¿Cómo aliviar la acidez durante el embarazo?

La acidez es un problema común durante la gestación. Si, en tu caso, el embarazo te está dando ardor de estómago, aquí tienes algunos consejos para detenerlo de inmediato. ¡Toma nota, pueden ser muy útiles para ti!
¿Cómo aliviar la acidez durante el embarazo?
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 08 Octubre, 2020.

Última actualización: 08 Octubre, 2020

La acidez durante el embarazo es algo que padecen muchas gestantes desde el segundo trimestre y hasta el final de esta etapa. Afortunadamente, la acidez suele ser leve e intermitente durante los nueve meses, aunque puede llegar a ser problemática.

Esta sensación de ardor en el estómago durante el embarazo es causada por una combinación de hormonas y por la fuerza que aplica el bebé al empujar los órganos abdominales. En la mayoría de los casos, la acidez durante el embarazo desaparece después del parto. Ciertamente, muchas mujeres experimentan acidez por primera vez durante el embarazo. Aunque es común y generalmente inofensiva, puede producir una sensación bastante incómoda para las futuras mamás.

La acidez durante el embarazo y sus problemas relacionados, como los gases y la hinchazón, generalmente comienzan en el segundo trimestre. Sin embargo, pueden aparecer más pronto para algunas mujeres.

¿Cómo aliviar la acidez durante el embarazo?

Afortunadamente, hay varias maneras de prevenir la acidez durante la gestación. Las mujeres que padecen esta afección pueden descansar cómodamente durante el embarazo con ligeras modificaciones en la dieta y el estilo de vida. La acidez normalmente provoca reflujo, según un estudio publicado en Pediatric Clinics of North America. Dicha situación puede condicionar negativamente la nutrición.

Aquí tienes algunos consejos para aliviar la acidez durante el embarazo:

1. Comer comidas pequeñas y frecuentes

Lo primero que se suele recomendar es ingerir cantidades de comida pequeñas y de manera frecuente. Asimismo, la última comida del día debe llevarse a cabo al menos tres horas antes de acostarse. Las futuras mamás que estén embarazadas y tengan acidez estomacal no deben irse a dormir justo después de una comida.

La acidez durante el embarazo aqueja a muchas mujeres, pero puede aliviarse fácilmente.

2. Controlar la cantidad de líquidos

Trata de no beber grandes cantidades de líquidos después de la última comida del día. Ten en cuenta que, cuanto más vacío esté el estómago a la hora de acostarse, habrán menos probabilidades de que haya reflujo de ácido.

3. Masticar chicle

Masticar chicle puede ser útil para aliviar la acidez estomacal. El chicle estimula la saliva, que contiene bicarbonato; este neutraliza el ácido que se acumula en el esófago.

4. Evitar algunos alimentos

Debe evitarse cualquier alimento específico que agrave la acidez estomacal. Entre ellos se encuentran el café, el té, el alcohol, el chocolate, los alimentos grasos o fritos, las frutas cítricas y jugos, las comidas picantes, el tomate, la menta, etc.

Asimismo, existen otros productos capaces de mejorar la sintomatología, como aquellos que contienen probióticos en su composición. Estos han demostrado ser eficaces para prevenir muchos problemas de carácter gastrointestinal.

5. Aplicar gel de aloe vera

Este agente curativo natural puede obtenerse de las hojas de plantas vivas o simplemente con la compra de gel. Por vía tópica, debes aplicar el gel en el pecho, la garganta y el abdomen. El gel de aloe vera trata con éxito la inflamación, reduce la acidez estomacal y los síntomas de reflujo ácido.

“Ser mamá no es un trabajo. Tampoco es un deber, ni mucho menos. Es sólo un derecho entre muchos otros”
—Oriana Fallaci—

6. No fumar

Las mujeres embarazadas no deberían fumar. Además de dañar al feto, este acto debilita el esfínter esofágico inferior y agrava el reflujo ácido.

7. Toma yogur o leche

Un yogur o un vaso de leche pueden aliviar la acidez estomacal. Ten en consideración que la leche de vaca puede ofrecer un alivio inmediato.

Sin embargo, algunos dicen que, con el tiempo, la acidez estomacal puede empeorar gracias a estos lácteos. Por ello, prueba la leche de nuez, de arroz o de cabra como alternativas. Calentar la leche y agregar un poco de miel puede calmar el ardor en el pecho para algunos.

8. Agua de coco

El agua de coco actúa como un gran neutralizador de ácido natural. Es de fácil acceso y puede aliviar los síntomas de acidez estomacal durante el embarazo.

Comer de a poco y evitar ciertos alimentos contribuye a aliviar la acidez durante el embarazo.

9. Acostarse sobre el lado izquierdo por la noche

Esta sencilla acción puede disminuir el reflujo ácido. En esta posición, es físicamente más difícil que el ácido refluya hacia el esófago. Ocasionalmente, puede ser necesario dormir en una silla reclinable con un ángulo de 45 grados o más.

10. Practica acupuntura

La acupuntura es segura de practicar durante el embarazo y ha estado tratando la acidez durante miles de años. Su tratamiento relajante ayuda a reducir los síntomas de la acidez estomacal, ajusta la presión esofágica, disminuye el ácido gástrico y equilibra las funciones de los órganos digestivos.

Cambia los hábitos para combatir el reflujo

En definitiva, para combatir la acidez durante el embarazo, es muy importante que modifiques algunos hábitos diarios. La práctica de los consejos anteriores te ayudará a sentirte mejor y a reducir la sensación de incomodidad que puede provocarte la acidez.

Te podría interesar...
Consejos para reducir la acidez en el embarazo
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Consejos para reducir la acidez en el embarazo

A medida que avanza el embarazo aparecen diversos síntomas, uno de los que más afecta a las mujeres embarazadas es la acidez estomacal.



  • Cheng J., Ouwehand AC., Gastroesophageal reflux disease and probiotics: a systematic review. Nutrients, 2020.
  • Mousa H., Hassan M., Gastroesophageal reflux disease. Pediatr CLin North Am, 2017. 64 (3): 487-505.

Graduado en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Santiago de Compostela, con un postgrado en Condicionantes Genéticos, Ambientales y Nutricionales del Desarrollo y el Crecimiento y un curso de Experto Universitario en Nutrición Deportiva por la UNIR.
Actualmente, trabaja como nutricionista en una clínica y en el Real Club Deportivo de La Coruña S.A.D.