Niños que aman estar descalzos, ¿por qué?

Macarena · 11 mayo, 2016
A los niños les encanta quitarse los zapatos tanto como quitarse la ropa. Pero, ¿a qué se debe esta tendencia? Descubre sus beneficios.

Probablemente tu hijo se encuentre dentro de ese gran grupo de pequeños que aman quitarse los zapatos para poder estar descalzos en casa. Ante cualquier descuido, por mínimo que sea, se las ingenian para dejar sus pies al descubierto dado que se sienten más cómodos al experimentar la libertad de movimientos.

Pero, ¿por qué a los niños les gusta tanto andar descalzos todo el tiempo? ¿Es mejor dejarlo así o se estará fomentando un mal hábito? Despreocúpate, porque en este artículo descubrirás muchos aspectos que desconocías y pueden hacer que “olvides” el mito de las enfermedades por andar sin calzado.

Niños que aman estar descalzos, ¿por qué?

Seguramente, además de quitarse sus zapatillas el niño inmediatamente arroja sus calcetines. No es para menos, pues no se trata simplemente de la comodidad y libertad de sus pies, sino también de la observación de sus dedos y la motricidad de los mismos.

Asimismo, aunque muchas veces con su insistencia de estar descalzo el deseo del niño puede parecer una manía, capricho o la intención de “llevar la contra a los padres” a fin de llamar la atención, se trata de una necesidad más importante de lo que crees.

Es que caminar descalzo es sumamente beneficioso para los niños puesto que favorece la formación de su puente plantar ya que, como sabemos, los bebés nacen con los pies planos. De esta manera, el obviar calzado ayuda al niño a tener mejor agarre en el suelo, ganando equilibrio y evitando tropiezos y caídas.

Además, cuando un niño comienza a quitarse por sí solo el calzado, así como también sus prendas, empieza paralelamente un proceso de práctica y ensayo de sus nuevas destrezas y capacidades de la infancia. Así, la motricidad del infante va afinándose paulatinamente.

No te alarmes si tu hijo hace caso omiso a normas tan simples y claras como “no estés descalzo” o “no te quites los zapatos”. Mientras más se obstine el menor en poner a prueba la paciencia de los padres desafiando las reglas impuestas, más podrá ir reafirmando su propia personalidad.

c73dd44d987df915db2f6755a653e034

Por esto mismo, los especialistas recomiendan permitir a los niños andar descalzos mientras que permanezcan dentro de casa, como así también en la playa o en el campo. No obstante, cuando se trata del hogar, una buena opción es que lleven medias antideslizantes para no coger frío y para evitar resbalarse.

Beneficios de estar descalzos en los pequeños

Aunque no lo creas, los pies de bebés y niños tienen mayor sensibilidad táctil que las manos hasta los 9 meses de vida, por lo que revisten una enorme importancia en el desarrollo neurológico del bebé por cuanto proporcionan información sobre el mundo exterior al infante.

Además, estar descalzos les permite a los niños aumentar su percepción del espacio puesto que sus pies se encuentran en movimiento continuamente. Es decir que dejar los pies libres implica un mayor desarrollo del sistema nervioso, el cual se traduce en una correcta maduración de las habilidades motoras del chico.

Al mismo tiempo, el niño descalzo logrará, mediante la información táctil que le ofrece el pie, hacerse una idea más acertada de cómo es realmente su propio cuerpo, algo que parece tan tonto pero que es tan complicado de conformar.

Estar descalzos, algunas otras ventajas:

  • Evita hongos y sudoración en los pies del niño.
  • Ayuda al pie a adoptar una postura correcta para iniciar la marcha.
  • Al estar descalzos, las rodillas experimentan menos estrés mientras que las piernas se fortalecen.
  • Favorece la musculatura del pie y del tobillo.                                                               
  • Andar sin calzado favorece una fluida circulación sanguínea y produce una mayor oxigenación.
  • Un férreo contacto con el piso conduce a la relajación al tiempo que constituye un saludable masaje en los pies.
  • La capa gruesa de grasa que recubre el pie del bebé evita que se enferme por estar descalzo.
7de5d15a394ecceab992afc48e31d207

Consejos para mamás de niños descalzos

  • Nunca permitas que tu hijo se desplace sin calzado sobre superficies mojadas ya que puede resbalarse y caerse.
  • Chequea que en el suelo de tu casa no haya objetos con los cuales pueda lastimarse el pie.
  • Verifica que tu hogar se encuentre templado. En invierno prende la calefacción y coloca alfombras para evitar que el bebé camine sobre un suelo frío.
  • Y no te olvides de modificar tu casa para que quede segura a la etapa del desarrollo en la que te encuentras, pues es la edad en la que los niños adoran desplazarse y explorar todo su mundo.

¿Y tus hijos tienen esta costumbre de andar descalzos? Si es así, ¿a qué esperas para decirle adiós a los zapatos? No olvides compartir tu experiencia, pues cada niño es un mundo sin lugar a dudas.