Cómo enseñar sensibilidad social a tus hijos

Nadyra Muhammad · 16 febrero, 2016

Sensibilidad social es un tema amplio que abarca quizá otros como solidaridad, empatía, generosidad y algunos otros. Si es tu interés formar niños con sensibilidad social para que sean adultos generadores de bienestar en su entorno, acá te damos algunas ideas de cómo lograrlo.

Se enseña con el ejemplo

Lo primero que debes considerar para estimular la sensibilidad social en tus pequeños es que se enseña con el ejemplo. Tus hijos aprenderán rápidamente de lo que haces, de tu comportamiento y de tus comentarios, hasta de esos que haces cuando crees que no te escuchan. Se enseña con el ejemplo.

No esperes de ellos algo que tú no eres capaz de hacer, así que aprovecha este deseo que tienes por hacer de ellos mejores seres humanos, personas con valores y revisa tu postura ante las personas necesitadas o hacia el medio ambiente, seguramente encontrarás que puedes hacerte mejor persona. Eso es parte de lo maravilloso de ser padres, crecer con nuestros hijos. Nunca es tarde para comenzar.

El bienestar global comienza por el bienestar en casa

Salvar a las especies en extinción, detener el calentamiento global o dar cobijo a los refugiados seguramente que son metas muy loables pero también difíciles de alcanzar para personas individuales.

Comienza tal vez por crear un hogar más amigable con el medio ambiente y con la economía que puede impactar la vida de personas en necesidad:

  • Sé racional con el uso del agua al ducharse, lavar los platos o lavar la ropa.
  • Sé prudente con la compra y almacenamiento de alimentos. Procura no tirar ni desperdiciar nada, en internet encontrarán variadas ideas para conservar y recetas para utilizar lo que va quedando.
  • Reutiliza en casa cosas como envases de comida y bolsas plásticas. Trata de buscar nuevos usos para objetos que normalmente desecharías. Los sitios de decoración tienen ideas geniales.
  • Prueba recetas de limpiadores naturales, sin químicos para usar en casa.
  • Recuerda que lo que no necesitas hay alguien que lo está esperando. Trata de ubicar sitios donde puedas donar las cosas que ya no son útiles en casa.
  • Consume productos locales, además de ahorrar dinero, estarás contribuyendo a impulsar la economía de tu localidad.
Reciclar-ninos

Involucra a tus hijos

Todos los seres humanos nos sentimos muy a gusto cuando somos tomados en cuenta. Con los niños esto es mucho más notorio, así que involucra a tus peques en todas las labores en casa que generen el ellos sensibilidad social.

Los niños son como esponjitas que aprenden rápidamente. Seguramente te enseñarán a ti también cosas que vayan aprendiendo en el cole o que vean en la televisión.

Puedes delegarles tareas según su edad:

  • Clasificar la basura para llevarla a centros de reciclaje. Enséñale cómo debe lavar los envases, cómo compactarlos y cómo clasificarlos.
  • Encárgale recolectar agua de lluvia que después pueden usar para regar las plantas o para labores de aseo.
  • Ayúdales a hacer un centro de arte con materiales reciclados. Los niños suelen querer dibujar y hacer composiciones, enséñales a usar hojas recicladas y tantos otros materiales.
  • Estimula a que limpien y arreglen para donar juguetes en buen estado que ya no usan. Hazle saber que hay niños que lo recibirán con mucho entusiasmo. Haz lo mismo con la ropa que le queda chica.
  • Contribuye con las causas sociales que respalde el cole o la iglesia. Hazle saber de qué se trata y qué impacto tendrá la colaboración de vuestra familia.
  • Enséñale a tirar la basura en el cesto, si no hay uno cerca, pues a traer la basura a casa.

Estimula pequeñas iniciativas

Las iniciativas pequeñas suelen ser muy gratificantes para los niños porque les hace sentirse unos verdaderos héroes y les permite experimentar de manera positiva la sensibilidad social en acción. Algunas de las iniciativas que podrán llevar a cabo son:

  • Colocar carteles en los parques que frecuentan para crear conciencia ambiental con respecto al desecho de la basura, al reciclaje o al uso del agua. Déjales hacer lindos letreros y ayúdales a colocarlos en los mejores sitios.
  • Respalda sus comentarios cada vez que ellos tomen la iniciativa de explicarle a alguien algún tema de sensibilidad social.
  • Ten paciencia y sé respetuosa, seguramente todas sus iniciativas no serán exitosas, pero recuerda siempre que tu objetivo es crear sensibilidad social. Asesóralo y acompáñalo cada vez que genuinamente desee hacer algo por los demás.
Indigente_Pidiendo_Limosna

Incorpórense a iniciativas mayores

Existen organizaciones que tienen diversidad de tareas, dedicadas a hacer de este mundo un lugar mejor. Puedes buscar algunas de alcance en tu comunidad u otras de alcance más global y sumarse a los proyectos que lleven a cabo.  Generalmente en sus sitios web estas organizaciones informan cómo puedes colaborar con ellas.

Vuelve siempre a la escencia, a la sensibilidad social

No esperes a que se te presente la gran oportunidad de enseñarles a tus hijos empatía y sensibilidad social. Cada día tienes millones de oportunidades para enseñarles a ser mejores seres humanos:

  • Sé gentil al llegar e irte de un lugar
  • Cede el paso
  • Ayuda a alguien con sus bolsas o a cruzar la calle
  • Sé capaz de ponerte en el lugar de otras personas
  • Sé respetuoso con las personas que hacen de la comunidad un lugar mejor para vivir: policías, barrenderos, dependientes de tiendas. El trabajo de cada uno de ellos contribuye.