¿Puedo quedar embarazada si tengo un implante de progesterona?

Amanda3 11 mayo, 2016
Al hablar de métodos anticonceptivos sumamente eficaces, el implante de progesterona es una de las mejores alternativas. No obstante, muchas mujeres no conocen su utilidad y en qué circunstancias puede utilizarse.

Dentro de la amplia gama de métodos anticonceptivos, se encuentra el implante de progesterona. De hecho, este es uno de los más solicitados, ya que es muy eficaz. A continuación, detallaremos todo lo que hay que saber sobre este.

Otro de sus atractivos más destacables es que tiene una duración máxima de tres años a partir de su implantación. Al cabo de este período, debe eliminarse o renovarse.

A menudo, el temor hacia este implante se debe a su efecto de acción prolongada. Si bien es cierto que muchas mujeres que optan por este método lo hacen con la finalidad de evitar un embarazo, el hecho de que un anticonceptivo sea tan eficaz por tanto tiempo —en el cual se puede cambiar de opinión— resulta intimidante.

A pesar de esto, el implante de progesterona continúa siendo muy solicitado por la población femenina. Gracias a su uso, un número elevado de mujeres ha evitado embarazos indeseados.

Esto se refleja en las siguientes cifras, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud: de cada 10 mil mujeres que se adhieren al método anticonceptivo del implante de progesterona, solo 5 quedan embarazadas. En otras palabras, tiene una eficacia del 99%.

El implante de progesterona: ¿qué es?

El implante de progesterona consiste en un tubo milimétrico que se implanta vía subcutánea con anestesia local y que liberará una dosis de progestina de forma constante.

A simple vista, puede parecer una cerilla. De acuerdo al Diccionario del Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos, se define como progestina a aquella “hormona sintética que tiene algunos o todos los efectos biológicos de la progesterona”, que es una hormona femenina.

En otras palabras, el implante de progesterona es una concentración de seis cápsulas o tubos de plástico flexible con progestina que se inserta mediante una pequeña incisión en el brazo dominante de la mujer, cerca del hombro. El procedimiento debe llevarse a cabo durante los primeros días menstruales de la mujer.

El implante de progesterona se introduce vía subcutánea y es un procedimiento ambulatorio.

Estos implantes son muy efectivos como método anticonceptivo, tanto como la píldora y el preservativo, pero con la salvedad de que supone un riesgo mucho menor en cuanto a la posibilidad de que se produzca un embarazo por olvido, inconstancia, ruptura o falta de uso del método que se utiliza habitualmente. La inserción vía subcutánea garantiza su acción en los ciclos consecutivos.

Por otro lado, tanto la inserción como la remoción de un implante de progesterona consisten en un procedimiento ambulatorio —generalmente realizado por un ginecólogo, en un tiempo máximo de 15 minutos, aproximadamente.

“De acuerdo a la OMS, de cada 10 mil mujeres que se adhieren al método anticonceptivo del implante de progesterona, solo 5 quedan embarazadas”

Contraindicaciones

El implante de progesterona está totalmente contraindicado en los siguientes casos:

  • Durante el embarazo.
  • Pacientes con problemas hepáticos.
  • Mujeres con ciclos menstruales irregulares.
  • Pacientes que hayan padecido cáncer de mama.
  • Mujeres que presenten sangrados vaginales no diagnosticados.

“El implante de progesterona es un método anticonceptivo reversible”

Efectos adversos

Se ha relacionado a este método algunos efectos adversos de bajo riesgo. De esta forma, pese a que pueden haber efectos indeseados, el embarazo no supone preocupación alguna, ya que este método tiene una eficacia mayor que muchos otros, incluida la ligadura de trompas.

El implante de progesterona parece una cerilla a simple vista.

Ahora bien, entre las secuelas derivadas de la utilización del implante de progesterona, se encuentran las siguientes:

  • Acné.
  • Depresión.
  • Quistes ováricos.
  • Cefalea o migraña.
  • Sensibilidad mamaria.
  • Aumento o pérdida de peso.
  • Alteración de la presión gástrica.
  • Crecimiento o pérdida de cabello.
  • Infección en el área de la inserción.
  • No funciona como protección contra enfermedades de trasmisión sexual (ETS).

Estos efectos secundarios son muy poco comunes. Además, su superación es considerablemente rápida; se ha observado que cuando una mujer sufre alguno de estos problemas, se recupera en un período no mayor a tres meses.

No obstante, ante cualquier irregularidad, se recomienda consultar con el médico y seguir las indicaciones que este proponga.

Por otra parte, cabe destacar que no se han identificado casos en los que se produzca algún tipo de consecuencia en las cantidades de estrógeno en el cuerpo de la mujer.

En último lugar, sí es bastante común que exista una disminución en el flujo menstrual, e incluso su desaparición en muchos casos. En este sentido, el implante de progesterona ayuda considerablemente a reducir y aliviar el síndrome premenstrual.

Te puede gustar