Manchas blancas en la piel de los niños

Agetna · 31 octubre, 2017
Cualquier irregularidad en el color de la piel de los niños genera preocupación en los padres. Sin embargo, es necesario saber reconocer las que verdaderamente constituyen un problema de aquellas que no lo son.

Las manchas blancas en la piel de los niños pueden deberse a numerosas causas. Mientras que algunas de ellas son completamente inofensivas, otras pueden significar un perjuicio para su bienestar. Te contamos todo lo que tienes que saber sobre ellas y cómo identificarlas.

Es normal que, si tu hijo presenta manchas blancas en la piel, lo primero que hagas sea alarmarte. No obstante, no todas las manchas blancas que aparecen en la piel deben preocuparnos.

A continuación, te enseñamos a diferenciar aquellas manchas que solo supondrán un problema a nivel estético de aquellas que deberán ser atendidas de inmediato por un dermatólogo. Por supuesto, estas últimas son las que precisarán de un tratamiento específico.

Manchas blancas que precisan tratamiento y cuidado

Determinadas manchas blancas en la piel de los niños son síntoma de alguna enfermedad o afección más grave. Las afecciones que están relacionadas frecuentemente con ellas son:

Infección por hongos

Las manchas blancas en la piel provocadas por hongos suelen tener un relieve en los bordes y un color más claro en el centro; esto hace que sean fácilmente diagnosticadas, incluso por personas que no sean especialistas.

Cuando la piel se infecta por hongos, estos se propagan por toda la epidermis —la capa externa de la piel—. En este proceso, pueden ir haciendo que la piel pierda su coloración natural.

Las manchas blancas en la piel pueden deberse a numerosas causas.

En caso de que observes este tipo de manchas en tu piel o en la de tu hijo, es muy importante que acudas al médico y sigas sus recomendaciones. Los hongos son muy contagiosos y, si no se pone remedio a ellos, se irán extendiendo progresivamente por tu piel. Las regiones afectadas pueden causar mucha comezón y ser bastante molestas.

Los hongos, así como otros agentes como los virus y las bacterias, se encuentran por todas partes; sin embargo, es durante el verano cuando suelen ser más activos.

Esto se debe a que, con frecuencia, los niños y adultos caminan descalzos por lugares públicos como las piscinas o duchas, además de prestarse e intercambiar muchas veces la toalla, chanclas o cualquier objeto de uso personal.

“Las infecciones por hongos en la piel pueden provocar manchas blancas”

Vitiligo

El vitiligo es una enfermedad en la que el propio organismo ataca los melanocitos; es decir, a las células que dan color a la piel. Cuando los melanocitos se destruyen, la zona afectada se torna completamente blanca.

El vitiligo no causa comezón ni tiene los bordes más elevados como las manchas ocasionadas por hongos, pero sus manchas sí son más blancas que cualquier otro padecimiento de la piel. Por este motivo, pueden ser fácilmente identificadas.

Manchas blancas que no deben alarmar a los adultos

Existen manchas blancas en la piel de los niños que no deben alarmar a los adultos. Estas desaparecen con el tiempo o se quedan para toda la vida, pero no representan nada más que la propia huella que forman sobre la piel.

Lunares o manchas blancas de nacimiento

Las manchas de nacimiento y los lunareno desaparecen ni reciben tratamiento; no causan picor, no son síntomas de patología alguna ni tampoco se extienden sobre la piel. Son parte, digamos, de la identidad de cada uno.

Pitiriasis alba

La pitiriasis alba es consecuencia de la dermatitis atópica o la sensibilidad de la piel ante las agresiones ambientales. Al igual que ocurre con las manchas de nacimiento, no deben causar más preocupación que la estética.

Esta afección de la piel se manifiesta con la aparición de manchas blancas —a veces un poco más rosaditas—, ovaladas o redondas, que tienen una consistencia escamosa y son secas al tacto. Suelen aparecer en verano, cuando los rayos del sol atacan mucho más la piel y los menores están más expuestos.

“La playa, durante las vacaciones, es el escenario idóneo para que la piel del niño se ponga morena y las manchas sean más visibles”

Cicatrices

Las rozaduras, heridas o picaduras de mosquitos pueden ser motivo de la aparición de manchas blancas en la piel. Muchas veces los niños, sin darse cuenta, se rascan y provocan una pústula, lo que al sanar se convierte en una mancha de este color.

Muchas de ellas no desaparecen con el tiempo porque cuando la piel se reconstruye, simplemente no queda del mismo color que el resto. Al igual que las manchas de nacimiento, no deben preocupar a los padres.

Manchas blancas en la piel de los niños, ¿cómo evitarlas?

Si bien algunas manchas blancas en la piel no se pueden evitar, hay otras que sí es posible prevenir tomando ciertas precauciones. Por eso, te dejamos algunos consejos que deberías tener en cuenta, especialmente en verano:

  • Asegúrate de que tu hijo se coloque protector solar.
  • No dejes que se exponga al sol en las horas del mediodía, cuando la radiación es más intensa. En estas horas, intenta que esté resguardado bajo algún soporte que le proporcione sombra.
  • Haz que use gorras y gafas de sol.
  • Procura que lleve camisetas de tejido fino que le cubran los brazos.
  • Asegúrate de que se mantenga siempre hidratado, que beba abundante agua y coma frutas.

No olvides que cuidar la piel de tu hijo es cuidar su salud, por lo que la prevención constituye una herramienta fundamental. A la larga, él te lo agradecerá.