mental.

Si ya alcanzaste la semana 30 del embarazo es muy probable que te sientas identificada con los siguientes síntomas:

  • Regurgitación de alimentos: el aumento de la presión dentro del abdomen y el efecto de las hormonas sobre el músculo del tracto digestivo ocasionan reflujo gastroesofágico. De acuerdo al Servicio Nacional de Salud del Reino Unido es recomendable evitar la comida abundate antes de dormir y deberías obviar picantes y café.
  • Estreñimiento: esto también puede ser consecuencia de las hormonas que se están produciendo. A menos que la intensidad sea muy notoria, por lo general se alivia al consumir abundante agua y alimentos ricos en fibra.
  • Muchas ganas de orinar: el bebé crece cerca de la vejiga, lo que podría ocasionar compresión constante. Debes estar atenta a cualquier tipo de dolor o ardor al orinar para descartar una infección urinaria.
  • Varices: el útero puede comprimir algunos vasos sanguíneos dentro de tu pelvis y ocasionar varices en los miembros inferiores. Suelen aliviar bastante después del parto. Si son muy grandes debes acudir al médico.
  • Insomnio: es esperable que tu mente dé muchas vueltas en la noche, a pesar de que te sientas cansada. Nunca te automediques, ya que esta práctica trae consecuencias negativas para tu bebé.
  • Problemas para respirar: durante el tercer trimestre el bebé está más grande y esto lo acerca a la caja torácica. Los pulmones y el diafragma se contraen y se dificulta la respiración. Pero no es para alarmarse. Dentro de pocas semana deberá descender a la pelvis y tu respiración mejorará.
  • Contracciones de Braxton Hicks: esto es un indicio de que tu cuerpo se está preparando para el parto. Suelen aparecer cuando estás cansada, luego de tener sexo o de ejercitarte. Para atenuarlas puedes beber agua, sentarte e intentar relajarte. Si tienes tres o más en una hora llama a tu médico.

Consejos y recomendaciones en la semana 30 del embarazo

Para acomodar al bebé es posible que durante las próximas semanas tu barriga crezca más hacia arriba, por lo que debes saber desde ya algunos consejos y recomendaciones que te serán de utilidad.

  • Usa zapatos cómodos: en el último trimestre de tu embarazo la comodidad prima. Esto se debe a que todo crece, incluyendo el volumen de tus pies. Por lo general, estos se hinchan y permanecen adoloridos, así que unos zapatos holgados serán de gran ayuda.
  • Haz lo posible por tenerlo todo listo: alistar tu bolso con ropa para tenerlo siempre al lado es prioritario. Ya estamos en el tercer trimestre y no se descarta un parto prematuro. Del mismo modo, si tuvieses que salir de urgencia por un síntoma raro, es mejor que dispongas de ropa y neceseres para una estancia hospitalaria.
  • Familiarízate con los ejercicios de Kegel: son ejercicios que te permitirán fortalecer los músculos perianales y vaginales. Estos facilitan el parto si es natural, pero también evitan la incontinencia urinaria.
  • Averigua un poco más sobre el tapón mucoso: este es el nombre que recibe una sustancia de consistencia gelatinosa y blanquecina que produce tu cuerpo para bloquear la abertura del cuello uterino. Además, protege al bebé de las infecciones. Cuando se aproxime la llegada del parto el cuerpo lo expulsará.

Acudir a la consulta

Nunca se debe interrumpir la consulta prenatal. El médico te comentará cada cuánto debes ir en este último trimestre del embarazo, ya que esto varía. De todos modos, es frecuente que tengas que aumentar las consultas conforme se acerca el parto.

Si acabas de enterarte del embarazo (¡puede suceder!) o todavía no has asistido por primera vez con tu obstetra, debes ir lo antes posible. Esto es vital para detectar cualquier anormalidad en el proceso.

Estudios que me pueden solicitar

Por lo general, no suelen solicitarse estudios de rutina en esta semana todavía. Se reservan para las próximas.

Sin embargo, en algunos casos el médico podría indicarte los siguientes:

  • Biometría hemática completa: para visualizar los niveles de hemoglobina y saber si tienes anemia.
  • Química sanguínea: muy útil para medir la glucemia y detectar a tiempo un caso de diabetes gestacional de desarrollo tardío.
  • Serología para VIH: permite detectar la infección a tiempo y planificar una estrategia preventiva para que el bebé nazca sano.
  • Estudios de coagulación sanguínea: dependiendo de los resultados, el médico sabrá si tienes más probabilidades de sangrar en exceso durante el parto o cesárea. Se te solicitará ahora si tienes antecedentes propios o familiares, como la hemofilia. De lo contrario, se indicará en las próximas semanas.
  • Ecosonograma obstétrico: es primordial en cada trimestre y se podrían indicar otros más complejos, dependiendo de la salud del bebé.

Preguntas frecuentes sobre la semana 30 de embarazo

A continuación respondemos a algunas de las dudas más frecuentes de las madres durante la semana 30 del embarazo.

1. Ya estoy en la semana 30, ¿en qué mes del embarazo me encuentro?

¡Enhorabuena! Estás atravesando tu séptimo mes. Este es el principio, todavía, del tercer trimestre. La recta final ha comenzado.

2. ¿Es necesario mantener mi medicación obstétrica?

En la semana 30 pueden ser necesarios algunos medicamentos.
En los embarazos normales, puede que el médico indique algunos medicamentos para que el bebé siga desarrollándose de forma adecuada.

Sí. En caso de que el médico haya indicado en las consultas anteriores algunos medicamentos (como suplementos de hierro y de ácido fólico), debes mantenerlos a menos que el especialista prescriba lo contrario.

3. ¿Debo estar atenta a mi presión arterial?

No es necesario que estés todo el tiempo midiéndola, pero es conveniente que de vez en cuando lo hagas. También debes estar atenta a síntomas extraños, como cefalea intensa e hinchazón de las extremidades. ¡Recuerda que los casos de preeclampsia son una emergencia médica!

4. ¿Puedo tener relaciones sexuales durante esta etapa?

En la mayoría de los casos no existe contraindicación para las relaciones sexuales. Pero debes consultarlo con tu obstetra. El sexo puede provocar algunas contracciones uterinas, por lo que en ciertas condiciones no es conveniente.

¡Mejor ve preparando todo!

Ya te encuentras en la recta final. Sería excelente que vayas pensando dónde va a dormir el bebé, cómo te gustaría llamarlo y qué tipo de ropa le comprarás. ¡Aprovecha este tiempo con tu pareja, tu familia y amigos!

El tercer trimestre acelera las cosas, pero no hay que desesperar. Es clave preparar todo de antemano para llegar al parto de la mejor manera.

Te podría interesar...
Semana 31 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Semana 31 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones

La semana 31 está llena de sorpresas para ti y de avances para tu bebé. ¿Quieres conocerla a detalle? Aquí te lo contamos.



  • Bellieni, C. V., Severi, F., Bocchi, C., Caparelli, N., Bagnoli, F., Buonocore, G., & Petraglia, F. (2005). Blink-startle reflex habituation in 30-34-week low-risk fetuses. Journal of perinatal medicine, 33(1), 33–37. https://doi.org/10.1515/JPM.2005.005
  • Matthews, L. G., Walsh, B. H., Knutsen, C., Neil, J. J., Smyser, C. D., Rogers, C. E., & Inder, T. E. (2018). Brain growth in the NICU: critical periods of tissue-specific expansion. Pediatric research, 83(5), 976–981. https://doi.org/10.1038/pr.2018.4
  • Maldonado-Durán, M., Sauceda-García, J. M., Lartigue, T. (2008). Cambios fisiológicos y emocionales durante el embarazo normal y la conducta del feto. Perinatología y reproducción humana, 22, 5–14.
  • National Health Service [Updated 2020 Dec 2]. Indigestion and heartburn in pregnancy. Available from: https://www.nhs.uk/pregnancy/related-conditions/common-symptoms/indigestion-and-heartburn/
  • Reeder, C. F., Hambright, A. A., & Fortner, K. B. (2018). Dyspnea in Pregnancy: A Case Report of a Third Trimester Mediastinal Mass in Pregnancy. The American journal of case reports, 19, 1536–1540. https://doi.org/10.12659/AJCR.910725
  • Reichner C. A. (2015). Insomnia and sleep deficiency in pregnancy. Obstetric medicine, 8(4), 168–171. https://doi.org/10.1177/1753495X15600572
  • Becher, N., Adams Waldorf, K., Hein, M., & Uldbjerg, N. (2009). The cervical mucus plug: structured review of the literature. Acta obstetricia et gynecologica Scandinavica, 88(5), 502–513. https://doi.org/10.1080/00016340902852898
  • Pires, T. F., Pires, P. M., Costa, R., & Viana, R. (2020). Effects of pelvic floor muscle training in pregnant women. Porto biomedical journal, 5(5), e077. https://doi.org/10.1097/j.pbj.0000000000000077