Semana 9 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones

El cerebro, la nariz y las orejas de tu bebé se están desarrollando durante esta semana. En breve, dejaremos de llamarlo "embrión" para nombrarlo como "feto". ¿Sabes por qué? Lee más para averiguarlo.
Semana 9 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones
Leonardo Biolatto

Escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto el 26 julio, 2021.

Última actualización: 26 julio, 2021

¡Felicidades! Tu bebé está alcanzando los 2 centímetros. La semana 9 del embarazo marca el inicio del final de la etapa embrionaria. La “colita” de la médula espinal casi ni se percibe. El embrión va fortaleciéndose y tomando una apariencia más parecida a lo que conocemos, a pesar de su diminuto tamaño.

Ya puedes escuchar los latidos del corazón de tu hijo y esto sí que es emocionante. Al finalizar esta semana, el crecimiento del bebé se acelerará. Aprende con nosotros mucho más de esta hermosa experiencia.

Desarrollo del bebé en la semana 9 del embarazo

Nos acercamos al final de la etapa como embrión que, en términos científicos, marca que los órganos de base están formados. Ahora inicia la definición y el aumento de su tamaño para adquirir funciones. En pocos días nos referiremos al bebé como feto.

Tamaño del bebé en la semana 9 del embarazo

Cambios externos

El bebé ha pasado a medir alrededor de 1 pulgada de largo, con un peso de 0,07 onzas, apenas 2 gramos. Diríamos que es como una aceituna verde mediana. A pesar de su diminuto tamaño, la cabeza está un poco más redondeada y enderezada. También se han desarrollado más el cerebro, las orejas (que ya cuentan con lóbulos) y la nariz (que tiene un pequeño bulto).

También tiene la boca por completo formada, lo que generará que el bebé empiece a moverla involuntariamente, cerrándola y abriéndola. Esto cambiará en las siguientes semanas, durante las que el cerebro desarrollará las conexiones con los músculos; de esta forma, podrá generar estímulos para que haya movimientos voluntarios. O sea, tu bebé comenzará decidir cuando abrir o cerrar su cavidad bucal.

Además, los dedos de los pies y los órganos esenciales del bebé, como el corazón, el cerebro, los riñones, el hígado y los pulmones, comienzan a distinguirse mejor.

En la semana 9 del embarazo todavía no es posible que conozcas el sexo del bebé. Esto se debe a que sus órganos genitales no se encuentran en proceso de formación final. Sin embargo, el embrión ya tiene un sexo preestablecido desde que se el óvulo fue fecundado; es información genética que está almacenada en el núcleo de las células.

Este será más o menos el aspecto que tendrá tu bebé en una ecografía durante la semana 9 del embarazo:

Ecografía en la semana 9 del embarazo

Cambios internos

Durante esta etapa del embarazo se encuentra concretada la formación básica de todos los sistemas, dando paso así al proceso de conexión de los nervios. Esto se desarrollará a la par de la maduración de los órganos. Como ya te explicamos antes, estamos ante el paso inminente de embrión a feto.

Si puedes escuchar el corazón de tu bebé en la consulta, te darás cuenta de que tiene un ritmo muy acelerado. Se puede comparar al ritmo cardíaco de un adulto después de hacer 45 minutos de deporte. La sangre se está distribuyendo por todo su cuerpo.

Si pudieras observar en vivo al futuro bebé, sin mediación de una ecografía, verías su esqueleto a través de la piel. Esto se debe a la translucidez de la misma en este momento. Además, sus huesos todavía no tienen el calcio suficiente, ya que están formados por mero cartílago.

Embrión en la semana 9 de embarazo

Síntomas en la semana 9 del embarazo

Las hormonas siguen viajado por todo el cuerpo, por lo que es esperable que tu organismo esté experimentado el punto mas álgido de todos los síntomas del primer trimestre. La buena noticia es que eso disminuirá en pocas semanas. Veamos algunos signos típicos de este período e identifica aquellos que estás atravesando.

Cambios de humor

No te culpes, pues controlar las emociones suele ser difícil para la mayoría de las mujeres. Es momento de tomar tiempo para ti, descansar, leer, ver películas, caminar por el parque. Cualquier cosa que te haga despejar de las cosas estresantes del día.

Tanto la irritabilidad como la tristeza son frecuentes. No te embarques en pensamientos sobre esto que te pasa; tan solo evalúa cuánto afectan tu vida cotidiana estas variaciones bruscas, para no empañar el momento feliz de la gestación.

Micción frecuente

Dos cosas a tener en cuenta: hay mucho flujo de sangre en el área pélvica y el útero se está expandiendo. En consecuencia, esto ocasiona ganas irrefrenables de ir al baño a cada rato.

A pesar de ello, no dejes de beber agua. Te hidrates o no, el cuerpo te obligará a la micción repetitiva. Por lo tanto, no desatiendas el consumo de líquidos, en especial evitando aquellos que están prohibidos durante la gesta, como el alcohol.

Náuseas y vómitos

Si te hace sentir mejor saberlo, el 80 % de las mujeres embarazadas experimentan náuseas. No eres la única y para todas significa un trastorno.

Para disminuir esta sensación se recomienda que consumas jengibre. Puede ser que agregues un poco a tus comidas o tengas a mano caramelos con la sustancia.

Fatiga

Tu cuerpo está trabajando para hacer crecer un bebé las 24 horas del día. Es normal que te sientas cansada y que desees dormir como nunca antes. Si tu cuerpo lo pide, entonces no te prives del reposo, porque lo necesitas.

Congestión nasal

Es hora de agregar un accesorio adicional a tu cartera: un pañuelo. Es probable que lo necesites en esta época. El embarazo puede provocar una mayor secreción nasal, así que debes estar preparada para ello.

Esto sucede de manera tan habitual que hasta tiene un nombre: rinitis del embarazo. Hay estudios que han determinado que hasta casi un tercio de las mujeres gestantes lo padecen. La mala noticia es que puede prolongarse por 6 semanas; la buena es que es un trastorno benigno.

Dolores de cabeza

¿Dolores de cabeza? Tenemos a varios culpables. Las hormonas, los cambios de presión arterial, el estrés por lo nuevo y los factores de siempre, que pueden no desaparecer, como las comidas copiosas o las variaciones de temperatura entre frío y calor.

Interior del cuerpo de la madre en la semana 9 del embarazo

Consejos para ti en la semana 9 del embarazo

Es una nueva etapa y tu cuerpo, a medida que se va transformando, necesita que realices algunos cambios en el estilo de vida. Te mostramos los consejos que seguir en la semana 9 del embarazo.

Previene la acidez estomacal

Con el fin de adaptar a tu bebé al crecimiento y relajar los músculos uterinos, la hormona progesterona toma protagonismo. Además, ella ocasiona de forma indirecta acidez estomacal. Si no lo previenes a tiempo, sentirás la incomodidad. A esto debes sumar que los órganos abdominales se están colocando más arriba, presionando el estómago.

Se recomienda consumir pequeñas comidas durante el día y evitar alimentos grasos y picantes. ¡Habrá tiempo para eso después! Esto no solo evitará la acidez, sino que también reducirá las náuseas y los vómitos. Así que divide tus almuerzo y cenas en porciones para ingerir cada 2 o 3 horas.

Del mismo modo, a la noche se puede incrementar el síntoma. Este se conoce como pirosis. Es la desagradable sensación de una especie de “corbata” ácida que sube desde la boca del estómago a la garganta. Puede que te resulte más cómodo dormir con la cabecera levantada.

Compra ropa más holgada

En esta semana puede que el jean te esté quedando ajustado, pero es muy prematuro ponerse ropa de embarazada. Entonces, dale oportunidad a la ropa elástica. Quizás sea momento de salir de compras si no tienes al alcance unos joggers o unos leggings.

Hidrátate

El secreto está en el agua; tomar suficiente durante el día puede disminuir o aliviar algunos síntomas del embarazo, como los dolores de cabeza, las náuseas, el estreñimiento y la hinchazón.

Debes mantenerte hidratada de forma constante y evitar consumir mucha cafeína.

Pregunta por la pruebas genéticas

Si en tu familia hay antecedentes de afecciones genéticas o tienes 35 años o más, entonces es recomendable que le preguntes a tu médico por la prueba genética.

El médico te ofrecerá algunas alternativas, como la prueba NIPT (prueba prenatal no invasiva, según sus siglas en inglés) o la CVS (muestreo de vellosidad coriónica, también por sus siglas en inglés). Esta última se hace cuando estás con más de 10 semanas y menos de 13 semanas de embarazo.

Consume alimentos ricos en fibra

El estreñimiento suele ser uno de los inconveniente más comunes que atraviesan las mujeres embarazadas. Para prevenirlo, la mejor forma es consumir alimentos ricos en fibra como cereales integrales, verduras, frutas secas, guisantes y frijoles.

Preguntas frecuentes durante la semana 9 del embarazo

Es normal que una futura madre tenga preguntas. Más aún cuando la semana 9 del embarazo es la etapa en la que tu bebé está pasando por el inicio del cambio desde embrión a feto.

1. Semana 9 del embarazo: ¿cuántos meses son?

Si estás entrando a la novena semana, entonces te encuentras atravesando el tercer mes del embarazo. Es hora de sentirte orgullosa de tu bebé. En este momento está teniendo cambios importantes en su desarrollo.

2. ¿Debe notarse la barriga?

No, aún no. Pero sí percibirás un cambio la semana entrante. Será ligero, aunque ya las demás personas podrán sospechar con solo verte.

3. ¿Me debo realizar una prueba genética sí o sí?

Los profesionales de la salud han determinado las indicaciones de las pruebas genéticas prenatales. Esto quiere decir que se han establecido protocolos saber cuándo son convenientes.

En resumen, serían pertinentes cuando se cumplan algunos de los siguientes criterios:

  • Embarazada mayor de 35 años.
  • Antecedentes de embarazos con trastornos genéticos, como el síndrome de Down.
  • Ecografía que informó malformaciones evidentes a la vista.
  • Uno de los padres con antecedentes claros y certificados de anomalías genéticas.

Semana 9 del embarazo: el proceso de una gran transformación

El bebé está justo en el umbral para pasar de embrión a feto, lo que significa que los síntomas continúan hasta la llegada del segundo trimestre. Entre ellos, las náuseas, los vómitos y el cansancio.

¿Qué debes hacer? Toma tiempo para ti, descansa, realiza paseos, ve películas, lee algo y evita involucrarte en situaciones estresantes. Por otro lado, mantente en constante hidratación y ten una rutina nutricional saludable. Consulta a tu médico cualquier duda que te surja.

Te podría interesar...
Semana 10 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Semana 10 del embarazo: síntomas, desarrollo del bebé y recomendaciones

En la semana 10 del embarazo tu bebé pasa de ser un embrión a un feto. Descubre los cambios que experimentarán tú y tu hijo en estos días.



  • García Mendoza, Isabel María. "Efecto del jengibre dietético como método alternativo para paliar náuseas y vómitos en el embarazo." (2018).
  • Iñíguez, Camilo, and Sahba Sedaghat. "Enfrentamiento práctico a patologías otorrinolaringológicas frecuentes durante el embarazo, una revisión de la literatura." Revista de otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello 79.2 (2019): 221-228.
  • DE LA MADRE, TORRENTE SANGUÍNEO. "Prueba prenatal no invasiva." (2015).